Connect with us

Economía

La Reserva Federal, preparada para la retirada de estímulos

Los mercados están pendientes de cualquier mensaje que indique un incremento de los tipos de interés

Sede de la Reserva Federal. (Foto: CNN)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

La Reserva Federal, preparada para la retirada de estímulos

Los mercados están pendientes de cualquier mensaje que indique un incremento de los tipos de interés

Sede de la Reserva Federal. (Foto: CNN)



No por ser una situación esperada ha dejado de tener interés y de provocar expectación. El Comité de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal estadounidense mantiene hoy una reunión en la que va a anunciar la reducción del programa de adquisición de deuda puesto en marcha para contrarrestar los efectos de la crisis provocada por la Covid.

El consenso del mercado prevé que se apruebe un tapering gradual que se implementaría a razón de 15.000 millones de dólares mensuales. La FED pasaría de comprar activos por valor 120.000 millones de dólares al mes a adquirir deuda por importe de 105.000 millones.



La medida comenzaría a ser implementada este mes de noviembre, de manera que el proceso se pueda dar por finalizado a mediados del año próximo. En Renta 4 señalan que “esta retirada de los estímulos monetarios se basa en que, a pesar de que la recuperación económica continúa adelante, persisten los riesgos, a la vez que la recuperación del mercado laboral sigue estando incompleta (aún cinco millones de empleos por debajo de niveles pre-Covid) y por tanto es preciso que se intensifique el ritmo de creación de puestos de trabajo para llegar al pleno empleo”.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal. Foto: (Reserva Federal)

A esto hay que añadir que la economía estadounidense está creciendo a un ritmo muy tenue. En el tercer trimestre del año, el PIB apenas ha crecido un 0,5% en tasa intertrimestral es decir, comparado con el trimestre anterior. En este contexto, no parece que sea el mejor momento para la retirada de estímulos ya que, además, hay otro elemento que se ha convertido en la gran preocupación de las principales economías mundiales y que va a estar muy presente en la reunión de la FED: la inflación.

La alta inflación puede poner terminar provocando una hipotética subida de tipos, una medida que, unida a la cancelación paulatina del programa de compra de deuda, puede restar impulso a la ya discreta recuperación del PIB. En un principio no está previsto que en la reunión de hoy se tome decisión alguna al respecto y que la FED mantendrá los tipos de interés de referencia. Sin embargo, el mundo de la economía, y particularmente los mercados, se mueven tanto por las sensaciones como por los hechos concretos. De la sensación que dé el presidente de la FED, Jerome Powell, tras le reunión del FOMC, va a depender la reacción de los mercados.

“Si los inversores atisban algún cambio de criterio sobre la ‘transitoriedad’ de la alta inflación, ello podría ser interpretado como que el banco central estadounidense está ya pensando en empezar a subir sus tipos de interés de referencia, algo que ha venido negando desde hace meses y que el mercado no acaba de creerse, ya que los futuros descuentan en estos momentos dos alzas de 25 puntos básicos en 2022. Si la palabra ‘transitoriedad’, con la que la Fed ha venido calificando al repunte de la inflación, desaparece del comunicado post reunión del FOMC, es muy factible que las bolsas y los bonos reaccionen negativamente”, señalan en Link Securities.

Hasta ahora, los bancos centrales se han dedicado a lanzar mensajes tranquilizadores en los que aseguran que la elevada subida de precios es algo transitorio y que casi va a desaparecer sin que tengan que intervenir.  Este mensaje, por mucho que ha sido repetido, no ha servido para calmar los ánimos. La crisis energética y los problemas en las cadenas de suministro han alimentado la escalada de precios y la expectativa de alzas de tipos, desatando la corrección en la renta fija y la renta variable. Esto, además en un contexto en el que no se vislumbran soluciones a corto plazo para ninguno de los principales problemas que están provocando el alza de los precios.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos. (Foto: Creative Commons)

De momento, el mensaje monolítico sobre la transitoriedad de la inflación ya muestra su primer agrieta. Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos aplazó la semana pasada la estabilización de los precios a «mediados o finales de 2022. Hasta ahora, la secretaria del Tesoro decía que la inflación iba a empezar a moderarse a finales de este año. De este modo, la moderación de los precios ha sido aplazada doce meses.

Los analistas parecen creerse más a Yellen que a Powell o a Christine Lagarde, presidenta el Banco Central Europeo y otra de las férreas defensoras de la teoría de la transitoriedad de la inflación. Los mercados apuestan por la subida de tipos de interés en el otoño del año próximo lo que, en el caso de la Eurozona, sería el primer incremento de los tipos de interés en 11 años. Este incremento en los tipos también es una hipótesis que se está manejando en el caso de Estados Unidos, que según algunas previsiones podría enfrentarse a un incremento de los tipos de interés a finales de 2022. De momento, el Banco de Noruega ya ha subido tipos y esta semana podría seguir el mismo camino el Banco de Inglaterra. Según las proyecciones realizadas por los miembros de la FED, ya en septiembre la mitad de ellos apuntaba a un alza de tipos en 2022, un año antes a lo inicialmente previsto.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments