Connect with us

Economía

La subida del SMI eleva las bases mínimas de cotización del Régimen General

La Seguridad Social aumentará su recaudación en más de 220 millones de euros

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, de Cepyme, Gerardo Cuervas, y de ATA , Lorenzo Amor. (Foto: Diario de Sevilla)

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

La subida del SMI eleva las bases mínimas de cotización del Régimen General

La Seguridad Social aumentará su recaudación en más de 220 millones de euros

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, de Cepyme, Gerardo Cuervas, y de ATA , Lorenzo Amor. (Foto: Diario de Sevilla)



El número de hoy del Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba hoy el decreto por el que se incrementa el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los mil euros mensuales en 14 pagas. Este incremento, repercute en el empresario, y no solo por el hecho de que va a ver incrementado su gasto en nóminas en el caso de tener contratadas a personas que cobren el SMI.

Una de las cuestiones a tener en cuenta es el alza de las bases mínimas de cotización del Régimen General. La base mínima sobre la que se aplica el porcentaje a pagar de las cuotas sociales se coloca en 1.167 euros al mes, frente a los 1.050 euros establecidos antes de la revisión al alza del SMI.



Es muy importante tener en cuenta que la subida del salario mínimo tiene efectos retroactivos al 1 de enero de este año, lo que implica que las empresas, además de abonar a los trabajadores la parte de la subida salarial de enero, tendrán que hacer un abono extraordinario a la Seguridad Social de las cuotas no abonadas durante el pasado mes de enero.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (Foto: Moncloa)

Sin apoyo de los empresarios

Las dos últimas subidas del SMI no han contado con el apoyo de los empresarios. Tanto CEOE como Cepyme se han mostrado radicalmente en contra de esta subida ya que consideran que las empresas no han superado aún la crisis provocada por la pandemia, lo que les hace tener aún una situación delicada. Partiendo de esta base, los empresarios consideran que el aumento de salario mínimo se produce en un mal momento porque, al incremento de los costes de producción como consecuencia de la elevada inflación y del precio de la energía, se unirá el aumento de los costes por empleado que, según los datos que maneja la CEOE, estaría en torno a 1.500 euros.

Los empresarios también sostienen que las sucesivas revisiones del SMI, que desde 2019 acumulan subidas del 35%, está expulsando a los más débiles del mercado laboral y, en muchos casos, condenándolos a la economía sumergida.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido la subida del SMI a 1.000 euros y ha descartado que existan pruebas reales de que esta medida tengas efectos negativos sobre la creación de empleo. «Frente a todo el griterío y los discursos acientíficos que venimos escuchando en los últimos dos años de que el SMI destruye empleo», ha sostenido la también ministra de Trabajo, «no hay ningún dato en nuestro país que advere con rigor esta realidad».

El SMI ha subido un 35% desde 2019. (Foto: Google)

En cualquier caso, y más allá del intercambio de puntos de vista entre el Gobierno y los empresarios, los beneficiarios por el aumento del SMI no se quedan solo en el campo de los trabajadores que ven aumentados sus ingresos.

La Seguridad Social sale ganando

La Seguridad Social va a ser otra de las grandes favorecidas por la medida como consecuencia de la subida de las bases de cotización asociada al aumento del salario mínimo interprofesional. Solo en concepto de gasto de cotizaciones al SEPE, por ejemplo, se recaudarán 110,5 millones de euros adicionales.

Además, se estima que por cada punto de incremento el SMI los ingresos de la Seguridad Social aumentarán en 33,6 millones de euros en el Régimen General. Teniendo en cuenta que el SMI ha subido un 3,6%, los ingresos extra ascienden a 119 millones. A esto hay que sumar 11,9 millones del sistema agrario; 10,9 millones de las personas empleadas de hogar; 63,1 millones de perceptores de prestaciones de desempleo y 15,4 millones de los convenios especiales. En definitiva, se calcula una recaudación adicional en concepto de ingresos por cotizaciones sociales de 220.400.00 euros.

La Agencia Tributaria incrementará su recaudación por el aumento de SMI. (Foto: Google)

Otro de los efectos positivos en las arcas públicas es la repercusión en los subsidios para desempleados del SEPE (a modo de ejemplo, los subsidios para mayores de 45 años con cargas familiares y para mayores de 52 años, o el subsidio extraordinario por desempleo, tienen como requisito, para el posible beneficiario, de la carencia de rentas superiores al 75% del salario mínimo, por lo que una subida implicaría abrir el abanico a más personas para acceder a los mismos).

Además, los ingresos de la Agencia Tributaria por retenciones del trabajo a cuenta del IRPF también se verán favorecidos. La base general es mayor y, además, en algunos casos aumentará el tipo a aplicar (porcentaje del sueldo a detraer), pasando al siguiente tramo de cotización.

Sin embargo, al incrementarse las bases de cotización de los trabajadores, aumentará considerablemente el gasto en pensiones de jubilación, así como los importes del resto de prestaciones y pensiones (como la incapacidad permanente) derivadas de la acción protectora de la Seguridad Social.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments