Connect with us

La firma

Carmen Burgos (Linklaters): “Todos los elementos de flexibilidad y de trabajo a distancia han ayudado a la conciliación”



La abogacía no es ajena a las dinámicas sociales. Por ello, y ahora más que nunca, nosotros los letrados y el resto de la sociedad estamos interesados en conocer cuál es la situación actual de la mujer dentro de la abogacía

Preguntamos a Carmen Burgos, Socia de mercantil en Linklaters. Carmen ha labrado su trayectoria culminando operaciones de capital riesgo y fusiones y  adquisiciones, así como en materia de joint ventures. Ha asesorado tanto a clientes españoles como internacionales. Asimismo, Carmen cuenta con gran experiencia en asuntos relacionados con la tecnología, medios, telecomunicaciones y propiedad intelectual.



Carmen Burgos, Socia de Linklaters

P.- ¿Cómo has visto la evolución de la mujer abogada en el sector legal desde que comenzaste tu carrera profesional?

R.- Me incorporé al mercado laboral

en 1998. Y, desde entonces, creo que sí que ha habido una evolución, en el sentido de que va habiendo más mujeres que consiguen hacer carrera en el sector. Pero sigo pensando que este cambio es demasiado lento.

“Va habiendo más mujeres que consiguen hacer carrera en el sector”

P.- ¿Qué factores crees que han hecho que mejore el papel de la mujer en el sector legal?

R.- Creo que, por un lado, las organizaciones han interiorizado la necesidad para el éxito empresarial de la diversidad, incluida la diversidad de género. Desde hace unos cuantos años, las organizaciones (incluyendo los despachos de abogados) se preocupan y ocupan por retener el talento femenino. Antes a nadie le preocupaba que las mujeres, llegado un determinado momento en su carrera, dejaran el despacho por otro tipo de trabajo. Ahora no siempre somos capaces de evitarlo (de hecho, sigue habiendo muchas que deciden “bajarse del carro”), pero por lo menos es una cuestión que realmente preocupa y que se intenta mitigar.

También considero que todos los elementos de flexibilidad y de trabajo a distancia han ayudado a la conciliación: con las herramientas existentes es perfectamente posible trabajar muy duro pero no dejar de ver a tus hijos todos los días.

“Todos los elementos de flexibilidad y de trabajo a distancia han ayudado a la conciliación”

P.- ¿Crees que todavía queda mucho para que se alcance una igualdad total? 

R.- Sí, en mi opinión todavía falta bastante. Una parte absolutamente determinante para que se logre la igualdad es el mejor reparto de responsabilidades de los hijos entre hombres y mujeres. Si en casa se da más importancia al trabajo del hombre que al trabajo de la mujer, es imposible que la mujer se abra camino en un trabajo exigente en términos de dedicación. También son muchas las mujeres que no están dispuestas a hacer los sacrificios que conlleva una carrera profesional exitosa. Y esa es la parte que creo que es más difícil que cambie.

“Una parte absolutamente determinante para que se logre la igualdad es el mejor reparto de responsabilidades de los hijos entre hombres y mujeres”

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *