Connect with us

Noticias Jurídicas

Condenan a dos hombres por sustraer un autobús de transporte público

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 3 min

Publicado

Con él condujeron por la carretera, destrozando dos vehículos policiales por el paso

El Juzgado de Instrucción número 3 de Arona (Santa Cruz de Tenerife) ha condenado en firme a distintas penas de prisión, multa y trabajos a favor de la comunidad a dos varones, de 45 y 47 años, que en la madrugada del pasado 9 de junio sustrajeron un autobús de transporte público en Guía de Isora (Santa Cruz de Tenerife) sin experiencia alguna para su uso, y la condujeron dando bandazos por la carretera hasta el vecino municipio de Santiago del Teide, destrozando en el camino a dos vehículos policiales que intentaron pararlos. La aventura terminó cuando la policía logró parar al autobús disparando a las ruedas.

La sentencia, dictada por el juez Manuel Cerrada Moreno tras un acuerdo de conformidad entre el Ministerio Fiscal y las defensas de los acusados en juicio rápido -y por lo tanto firme a todos los efectos-, impone a ambos acusados las siguientes condenas: 40 días de trabajos a favor de la comunidad por el hurto de uso del autobús; 480 euros de multa por un delito de daños; cuatro meses de prisión por conducción temeraria y 16 meses de prisión por atentado “haciendo uso de instrumento peligroso”.

Además de estas penas, el fallo les condena a indemnizar al Ayuntamiento de Santiago del Teide en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por los desperfectos ocasionados al turismo de su propiedad y a la empresa titular del autobús, Titsa, por los desperfectos ocasionados. Detalla que ambos imputados tienen antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia.

Los hechos

La sentencia declara probado, por así haberlo aceptado como cierto los acusados, que sobre las 2.10 horas del pasado 9 de junio -madrugada del sábado al domingo- los dos varones, “actuando en todo momento de común acuerdo y con la finalidad de darle uso meramente temporal”, se introdujeron sin que conste empleo de fuerza alguna para ello en un autobús de Titsa que estaba estacionado debidamente.

Dado que el vehículo tenía la puerta abierta y las llaves en el contacto, detalla, la pusieron en marcha “y sin tener pericia alguna en la conducción de este tipo de turismo, sabedores del riesgo que aquello suponía para las personas y la circulación del tráfico”, se dirigieron a la carretera TF 82 dirección 454 (punto kilométrico 18,7) del barrio de Chío, en dirección a Guía de Isoa.

“Alertados los agentes de la Policía Local de Santiago del Teide y Guía de Isora de que el autobús se encontraba circulando (…) de forma temeraria, dando bandazos, cambiando aleatoriamente de carril y poniendo en peligro la vida de las personas”, relata la autoridad judicial, varios agentes debidamente uniformados y en coches policiales salieron al encuentro de los delincuentes, intentando darles el alto.

Los acusados no sólo hicieron “caso omiso” de las órdenes de los policías que les salieron al paso, sino que en un momento determinado dieron “marcha atrás en el autobús” y con “la firme intención de menoscabar el patrimonio ajeno y de atentar contra la integridad de los agentes”, impactaron contra un vehículo oficial.

Bloqueo del casco urbano

Tras este incidente, los policías de Santiago del Teide y de Guía de Isora bloquearon el acceso al casco urbano del primer municipio. Los acusados, “lejos de deponer su actitud”, continuaron su marcha hacia la TF 454, punto kilométrico 5,5 a la altura de Caldera. Allí, “impactaron de nuevo contra un vehículo policial propiedad del Ayuntamiento de Santiago del teide, apartándolo del camino”.

Expone el fallo que tras esta segunda colisión, el conductor ilegítimo del autobús perdió su control, lo que aprovecharon los agentes para detener el vehículo “mediante disparos” y proceder a la detención de los acusados.

Causaron desperfectos a los vehículos policiales tasados en 8.878 euros.

En base a los antecedentes penales de cada uno de los acusados y sus circunstancias personales, y atendiendo a las individualizaciones de las condenas interesadas por el fiscal, la sentencia ordena el inmediato ingreso en prisión de uno de los acusados y acuerda suspender la ejecución de la pena con respecto al otro imputado, a condición de que abone la responsabilidad civil a la que ha sido condenado, que no vuelva a delinquir en el plazo de tres años y que realice seis meses de trabajos en beneficio de la comunidad.

Fuente: CGPJ



Formación Economist & Jurist