Connect with us

Economía

¿Puede ser este el peor verano en años para Wall Street?

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


  • La bolsa y la teoría del ciclo expansivo vaticinan que sí.
  • Desde Deutsche Bank pronostican que, tras alcanzar el pico de expansión, las caídas pueden ser cercanas al 10%.


 

Desde Deutsch Bank auguran que una vez que la economía se encuentre en el momento más álgido de crecimiento, las caídas en Estados Unidos pueden estar en torno al 10%. De hecho, una de sus estrategas jefe en Estados Unidos, Binky Chadha, ha confirmado que prevé una “consolidación significativa” en la bolsa con hundimientos de entre el 6% y el 10% una vez que el ritmo de crecimiento económico se paralice.



La estratega fundamenta su teoría en la evolución del indicador de evolución americano ISM. Y es que dicho indicador alcanzó hace unos días su punto más álgido después de diez meses en continuo crecimiento. Destaca Chadha que “el crecimiento del ISM alcanza su punto máximo alrededor de un año (10-11 meses) después de terminar la recesión, justo en el punto en el que pareceríamos estar”.

Aunque el ISM pueda mantenerse estable mientras se sitúe cerca de los máximos, el experto recalca que la bolsa puede bajar hasta un 5,9% de media. (Fuente: Economist & Jurist).

Además, explica que los indicadores de crecimiento cíclico y la evolución de las acciones guardan relación entre sí, ya que “una disminución en el ISM desde su máximo debería provocar una venta masiva de acciones; y cuanto mayor sea la disminución, mayor será la venta masiva de acciones”.

Cabe destacar que el ISM es un indicador económico que se elabora a través de la realización de encuestas a empresas estadounidenses, las cuales responden a cuestiones sobre sus pedidos, niveles de producción y contratación. Una vez analizadas las respuestas, el índice resultante anticipa la actividad del sector comercial y de servicios, del sector manufacturero y ayuda en las previsiones sobre la evolución del PIB en Estados Unidos.

Pero esta no es la única labor del ISM, también realiza previsiones sobre los beneficios que tendrán las empresas. Así, el PMI (Índice de Gestores de Compras en español) que elabora el ISM está valorado como uno de los indicadores que mejor pronostican el crecimiento empresarial y el económico. Por ello, tras analizar sus datos más recientes y observar cómo ha alcanzado máximos históricos, desde Alger declaran: “Creemos que sus recientes máximos pueden implicar un crecimiento del 20%-40% en los beneficios por acción del S&P 500 hasta los 200 dólares por acción, lo que podría proporcionar apoyo al mercado de valores”. Pero hasta la semana que viene, una vez comience la época de resultados, no se sabrá si las noticias para el mercado serán positivas.

Aunque el ISM pueda mantenerse estable mientras se sitúe cerca de los máximos, el experto recalca que la bolsa puede bajar hasta un 5,9% de media. De hecho, el S&P 500 ha llegado a caer un 8,4% de media después de anotar máximos en el ISM.

Sin embargo, para la estratega jefe de Deutsch Bank, hay un tema relevante que no ayuda al crecimiento económico y es la exposición a la renta variable. Así, opina que la bolsa ya se ha beneficiado de buena parte de la recuperación económica, por lo que excluye que en los próximos tres meses las caídas puedan ser aún mayores que ese 10%.

Comentarios