Connect with us

Economía

Una sanción sin precedentes de China a Alibaba

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


Comentar

  • El gobierno Chino considera que la compañía ocupa una posición monopolística en el mercado.
  • El pago de la multa asciende a 2.300 millones de euros, el 4% de los ingresos de Alibaba.


 



El gobierno de China ha sentenciado a través de las autoridades que regulan el mercado chino que la compañía Alibaba tendrá que hacer frente al pago de 2.800 millones de dólares de multa por no respetar las normas antimonopolio impuestas en el país. El coste de la multa no tiene precedentes y es el mayor importe de sanción jamás establecido en el país asiático. Así, Alibaba tendrá que entregar el 4% de los ingresos obtenidos a lo largo de 2019. Esta ha sido la conclusión de una investigación que comenzó antes de las pasadas navidades.

La respuesta de la compañía ha llegado desde sus redes sociales, en la que dejan claro que acatan totalmente la decisión, asumiendo el castigo por completo y aceptando las condiciones. Además, a partir de ahora se comprometen a regularizar su operaciones electrónicas para actuar conforme a las leyes, actuando de manera en que respeten sus “responsabilidades sociales”.

A raíz de lo ocurrido el Gobierno chino ha puesto en marcha el borrador para establecer las nuevas pautas antimonopolio que se instaurarán en el país. (Fuente: Economist & Jurist).

Desde el conglomerado electrónico declaran que “no habríamos logrado el crecimiento al que hemos llegado sin una sólida regulación del gobierno. La supervisión crítica, tolerancia y apoyo de todas las partes implicadas han sido cruciales para nuestro desarrollo. Por ello, no podemos sentir más que gratitud y respeto”.

Por su parte, la Administración Estatal china de Regulación del Mercado (SAMR, por sus siglas en inglés) ha publicado un comunicado en el que establece las pautas por las que se ha tomado la decisión de imponer esta multa al gigante económico, en él se expone que “abusó de su posición dominante en el mercado de servicios en plataformas de comercio electrónico desde 2015, al obligar a comerciantes online a abrir tiendas en las plataformas (de Alibaba) o participar en actividades de promoción en sus plataformas”. Así, debido al pacto de exclusividad, los propietarios de las tiendas no podían actuar en otras plataformas de la competencia.

Para SAMR, la actuación de Alibaba iba en contra de los principios de competitividad e innovación y actuaba en contra de los derechos de los consumidores y otras empresas, por ello ha sido castigada con la multa más cuantiosa jamás impuesta en China. Aún así, la compañía de fundada por Jack Ma no se ha visto del todo castigada tras la sentencia. Y es que las leyes antimonopolio del país establecen un máximo del 10% para las sanciones de este tipo y teniendo en cuenta que en 2019 la compañía facturó casi 70.000 millones de dólares, parece normal que acate “sin rechistar” la decisión de tener que aportar el 4% de los beneficios obtenidos para regularizar su situación con la justicia de China. Esta decisión de llegar al 4% y no al 10% vino precedida por la “rectificación productiva” y el “profundo autoexamen” realizado por la empresa.

A raíz de lo ocurrido y tras estudiar los reguladores la manera en que actúan las grandes tecnológicas chicas, el Gobierno ha puesto en marcha el borrador para establecer las nuevas pautas antimonopolio que se instaurarán en el país. Y es que Alibaba es solo una de las tres empresas multadas por “no informar de acuerdos pasados para la evaluación de las autoridades”, en el periodo que va desde diciembre a la actualidad.

Desde el gobierno Chino expresan su preocupación por la creciente relevancia de estas plataformas, cuyo uso se hace indispensable en el día a día de los ciudadanos, pues engloban actividades de gestión diarias, desde el pago de facturas hasta todo tipo de compras electrónicas o la reserva de taxis.

Tras el enorme crecimiento de la compañía de Ma, el Gobierno Chino ha querido dejar claro que nadie, por muy rico que sea, está por encima del poder del partido que gobierna el país asiático, por lo que los reguladores han ordenado que la compañía recorte sus ambiciosos programas y se limite a las actividades con que comenzó, es decir, al servicio de pagos por internet.

The Wall Street Journal incluso llegó a publicar el mes pasado que Alibaba podría tener que vender sus participaciones en prensa, entre las que están el periódico South China Morning Post.

A pesar de la relevancia de la sanción, desde el Diario del Pueblo (el periódico del partido que gobierna el país), han querido dejar claro que las plataformas electrónicas tienen “un importante papel en el desarrollo social y económico del país” y que la multa a Alibaba busca defender la “salud y desarrollo continuo del sector nacional de internet”.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com