Connect with us

Noticias Jurídicas

El Colegio de Abogados de Sevilla mantiene su denominación rodeado de polémica

Letrados que asistieron a la junta extraordinaria opinan que existen problemas más graves y urgentes que tratar y solucionar

(Foto: Daniel Sánchez Bernal)

Tiempo de lectura: 3 min



Noticias Jurídicas

El Colegio de Abogados de Sevilla mantiene su denominación rodeado de polémica

Letrados que asistieron a la junta extraordinaria opinan que existen problemas más graves y urgentes que tratar y solucionar

(Foto: Daniel Sánchez Bernal)



En la jornada de ayer, cientos de abogados se congregaron en el número seis de la céntrica calle Chapineros de Sevilla para decidir, entre otros puntos del orden del día, si la institución a la que pertenecen seguía llamándose Colegio de Abogados de Sevilla o, imitando a otras corporaciones, apostar por el término más inclusivo Colegio de la Abogacía de Sevilla.

Pues bien, según informa el Diario de Sevilla, la opción ganadora, mantener la denominación centenaria, ha logrado 348 votos a favor frente a unos 60 colegiados que se decantaron por la opción de Colegio de la Abogacía de Sevilla.



Cabe apuntar que, según la normativa interna del Colegio, el valor de voto de los letrados ejercientes es el doble en comparación con el resto de abogados no ejercientes

Según anuncia el propio Colegio a través de un comunicado, la propuesta de cambio de denominación se planteó “para conocer la opinión de los 7.000 colegiados que conforman esta institución”. Así, desde la Junta de Gobierno que preside Óscar Cisneros “se ha querido evaluar el sentir del colectivo antes de plantear cualquier modificación de un nombre con más de 300 años de historia y sondear la postura generalizada”.

El intento de cambio de denominación no ha dejado indiferente a nadie. De hecho, José Joaquín Gallardo, antiguo decano del ICAS durante 24 años, ha liderado el movimiento para que no prosperase la iniciativa de cambiar el título oficial de la entidad.

Papeletas utilizadas en la jornada de ayer para llevar a cabo la votación del cambio de denominación. (Foto: ICAS)

Además de la decisión del nombre, la Junta General Extraordinaria celebrada en la tarde de ayer sirvió para aprobar el nuevo Estatuto del ICAS que viene a adaptarse a las normas que se han ido aprobando en los últimos 22 años, en materias relacionadas con el funcionamiento de la Corporación de Derecho Público y con los requisitos para el ejercicio de la abogacía. En concreto, según explica el propio colegio en el mencionado comunicado, “las principales novedades son su adaptación a las normas deontológicas, a la formación profesional, a la normativa del Turno de Oficio y al uso de medios telemáticos”.

“¿Qué tal una junta extraordinaria para reducir las cuotas colegiales?”

“Personalmente, no entiendo que se convoquen juntas extraordinarias para votar este tipo de cambios en la denominación del Colegio, máxime cuando hay problemas más graves y urgentes que tratar y solucionar”, razona Daniel Sánchez Bernal, abogado sevillano que lucha contra los señalamientos tardíos.

“¿Qué tal una junta extraordinaria para reducir las cuotas colegiales? ¿O para plantear acciones legales en relación a la tardanza en cobrar los turnos de oficio? ¿O para apoyarme en la lucha contra los señalamientos tardíos? No sé, creo que hay otros asuntos que sí deberían tratarse con celeridad”, añade el letrado.

Además, en conversación con Economist & Jurist, el recientemente galardonado por la Orden al Mérito Humanitario de Andalucía con la Cruz de Oro confiesa que, “por supuesto, he votado a favor de seguir denominándose Colegio de Abogados. Principalmente por la sinrazón de tratarlo como prioritario habiendo otros asuntos más urgentes a tratar”, valora.

El recuento de votos fue poco trasparente

La polémica no termina ahí. Otros asistentes a la Junta General Extraordinaria celebrada en la jornada de ayer han evidenciado su malestar respecto al hecho de que la votación se llevase a cabo a mano alzada. “¿Dónde queda el voto secreto?”, se pregunta Joaquín García González, abogado del ICAS que acudió a la sede colegial para presenciar el acto.

Al hilo de lo anterior, el letrado alerta que el recuento de votos fue poco trasparente. “Varias personas contando a la vez; personas que alzan la mano, la bajan y después la vuelven a alzar otra vez; personas que se paseaban con el voto alzado”, anuncia García González. “¿Para cuándo la votación telemática?”, concluye el mismo.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments