Connect with us

Economía

Plataformas de Crowdfunding como herramienta para la financiación de las StartUps en España

"Existen varios modelos de microfinanciación para poder sacar adelante una startup"

(Foto: E&J)

Socio fundador de Outsourthink

Tiempo de lectura: 3 min



Economía

Plataformas de Crowdfunding como herramienta para la financiación de las StartUps en España

"Existen varios modelos de microfinanciación para poder sacar adelante una startup"

(Foto: E&J)



El crowdfunding es una de las herramientas de financiación más populares que usan los emprendedores para poder dar un impulso a sus negocios. En su definición, el crowdfunding, también conocido como miromecenazgo, es un término que hace referencia a un mecanismo de financiación colectiva de proyectos, en las que, a través de plataformas online, cualquiera puede realizar aportaciones para un determinado proyecto (o iniciativa).

Lo esencial de este tipo de financiación es que se prescinde de la tradicional intermediación financiera con las entidades bancarias, teniendo sus ventajas, aunque también sus inconvenientes.



La parte positiva es que los propios inversores se convierten en embajadores de marca del propio proyecto, además de que se prescinde de cualquier tipo de relación con las entidades bancarias. Por otro lado, el hándicap es el riesgo inherente a cualquier inversión en una fase tan temprana del que será el futuro negocio, ya que se encuentra en una etapa muy inicial en la que no se ha definido las características del proyecto.

La financiación a través de crowdfunding ha ido creciendo a lo largo de estos últimos años y se ha afianzado tanto como alternativa totalmente viable en España. De ahí, que haya sido regulada por el Gobierno a través de lo que se ha llamado ley de Fomento de la Financiación Empresarial (ley 5/2015), en la que se establecen unos mecanismos de control y protección, tanto para los promotores como para los inversores. Así, España se sumó a otros países que ya tienen una ordenación sobre esta cuestión, como Alemania, Italia o Francia.

(Foto: E&J)

Tipos de crowdfunding

Existen varios modelos de microfinanciación para poder sacar adelante una startup, e incluso hay algunas adaptadas a cada sector (para proyectos culturales, financieros, tecnológicos, etc). ¿Cómo funcionan? Te dan un espacio y los medios para que consigas esa financiación, a cambio de un porcentaje, a veces por cada ingreso (normalmente entre el 1 y el 8%) y, a veces, por el medio de pago o por la cifra completa conseguida.

Independientemente de esto, los tipos de crowndfunding que hay son:

  • De recompensa: consiste en dar una recompensa a cada persona que da una aportación. Hay que puntualizar que dicha recompensa no puede ser económica, será, en todo caso el producto o servicio en su fase de pre-venta. Algunas de las plataformas más conocidas, entre muchas otras, son Indiegogo, Verkami, Ulule o Kickstarter.

A tener en cuenta: este tipo de financiación está sujeta al pago del IVA.

  • De donación: normalmente se recurre a esta para lanzar proyectos solidarios, con un carácter humanitario o social. Teniendo en cuenta esto, los donantes no reciben nada a cambio. Dos de las más conocidas es GoFundMe y CrowdRise.

A tener en cuenta: podrás beneficiarte de desgravaciones fiscales.

  • De préstamo: en este sentido, el también conocido como crowdlending, es el más parecido a pedir liquidez a una entidad financiera. A los prestamistas, es decir, los que aportan ese capital, hay que devolverles el dinero, junto a una comisión. Este tipo de plataformas, por su funcionamiento, estudian la viabilidad de cada startup, estableciendo, en base a ello, su parte de comisión. Entre las más importantes, se encuentran LendingClub, Mintos y Bondora.
  • De inversión: también es un método de crowdfunding que se acerca más a una relación bancaria que las dos primeras de las que he hablado. La esencia de la financiación de inversión es que los inversores acaban entrando dentro de la futura empresa, ya que reciben, a cambio de su inversión, una participación en el capital social. La relación que se establece es más profesional, entre el que aporta y la startup, ya que existen unos riesgos inherentes a la inversión. Entre las más conocidas, está Crowdcube y EquityNet.

A tener en cuenta: el crowdfunding de inversión no solo está enfocado a startups que se encuentran en su etapa inicial, sino también a las que están en la fase growth stage o de expansión.

Como ya habrás comprobado, el crowdfunding es una alternativa muy a tener en cuenta a la hora de financiar un proyecto, ya que ofrece la posibilidad de recaudar los fondos necesarios para darle el impulso que necesita.

Lo importante es contar con una idea de negocio afianzada, un buen asesoramiento financiero y estar rodeado de un equipo de profesionales que harán que una startup despegue y se acabe convirtiendo en un negocio rentable.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments