Connect with us

Noticias Jurídicas

La Abogacía habla: “una Fiscal y una Juez se reían y ponían caras de mofa ante las preguntas o alegaciones de la defensa”

Desvelamos los resultados de la última pregunta de la encuesta lanzada por Economist & Jurist titulada “Malas experiencias en los Juzgados”

Entrada principal a los juzgados de Plasencia. (Foto: Europa Press)

Tiempo de lectura: 4 min

Publicado


Comentar


Noticias Jurídicas

La Abogacía habla: “una Fiscal y una Juez se reían y ponían caras de mofa ante las preguntas o alegaciones de la defensa”

Desvelamos los resultados de la última pregunta de la encuesta lanzada por Economist & Jurist titulada “Malas experiencias en los Juzgados”

Entrada principal a los juzgados de Plasencia. (Foto: Europa Press)



Las faltas de respeto, las humillaciones, las acusaciones personales, las descalificaciones, la ausencia de gratitud, los desprecios a los más jóvenes, la soberbia de los más veteranos, el abandono de la buena fe, las ironías, los gritos, las faltas de puntualidad injustificadas, las ridiculizaciones, el descuido de la imagen y el protocolo… ¿están también a la orden del día en nuestros Juzgados y Tribunales?

Con la única intención de tener una radiografía completa del panorama nacional en los relativo a esas malas experiencias padecidas por nuestros abogados en sede judicial, Economist & Jurist, auxiliándose una vez más de sus lectores, lanzaba a inicios del mes de septiembre una nueva encuesta anónima, compuesta de 10 preguntas y titulada “Malas experiencias en Juzgados”.

Tras anunciar que fueron hasta 206 abogados los que respondieron satisfactoriamente a la encuesta de referencia y después de invitar al lector a repasar los resultados de la octava y novena pregunta publicados en la jornada del pasado viernes, hoy, lunes 11 de octubre, descubrimos las valoraciones de los abogados a la décima y única pregunta con respuesta “abierta”.

La Abogacía habla (I/III)

Como decíamos, la décima y última pregunta de la encuesta de referencia ofrecía al letrado encuestado a describir, si lo estimaba oportuno, su peor experiencia en el ámbito de la Administración de Justicia.

Pues bien, con más de 70 respuestas recibidas, reproducimos a continuación un decálogo de las respuestas más llamativas y que, a nuestro juicio, requieren de nuestro humilde espacio de denuncia:

  • Gritos, humillaciones y faltas de respeto

“El trato humillante con gritos por parte de una Juez porque mi cliente no quería llegar a un acuerdo, prejuzgando delante de mi cliente diciendo que él ya tenía su sentencia”.

Uno de los pasillos del Palacio de Justicia de Huesca. (Foto: Rafael Gobantes/Heraldo de Aragón)

“Acompañando a mi cliente para una valoración del médico forense, el Juez nos hizo entrar a sala para juicio de faltas. Allí me impidió hablar para aclarar la confusión. Suspendió el ‘juicio’ al comprobar el estado del procedimiento. Todo ello sin dejarme hablar ni una palabra y a gritos”.

“En sala una Fiscal y una Juez se reían y ponían caras de mofa ante las preguntas o alegaciones de la defensa y en presencia del cliente. Eso sí, cuidándose mucho de que no fueran grabadas por las cámaras”.

  • La abogada “petarda”

“Tras media hora esperando delante de su mesa, la funcionaria decidió colgar el teléfono, previo comentario a su interlocutor: te dejo que tengo una petarda esperando. Al llamarle la atención diciendo que la petarda era una letrada que necesitaba ver un expediente, se levanta y me dice que tiene media hora para el café y se va. Decido esperar y tras una hora, viene con las bolsas de la compra. (…) Esta funcionaria nunca está antes de las 09:00 horas en su mesa, ni a partir de las 14:00 horas. De las cinco horas que está en su mesa, una sale al café y otras dos está al teléfono comentando los alicatados de su cocina”.

  • La Justicia que llega tarde no es Justicia

“Es con una de gestión procesal. Lleva dos años el procedimiento parado, a la espera de señalar fecha de juicio. Siempre que voy a preguntar me dice la funcionaria que lo pone encima del montón y así desde hace un año que se suspendió la anterior vista porque me lo notificaron con un día de antelación y no podía ir la perito. Nos enfrentamos a un tema de incapacidad en lo social. A mi cliente ahora le han detectado un cáncer, relacionado con lo que tenía, por lo que me temo que no verá el final del procedimiento. No hay derecho a esta situación”.

  • Traslado de copias impracticable

“Mi última mala y estupefacta experiencia se remite a cuando una letrada me indicó que debería llevar la copia de 30 demandas al día siguiente a otra ciudad, sin respetar el plazo de 4 días que me da la ley para hacerlo”.

  • Ataques personales del Letrado de la Administración de Justicia con quien comparte vecindario

“Un Letrado de la Administración de Justicia ha reaccionado de forma violenta y negativa a una queja formulada ante el Tribunal Superior de Justicia por el funcionamiento de su juzgado. Su reacción ha sido atacarme personalmente a través de la comunidad de vecinos en la que ambos tenemos nuestro domicilio. Lamentable, ridículo e infantil, porque las críticas por el mal funcionamiento del juzgado buscan que se provea de más medios económicos y humanos a ese juzgado, no buscan herir al responsable. De hecho, otra LAJ en el mismo puesto, me dio las gracias por haber presentado la queja, porque consideró que así le mandarían personal de refuerzo. No es la queja, es la persona”.

  • ¿Prevaricación?

“Tuve que interponer una querella criminal por delito de prevaricación judicial contra una magistrada y una LAJ de un Juzgado de Primera Instancia de Vitoria, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que, para no condenar ante la evidente prevaricación, entre palabras, lo hicieron pasar por un caso de ignorancia/desconocimiento inexcusable, cuando en realidad fue una prevaricación concertada en toda regla, entre Magistrada”.

  • El Juez y su particular forma de “enseñar”

“Al principio de mi carrera profesional, hace más de 25 años, un Juez, que tenía alumnos en sala, utilizó su puesto para lucirse y ridiculizarme. Al finalizar la actuación profesional, me tuve que ir a los aseos a llorar. Me prometí que nunca más volvería a llorar pasase lo que pasase. Y lo he conseguido. Fue un caso extremo que ahora, creo, no he visto volver a repetirse con ningún compañero”.

  • ¿Dress code en las guardias?

“Que un Juez me diga que no voy correctamente vestido en una guardia donde no había juicio y solo diligencias previas”.

4 Comentarios
4 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
7 días atrás

Desgraciadamente es la práctica de muchos jueces y chillan y chillan en sala sobre todo las Juezas,las Jueces mujeres como cabreras y llaman la atención a los abogados como sofoconas.

Nombre
Cándida Cruz
Anonymous
7 días atrás

ejemplo es lo que tienen.que aportar,!!

Nombre
Rafael Fernandez Prada
Anonymous
4 días atrás

He estado 27 años como Abogado litigante, medio año como Fiscal sustituto, y ahora como Juez sustituto
Al principio todo lo que explican los Abogados de su experiencia me ocurrió a mí cuando era Abogado novel.
Luego, continuó en la madurez de la Abogacía, pero ya no me callaba, y respondía del mismo modo a cómo recibía el trato
Eso desgastaba, al final opté por usar las herramientas legales y no los usos no escritos. Y funcionó mejor, quejas gubernativas a diversas instancias, es lento menos intenso, pero funciona y efectivo, pues los órganos gubernativos velan por el normal funcionamiento de los órganos judiciales tanto para el ciudadano como para los colaboradores del sistema judicial.
Ahora como Juez, intento evitar aquello que yo sufrí, para que los Abogados litigantes se sientan orgullosos de su trabajo en la defensa de sus clientes, y los clientes orgullosos de su Abogado que les defiende, cuando están en Sala conmigo presente.
Gracias a E&I por la encuesta y hacerla pública.
Miquel Nadal Borràs

Nombre
Miquel Nadal Borràs
Anonymous
2 días atrás

Pues yo el otro día le dije a un Juez “mal educado”, : lo siento, me levanto y me voy, (En ese momento que llama a los abogados antes de celebrar la vista) hágase Usted sólo el juicio! No tengo por qué aguantar a un mal educado ! Mi Compañero contrario, me apoyó, y dijo, yo también me voy. Al cabo de un rato va el Juez nos llama y nos dice: “lo siento, a veces Soy un auténtico capullo”.
Todos deberíamos hacer lo mismo

Nombre
Alba