Connect with us

E&J TV

Lucas Osorio: “En los despachos hay una labor de gestión basada en la inteligencia emocional”

El socio del área Mercantil de la oficina de Hogan Lovells en Madrid, habla de los retos de la abogacía

(Foto: Hogan Lovells)

Tiempo de lectura: 5 min



E&J TV

Lucas Osorio: “En los despachos hay una labor de gestión basada en la inteligencia emocional”

El socio del área Mercantil de la oficina de Hogan Lovells en Madrid, habla de los retos de la abogacía

(Foto: Hogan Lovells)



Dentro del ciclo de entrevistas realizadas por Economist & Jurist a personas destacadas en el mundo del Derecho, ha pasado por el plató de la publicación Lucas Osorio. Socio en el área Mercantil de la oficina de Hogan Lovells en Madrid, es especialista fusiones y adquisiciones y Gobierno corporativo. Es un experto reconocido en operaciones y proyectos de infraestructuras, especialmente en alianzas público-privadas, inversiones en aeropuertos, aparcamientos y autopistas. Además, es abogado del Estado en excedencia.



La conversación ha comenzado en torno a la gestión en las grandes corporaciones de la abogacía y las peculiaridades que éstas tienen con respecto a otro tipo de organizaciones. Para Osorio, la gestión de un despacho “es algo un poco peculiar”. En el caso de bufetes como Hogan Lovells, “una multinacional del derecho” con presencia en todos los continentes, y de despachos como este, destaca que “pertenece a muchos socios, y todos tienen el mismo peso”.

A este respecto, subraya que, frente a otro tipo de sociedades en las que hay un presidente o un consejero delegado, estos despachospertenecen a todos, a muchos socios, y todos tienen el mismo peso”. “Aquí se funciona en un régimen en el que estás con tus iguales y por tanto, hay una labor de gestión mucho más basada en la inteligencia emocional, en el conciliar voluntades, ejercer un liderazgo basado en la autoritas moral y esto lo hace un poco peculiar”.

Por otro lado, Osorio resalta que “nosotros tenemos clientes, no somos clientes y por tanto esto también marca bastante el día a día y la gestión de ese despacho”. A este respecto, “hay que potenciar aquello que los clientes van buscando, que es el rigor, es la fiabilidad, la confiabilidad de que tenga una serie de valores y el hacer bien las cosas desde el punto de vista del rigor”. Aun cuando reconoce que cualquier empresa quiere ser eficiente, considera que en un despacho es especialmente importante porque estás basado en una en la economía de escala y en tener los equipos perfectamente dimensionados”.

Lucas Osorio. (Foto: E&J)

Los retos de la abogacía

Al margen de los aspectos financieros, la abogacía se enfrenta a una serie de retos a los que tiene que hacer frente actualmente. A la hora hacer una enumeración de los mismos, Lucas Osorio comienza por la retención del talento. “Es una situación en la cual hay muchísimo movimiento de unos despachos a otros en el cual nos robamos unos a otros valor añadido de talento”, expresa.

Osorio, que considera que esta es una situación cíclica y que seguramente terminará pasando, destaca que, en este aspecto, hay una gran volatilidad en el sector, porque, además, cuando un despacho ficha a uno o dos socios de otro bufete, se le genera un hueco, y el despacho que tiene ese hueco “va a terminar yendo al de al lado y así sucesivamente”.

Conseguir preservar la fidelidad del cliente es un reto “constante e irrenunciable” de los despachos de abogados. Esto, que se debe basar en “el buen servicio”, no es sencillo. “Normalmente, durante la vida de cualquier socio, cualquier departamento o cualquier despacho, vas perdiendo clientes y vas consiguiendo otros. El reto fundamental es mantener y conseguir mantener a un volumen importante de gente quiere decir que ya lo has conseguido” destaca.

En tercer lugar, menciona como reto el mantenimiento de los valores. “Ser firme en los valores de ética, comportamiento adecuado, de relación totalmente abierta y transparente en todo lo que se hace es un reto permanente en el que tienes que luchar para que cualquier pequeño problema o deficiencia que veas ser muy firme en el mantenimiento”.

Como no podía ser de otro modo en los tiempos actuales, considera Lucas Osorio que otro reto es la digitalización. Sobre esta cuestión, explica que “la digitalización que invade absolutamente todo” por lo que “los despachos tenemos todos cosas que hacer. Crear herramientas que acerquen el acceso a la información que sean útiles para el cliente y que le ahorren tiempo e incurrir en costes superfluos”.

Integración de los jóvenes

En cierto modo, relacionado con la retención del talento, hay una cuestión importante que es la integración de los profesionales más jóvenes en los despachos y la precarización a la que, según algunos informes, tienen que hacer frente.

Sobre este asunto, Osorio señala que “yo diferenciaría el ejercicio de la abogacía en una firma grande y en una firma digamos más pequeña, una boutique, porque son mundos bastante distintos”. “El ejercicio de la abogacía en un despacho pequeño es muy intenso y gratificante, pero un poquito más artesanal”. Sin embargo, “cuando vas a una gran firma es todo lo anterior, pero te metes en un mundo de más complicaciones”. A su juicio, hay que entender el acceso de la gente joven a los despachos “qué quiere la gente joven de los despachos grandes a los cuales se incorporan, cuáles son sus perspectivas y qué esperan”.

Pablo Capel, director de Economist & Jurist, y Lucas Osorio, en un momento de la entrevista. (Foto: E&J)

Por otro lado, uno de los aspectos que podrían ser un problema para los abogados jóvenes que acceden a los grandes despachos es que “los despachos tienen en general socios muy bien posicionados y razonablemente jóvenes. Cuando la gente joven llega a un despacho lo hace con mucha ilusión, pero ve un poco lejos todo lo que es la carrera profesional, porque dice, ‘aquí tengo tropecientas escalas y niveles, todos muy bien cubiertos y además con gente en las cúpulas de los despachos que todavía tienen recorrido por bastante tiempo, con lo cual ve poco hueco”.

Teniendo en cuenta este planteamiento, Osorio considera que mucha gente joven se incorpora a los despachos diciendo “voy a estar aquí cuatro, cinco, seis años, me voy a formar enormemente, voy a aprender un montón, pero en principio yo no tengo mucha sensación de seguridad o certeza de que quiera hacer vida profesional aquí, por lo que luego voy a dar el salto a otra empresa o un sitio distinto”. “Eso no deja de ser un reto para los despachos, que lo hagamos lo suficientemente atractivo desde que entran sabiendo que pueden llegar hasta el final”, remata.

Al hilo de lo explicado por Lucas Osorio, puede surgir una duda: ¿Cómo se puede forjar con más facilidad una carrera profesional en una firma, trabajando en la misma desde joven o cambiando de despacho? A juicio de este abogado, “los abogados, como para cualquier profesional de cualquier profesión, desgraciadamente hay veces que la manera de hacer carrera profesional es dar un salto en un momento determinado”. “Digo desgraciadamente en el sentido de que lo ideal sería decir, yo tengo una organización que te permite hacer toda la carrera profesional y si haces las cosas bien, acabarás siendo socio”, aclara.

Hablando desde el punto de vista del despacho en el que trabaja, Osorio destaca que “es nuestra aspiración y hacemos lo posible, lo imposible, para que esa sea la percepción y creo que lo hacemos razonablemente bien. Dicho lo cual, es inevitable que la gente en un momento determinado de su vida dé el salto y se vaya se vaya a otro despacho”. No obstante, deja claro que “no hay una regla de oro”.

El M&E, expectante

No podía faltar en esta charla una de las especialidades de este abogado, el M&E. Osorio relata que, después de un año y medio “muy potente”, ahora el sector se está viendo afectado por una serie de incertidumbres como de la invasión rusa de Ucrania, los tipos de interés o a inflación. “Yo creo que no se ha parado, pero está un poquito expectante”, señala.

A su juicio, en lo tocante a las infraestructuras, va a estar “muy dinámico” en sectores como el de telecomunicaciones, movilidad o energía. Con respecto a este último, considera que “que todo lo que está ocurriendo ahora mismo, con todas las presiones del sector energético es que hay grandes movimientos desde el punto de vista geopolítico y del propio sector que va a generar distintos enfoques en lo que se refiere a adquisiciones y reestructuraciones”.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments