Connect with us

Economía

Las bolsas comienzan una semana con muchos frentes económicos abiertos

La Ibex sufre ligeras pérdidas y cae por debajo de los 8.900 puntos

Las bolsas tienen por delante una semana intensa. (Foto: elcorreo).

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 4 min

Publicado


Comentar


Economía

Las bolsas comienzan una semana con muchos frentes económicos abiertos

La Ibex sufre ligeras pérdidas y cae por debajo de los 8.900 puntos

Las bolsas tienen por delante una semana intensa. (Foto: elcorreo).



La semana pasada se caracterizó por la alta volatilidad en los mercados, aunque el Ibex logró cerrar el viernes con un balance positivo. Esta semana tampoco parece que las cosas vayan a ser tranquilas.

De momento, al menos se ha logrado posponer uno de los elementos que más quebraderos de cabeza daban a los mercados: el techo de deuda de Estados Unidos. Después de largas discusiones, el Senado estadounidense aprobó el pasado jueves suspender el techo de endeudamiento hasta diciembre para evitar así que el país incurra en una suspensión de pagos de su deuda nacional el 18 de octubre. Esta semana está previsto que la Cámara de Representantes ratifique la ley aprobada en el Senado y que ésta sea sancionada por el presidente Biden. Antes del 3 de diciembre, el Congreso deberá aprobar un nuevo techo de endeudamiento para evitar que Estados Unidos entre en default.

Aunque este importante problema ha sido aplazado, los mercados tienen que estar atentos a una serie de cuestiones que pueden influir en en el ánimo de los inversores. En primer término, no parece remitir la crisis energética que afecta a Europa. Aún no han sido solucionados los problemas de reservas de gas, que están haciendo que el precio de este combustible esté por las nubes. A su vez, el descontrol en el coste del gas está afectando al precio de la electricidad, que está aún más disparado que el del gas.

El precio de la electricidad influye de manera fundamental en la inflación, que está alcanzando cotas desconocidas en años. Precisamente este miércoles se va a conocer el Índice de Precios al Consumo de Estados Unidos. Aunque no parece que esté en la agenda de la Reserva Federal, lo cierto es que una inflación descontrolada puede llevar a un incremento de los tipos de interés con más celeridad de lo esperado en la primera potencia del mundo.

De momento, el Banco de Inglaterra ya ha dado indicios que apuntan a una subida de tipos inminente, según asegura Banca March. Uno de los miembros del Comité de Política Monetaria, Michael Saunders, ha sugerido este fin de semana que las familias deben esperar una subida de tipos de interés mucho antes de lo esperado. Horas antes, el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, advirtió de un potencial y dañino periodo de inflación si los reguladores no hacen nada por evitarlo. En su última reunión, el Banco de Inglaterra aumentó sus advertencias contra una inflación que sitúan en el 4% a final de año, debido a los altos precios de la energía, las disrupciones en las cadenas de suministros y los crecientes salarios en algunas industrias.

Precisamente los problemas en las cadenas de suministros a las que hace referencia el Banco de Inglaterra van a ser otra de las cuestiones que pueden influir en el devenir de los mercados esta semana. Algunas industrias, como por ejemplo la del automóvil, están viendo muy afectada su producción ante el retraso de componentes procedentes de Asia donde, especialmente en China, se han producido problemas de suministro eléctrico que han influido en la producción de no pocas factorías.

Link Securities señala en un informe que otro factor que está influyendo en la caída de la producción de algunas empresas es la falta de personal cualificado que pueda cubrir ciertos puestos. Este problema no solo sería de Reino Unido, que tiene graves complicaciones por el cierre de las fronteras a la inmigración tras el Brexit, sino que se haría extensible a Estados Unidos, que creó en septiembre muchos menos empleos no agrícolas de lo esperado.

Por último, está la ya enquistada crisis del sector del sector inmobiliario en China, que puede terminar afectando a su sector bancario si no se corta de raíz el problema.

Grandes empresas de Estados Unidos presentan esta semana resultados. (Fuente: Economist & Jurist).

Todo esto se va a ver aderezado con el inicio de la publicación de resultados trimestrales en Wall Street, algo que va a terminar siendo uno de los principales focos de atención de los inversores.

De momento, las bolsas han comenzado la semana como terminaron la semana pasada, ligeramente a la baja. El Ibex concluyó la jornada de ayer con una caída del 0,63% y se sitúa a las puertas de los 8.900 puntos.

Destacan las caídas de Endesa (-3%), Inditex (-2,2%), Indra (-1,8%) y Naturgy (-1,7%). Entre los ganadores, las siderúrgicas ArcelorMittal y Acerinox, con alzas de más del 3%. También IAG sube un 1,5%.

El precio de la energía sigue siendo la mayor losa para las bolsas del Viejo Continente. El petróleo Brent cotiza cerca de los 84 dólares por barril, y el West Texas, en el entorno de los 81. Las alzas de ambos rozan el 2%.

El escenario inflacionista está afectando a la deuda soberana. Los rendimientos están subiendo en prácticamente todo el planeta. El bono español a 10 años paga el 0,5%; el alemán al mismo plazo continúa en negativo, pero cada vez menos (-0,13%, frente al -0,5% de hace unas semanas). La posibilidad de que el BCE hago lo mismo que la Fed y comience a retirar los estímulos antipandemia provocan una caída de los precios y una subida de las rentabilidades. El Tesoro estadounidense paga ya el 1,6% de interés por los bonos a diez años.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments