Connect with us

Economía

La reforma del RETA dejará a los autónomos con una pensión 380 euros más alta

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


  • Las cuotas subirán debido a cotización por ingresos reales, pero nivelará la jubilación a la de los asalariados.


Para el actual sistema público de pensiones, conllevará una recompensa futura el cotizar por los llamados ingresos reales, aunque dados los problemas estructurales y los niveles de facturación que traen consigo miles de trabajadores autónomos, puede suponer un gran esfuerzo a día de hoy. Instaurar un sistema como este conllevará el pago de 144,49 euros más al mes a la Seguridad Social, pero la futura pensión aumentará en 377,92 euros.

El sistema de cotización empleado actualmente, es un modelo libre en el que se establecen una base mínima y una máxima de cotización, pero este será reemplazado por un modelo en el que se tendrán en cuenta los ingresos netos. Los efectos serán importantes sobre los más de tres millones de personas que se encuentran en este grupo dentro del régimen de la Seguridad Social, dentro del cual la mayoría tendrá que cotizar más, pero una minoría podría llegar a cotizar menos.



Para saber si es un cambio sensato, encontramos estudios que dan a conocer los problemas que acarrea a día de hoy el sistema publico de reparto entre los trabajadores del Régimen General, que han de atenerse a una serie de normas de cotización en relación a su salario, frente a los trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que han disfrutado de la condición de elección de cuánto cotizaban al sistema público, además de planes de pensiones e instrumentos de ahorro a largo plazo.

Foto: Google

Incremento de las recaudaciones

Si se termina por cambiar la norma se creará un nuevo marco dentro del ámbito de las pensiones. Para empezar, encontramos un escenario central en el que la referencia la marcan la cuantía de los ingresos reales medios, que es de 1.416,60 euros (1,5 veces la base mínima de cotización actual). Si partimos de ahí, 2.915.976 autónomos cotiza por debajo de 1,5 veces al cierre de 2020. Estas serían las personas hacia las que va dirigida la reforma, aunque podría tener un efecto inesperado para aquellos que se estaban por encima de este punto antes de las crisis del coronavirus.

Por otro lado, podemos calcular cuál sería la variación de la base de cotización y con ello de la cantidad cotizada mensualmente. Si la cuota mensual cotiza por ingresos reales pasaría a ser de 433,48 euros, de los 288,99 euros actuales. Esto supone un aumento de la recaudación de 5.055,95 millones de euros para la Seguridad Social. Así, un autónomo tiene que cotizar 144,49 euros más al mes en este tramo, lo que supondría 1.733,88 euros al año.

Foto: tododisca

Se prevé que con las circunstancias actuales del sistema de reparto, este “sacrificio traerá consigo una compensación importante en el futuro. Si se aplica una tasa de reemplazo del 80%, la pensión media de un autónomo que cotiza por 1,5 veces la base mínima sería de 1.133,44 euros, cuando antes se situaba en unos 755,52 euros. Es decir, supondría un aumento de 377,92 euros al mes, por lo que estarían al mismo nivel que los trabajadores del Régimen General.

Para terminar, estas nuevas medidas están siendo examinadas por gran parte de los 355.767 autónomos que cotizan por encima de 1,5 veces la base mínima y su facturación real ha descendido abruptamente debido a la crisis por la pandemia. Encontrarían incentivos para reducir su cotización, debido a que estarían sobrecotizando por sus bases actuales, las cuales dejarían de estar correlacionadas con su actividad económica. Si todo esos autónomos empezaran a cotizar por sus ingresos reales, suponiendo que dichos ingresos desciendan hasta la media de 1,416,60 euros, la media restaría 1.413,55 millones de euros de recaudación por cotizaciones. Si llegara a darse esta situación, podría provocar una grave crisis para todos los autónomos.

Comentarios