Connect with us

Economía

Países en los que las criptomonedas están prohibidas

Amparándose en motivos políticos, religiosos o económicos, varios Estados persiguen los activos digitales

A pesar de su éxito, las criptomonedas no son bien recibidas en todos los países. (Foto: E&J)

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

Países en los que las criptomonedas están prohibidas

Amparándose en motivos políticos, religiosos o económicos, varios Estados persiguen los activos digitales

A pesar de su éxito, las criptomonedas no son bien recibidas en todos los países. (Foto: E&J)



Tanto la Unión Europea como Estados Unidos están analizando vías para regular el mercado de criptomonedas. La alta volatilidad de estos activos, la casi total ausencia de normas que regulen su funcionamiento y el temor por parte de los bancos centrales a que las criptodivisas puedan terminar sustituyendo a las monedas de curso legal ahora existentes, son algunos de los motivos que están detrás de esta regulación.

Aun cuando la aplicación de determinadas normas puede recortar de algún modo los, según algunos excesivos, márgenes de libertad en los que se mueve este mercado, esta regulación no quiere decir que las criptomonedas vayan a ser prohibidas. Esto, sin embargo, no es la tónica general en todo el mundo. Hay países en los que la utilización de criptomonedas o el minado de las mismas está prohibido o se ha visto sujeto a duras regulaciones.



China se ha convertido en el enemigo de las criptomonedas por antonomasia, sobre todo con las medidas adoptadas este año. Las autoridades chinas han calificado de ilegales todas las actividades relacionadas con criptomonedas. Los servicios que ofrecen negociación, comparación de pedidos, emisión de tokens y derivados para monedas virtuales están estrictamente prohibidos. Esta prohibición se extiende incluso a los intercambios de criptomonedas en el extranjero que brindan servicios en China continental.

Asimismo, el Banco Popular de China ha advertido que “los intercambios de divisas virtuales en el extranjero que utilizan Internet para ofrecer servicios a los residentes nacionales también se consideran una actividad financiera ilegal” y, además, “las instituciones financieras y las instituciones de pago no bancarias no pueden ofrecer servicios a las actividades y operaciones relacionadas con las monedas virtuales”.

Sede del Banco Popular de China, que ha declarado ilegales las criptomonedas. (Foto: Google)

En el caso de Argelia, el país magrebí prohíbe el uso de criptomonedas desde la aprobación de una ley financiera en 2018 que hizo ilegal comprar, vender, usar o mantener monedas virtuales. Bolivia es un acaso parecido, ya que el Banco Central del país prohíbe el uso del bitcoin o cualquier otra moneda no regulada por un país o zona económica desde 2014.

Problemas a las transacciones

En Colombia no se puede decir exactamente que las criptomonedas estén prohibidas, pero lo cierto es que en el país no se permite que las instituciones financieras faciliten las transacciones de bitcoin. Según una norma publicada por la Superintendencia Financiera del país en 2014, los bancos no pueden «proteger, invertir, negociar o administrar operaciones de dinero virtual».

En India no han manifestado, de momento, su intención de prohibir el bitcoin o las altcoins. Sin embargo, el país se está volviendo cada vez más hostil hacia las criptomonedas. El Gobierno estuvo sopesando a principios de año la posibilidad de prohibir la posesión, emisión, minería, comercio y transferencia de criptoactivos. No obstante, según ha ido avanzando el año la postura se ha ido suavizando algo y la postura de los legisladores se orienta a la aprobación, a finales de año, de una serie de nuevas regulaciones para disuadir la inversión en criptomonedas.

El Gobierno de India obstaculiza la inversión en criptomonedas. (Foto: Google)

En contra de la Ley de Dios

Las criptomonedas no entienden de país, forma de gobierno o religión a la hora de extenderse. Otra cosa es que se pueda utilizar la religión para impedir su desarrollo.

El Dar al-Ifta de Egipto, el principal organismo asesor islámico del país, emitió un decreto religioso en 2018, clasificando las transacciones de Bitcoin como haram, algo prohibido por la ley islámica. Si bien no es vinculante, las leyes bancarias de Egipto se endurecieron en septiembre de 2020 para evitar el comercio o la promoción de criptomonedas sin una licencia del Banco Central.

Por su parte, el consejo nacional de eruditos islámicos de Indonesia ha declarado prohibido el comercio de criptomonedas como bitcoin para los musulmanes a través de una fatwa, un fallo religioso no vinculante, en la que la criptomoneda es considerada haram. Al igual que ocurre en Egipto, este fallo no es vinculante para las autoridades el país, pero este tipo de decisiones religiosas suelen ser tenidas en cuenta de un modo u otro. No obstante, y aunque solo sirva como ejemplo anecdótico que indica la fuerza de las criptomonedas en Indonesia, en la actualidad hay más 6,5 millones de personas que invierten en el mercado de criptomonedas, más de las que invierten en los mercados de valores tradicionales.

Aunque prohíbe el comercio de criptomonedas extraídas en el extranjero, Irán ha alentado la minería de bitcoin en el país. (Foto: Google)

Irak es otro de los países a los que no les gustan las criptomonedas. A pesar de los esfuerzos sostenidos de las autoridades para bloquear su uso, las criptomonedas se están volviendo cada vez más populares. El Banco Central de Irak ha sido particularmente hostil. En 2017 emitió una declaración, aún vigente, que prohíbe su uso. A principios de 2021, el Ministerio del Interior del Gobierno regional de Kurdistán emitió una guía similar para detener las casas de bolsa y los intercambios que manejan criptomonedas.

Terminamos con un caso curioso, el de Irán. El Banco Central del país prohíbe el comercio de criptomonedas extraídas en el extranjero. Sin embargo, ha alentado la minería de bitcoin en el país con incentivos. Alrededor del 4,5% de la minería de bitcoin del mundo se lleva a cabo en Irán, que, según la firma de análisis de blockchain Elliptic, podría representar ingresos de más de mil millones de dólares. Para que prospere la industria de la criptografía, Irán ha ofrecido energía barata a los mineros con licencia, pero requiere que todas las criptomonedas extraídas se vendan al Banco Central.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments