Connect with us

Economía

¿Qué es la Gran Renuncia?

Empleados de todas las industrias y diferentes profesiones dejan de manera masiva sus empleos en EEUU

El 2,6% de los empleados está cambiando de trabajo en EE.UU. (Foto: Google)

Tiempo de lectura: 5 min



Economía

¿Qué es la Gran Renuncia?

Empleados de todas las industrias y diferentes profesiones dejan de manera masiva sus empleos en EEUU

El 2,6% de los empleados está cambiando de trabajo en EE.UU. (Foto: Google)



En un país como España, en el que la tasa de desempleo es de las más altas de Europa, hablar de renunciar al trabajo de manera masiva puede sonar a ciencia ficción. Se puede pensar que, con lo difícil que es encontrar trabajo, ¿quién va a querer dejarlo una vez que se tiene? Sin embargo, es algo que está ocurriendo, de manera singular en Estados Unidos, y que ya tiene nombre. La Gran Renuncia.

El término Great Resignation (Gran Renuncia), es atribuido a Anthony Klotz, profesor asociado de gestión en Mays Business School, Texas A&M University. En líneas generales se puede decir que la Gran Renuncia es un fenómeno desarrollado en Estados Unidos y que consiste en que empleados de todas las industrias y diferentes profesiones renuncian de manera masiva a sus empleos.



Este fenómeno está llegando a tal punto en la primera potencia económica que, según del Departamento de Trabajo, durante el segundo trimestre de este ejercicio 11,5 millones de trabajadores renunciaron a sus empleos. Esto supone que el 2,6% de los empleados está cambiando de trabajo, mientras que en 2010 solo el 1,2% de los empleados lo hacían. Varios son los factores que explicarían este fenómeno.

En primer lugar, el importante incremento de las personas que están dejando sus empleos este año posiblemente se debe a que muchos tenían planes para adoptar esta decisión en 2020, pero se echaron atrás ante la incertidumbre creada por la pandemia, según ha señalado Anthony Klotz en una entrevista con la BBC. «Entre 2015 y 2019, la cifra de renuncias en Estados Unidos crecía año tras año, pero ese número se redujo mucho en 2020, lo que tiene sentido debido a la incertidumbre de la pandemia”, señala Klotz.

Algunos sectores muestran agotamiento laboral. (Foto: Google)

El segundo factor destacado por este profesor es lo que denomina el “agotamiento laboral”. En este sentido, cuando una persona se siente agotada en el trabajo tienen más posibilidades de renunciar al mismo. Durante la pandemia se ha producido este fenómeno entre trabajadores esenciales, pero también entre personas que ha tenido que trabajar desde casa al tiempo que tenían que cuidar de sus hijos confinados.

En tercer lugar, este profesor se refiere a lo que llama “revelaciones”. Aunque una persona pueda estar contenta con su trabajo, puede ocurrir algo repentido que los lleva a dejarlo, como el no obtener un ascenso que esperaban, la renuncia de un compañero. Este tipo de renuncias se habrían potenciado en los últimos meses como consecuencia de la pandemia, ya que muchas personas se han visto impactadas por circunstancias que les han podido llevar a reevaluar sus vidas y sus prioridades.

Muchas personas quieren mantener el teletrabajo. (Foto: E&J)

La cuarta razón que explica la Gran renuncia se refiere al teletrabajo. En síntesis, el problema estaría en que hay muchas personas que durante la pandemia han tenido que trabajar desde casa y que ahora no quieren volver a la oficina, si bien este porcentaje es pequeño.

No obstante, el teletrabajo puede terminar cambiando algunos aspectos de las relaciones laborales. Según un estudio internacional realizado por Microsoft, el 70% de los empleados quieren que las empresas mantengan las opciones flexibles de trabajo remoto y que, de hecho, el 45% de quienes están trabajando de forma remota tienen planes para mudarse a un nuevo lugar ahora que pueden ganarse la vida sin asistir a la oficina.

Por último, la situación de muchas personas que ocupan trabajos generalmente peor pagados como hoteles o restaurantes les está llevando a renunciar a sus empleos. La alta rotación que hay en estos puestos de trabajo, así como el aumento de la demanda para cubrir los mismos después de la reapertura de la economía ha puesto a estos empleados en una posición de fuerza que les permite dejar con más facilidad sus empleos a sabiendas de que pueden encontrar otro trabajo con relativa facilidad.

La cuestión ahora es si la Gran Renuncia es una cuestión puntual o si muestra el inicio de una tendencia que va a desembocar en un cambio en las relaciones laborales. Según el estudio de Microsoft al que se ha hecho alusión anteriormente, el 41% de los trabajadores está considerando dejar su trabajo, mientras Gallup asegura que el 48% de los empleados están buscando activamente nuevas oportunidades.

Sin indicios en España

En España, la Gran Renuncia no es algo que se haya producido, al menos de momento. Con un 14,5% de tasa de paro a priori no paree muy lógico que haya una renuncia masiva de personas a sus puestos de trabajo. No obstante, cabe señalar que, si bien no hay una gran renuncia, sí se está produciendo un fenómeno que tiene que ver con los profesionales de algunas áreas que suelen tener bajos salarios y largas jornadas de trabajo. Tras el fin de las restricciones, muchos bares y restaurantes están teniendo problemas para cubrir muchas vacantes. Algo parecido ocurre con la agricultura, el ocio, la limpieza o el cuidado de mayores.

Muchos bares tienen problemas para cubrir vacantes de camareros. (Foto: Google)

No obstante, según un estudio realizado por la consultora Hays, en España se está lejos de una situación de Gran Renuncia. A tenor de los datos que maneja la compañía, mientras que tres de cada siete personas cambiaron de trabajo el año pasado, hasta el primer semestre de este año esa relación es de dos de cada ocho. Además, la empresa destaca que el 42% de los empleados no piensa cambiar de trabajo en lo que queda de año.

Situación en Europa

En Europa, la tasa de paro está a punto de recuperar los niveles pre-crisis. En Francia la cifra de población activa asciende incluso a niveles superiores si lo comparamos con los datos que se recogieron antes de que estallase la pandemia. Según señalan algunos expertos, mientras que en Estados Unidos el descontento de los trabajadores se está viendo reflejado e la renuncia a sus empleos, en Europa lo que se busca es cambiar la manera de trabajar.

Aunque algunos factores que explican este fenómeno en Estados Unidos pueden verse reproducidos en Europa, como el cambio cultural y la búsqueda de una mayor conciliación laboral, hay diferencias importantes. En Estados Unidos es más fácil tomar la decisión de dejar el trabajo porque no hay grandes dificultades para encontrar un nuevo empleo.

A la posibilidad de encontrar fácilmente un nuevo empleo se le añade la forma en que los trabajadores se relacionan con las empresas. En la Unión Europea, las instituciones del mercado laboral, sobre todo la negociación colectiva entre sindicatos y patronal, sirven para mostrar ese descontento, lo que ayuda a que sea más difícil que ocurra lo mismo que en Estados Unidos.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments