Connect with us

Noticias Jurídicas

Abogado acusado de engañar a sus clientes. Deberá responder por delitos de estafa y deslealtad

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

El Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén acoge la próxima semana el juicio contra un abogado jiennense acusado de delitos de deslealtad profesional y apropiación indebida. Según la Fiscalía, el letrado se comprometió a desarrollar las gestiones encargadas por ocho clientes que acudieron a su despacho y le confiaron la defensa de sus intereses en distintas materias. Sin embargo, presuntamente, no realizó las labores que le habían encomendado, a pesar de que cobró por adelantado buena parte de sus honorarios. El Ministerio Público explica que, en uno de los casos, ni tan siquiera llegó a acudir al juicio penal en el que debía defender a un acusado. En otra ocasión, una mujer le encargó que presentara una querella contra una clínica dental y tampoco lo hizo, según siempre el escrito de acusación provisional del fiscal.

Los hechos se produjeron entre finales del año 2011 y el año 2016, aunque el letrado se incorporó al Colegio de Abogados de Jaén en 2009. El acusado se enfrenta a una petición de condena de dos años y medio de cárcel, además de una multa de 6.000 euros y a las indemnizaciones a las supuestas víctimas, que suman unos 14.000 euros. En principio, el letrado, que de momento no está habilitado para ejercer, niega los cargos y su defensa solicita al tribunal la libre absolución. El juicio ya fue suspendido el pasado enero.

En su escrito de acusación, la Fiscalía describe, una a una, lo que califica como “conductas típicas” de la supuesta deslealtad profesional del abogado encausado. El Ministerio Público relata los casos concretos. Así, por ejemplo, explica que un cliente contactó con el letrado en noviembre del año 2011 para contratar sus servicios y que lo defendiera en un juicio por hurto que debía celebrarse en el Penal 1 en octubre de 2014. El fiscal explica que el acusado no se presentó a la vista oral: “Tampoco realizó ninguna actuación profesional a favor de su cliente, si bien cobró la cantidad de 3.790 euros”, asegura el Ministerio Público, que añade que no ha devuelto nada de esa cantidad. Presuntamente, repitió el mismo “modus operandi” en varios procedimientos más hasta 2016. Concretamente, en siete causas: un demanda de divorcio, la presentación de una querella, un despido… Por ello, se le acusa de un delito continuado de deslealtad profesional y otro de apropiación indebida.



Formación Economist & Jurist