Connect with us

Noticias Jurídicas

Declarado procedente un despido por ir a trabajar con síntomas de Covid

Un auxiliar de farmacia acudió a su puesto diez días con indicios de tener la enfermedad

(Foto: Diario de Córdoba)

Tiempo de lectura: 2 min



Noticias Jurídicas

Declarado procedente un despido por ir a trabajar con síntomas de Covid

Un auxiliar de farmacia acudió a su puesto diez días con indicios de tener la enfermedad

(Foto: Diario de Córdoba)



El Juzgado de lo Social número 4 de Córdoba ha declarado que el despido de un trabajador que acudió a su empresa con síntomas de Covid es procedente. El fallo de este tribunal se produce a raíz de un recurso interpuesto por un auxiliar de farmacia al que se le rescindió su contrato después de que acudiera durante diez días a su puesto de trabajo con síntomas compatibles con la Covid.

El juzgado ha esgrimido que el empleado despedido “cometió varias infracciones contractuales muy graves y culpables que justifican su despido disciplinario”.



El auxiliar acudió a su puesto de trabajo desde el 21 al 31 de diciembre de 2020, pese a que tenía señales evidentes de encontrarse enfermo, como fiebre, tiritones, diarrea y malestar general, que fue empeorando, incluso con ronchas en la piel.

En el fallo se explica que, a pesar de que, tal como han testificado los propios trabajadores de la farmacia, éstos le indicaron en reiteradas ocasiones que acudiera al médico, pero tardó varios días en consultar con un doctor. Finalmente, y tras las oportunas pruebas, le diagnosticaron coronavirus.

El empleado despedido trabajaba en una farmacia. (Foto: E&J)

Según el relato del abogado de la farmacia, el dependiente alegó en su defensa creer tener señales de una fiebre reumática, enfermedad que sufre desde la niñez. No obstante, frente a este argumento el juzgado argumenta que era conocido por todos que, ante la más mínima sospecha de enfermedad, había que confinarse, pues era la única medida para evitar el contagio.

En este sentido, en el momento en el que se produjeron los hechos, el protocolo establecido por el Gobierno y las Comunidades Autónomas establecía que, en caso de tener síntomas, era obligatorio el aislamiento automático y más al trabajar en un sector de carácter sanitario, se requiere un plus en cuanto al cumplimiento de las medidas sanitarias.

Posteriormente, pese a encontrarse en aislamiento y de baja laboral, no entregó las llaves de la oficina de farmacia a sus responsables, negativa por la que fue denunciado por apropiación indebida. “Esta actuación”, indica el abogado, “supuso el segundo incumplimiento contractual, puesto que no poner las llaves a disposición de los responsables de la custodia de medicamentos es irresponsable”.

Por su parte, el auxiliar alegó que “había sido objeto de hostigamiento para forzar su marcha, por recibir varias comunicaciones de sanciones y despido en un corto espacio de tiempo”. El juzgado determina que, en ningún caso, de estas notificaciones se desprende que el actor “estuviera siendo sometido a una situación de acoso ni constaba indicios de vulneración de derechos fundamentales alguna”.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments