Connect with us

Derecho Laboral

La desigualdad salarial sólo se da cuando el trabajo es de igual valor

El Tribunal gallego ha resuelto que la diferencia salarial de una empleada en comparación con el sueldo de sus compañeros responde al trabajo desempeñado por cada uno

(Foto: Nacho Gallego/EFE)


Derecho Laboral

La desigualdad salarial sólo se da cuando el trabajo es de igual valor

El Tribunal gallego ha resuelto que la diferencia salarial de una empleada en comparación con el sueldo de sus compañeros responde al trabajo desempeñado por cada uno

(Foto: Nacho Gallego/EFE)



El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) ha desestimado el recurso de suplicación interpuesto por una trabajadora que presentó una demanda en materia de vulneración de derechos fundamentales, alegando discriminación salarial por razón de sexo en su puesto de trabajo al cobrar menos que otros compañeros.

La Sala de lo Social ha acordado que, para alegar desigualdad salarial por motivos de género debe estar sustentado en hechos probados como el valor de las laborales que desempeña cada trabajador y los horarios de sus servicios.



La empleada demandó a la empresa en la que trabajaba por ser víctima de discriminación al cobrar menos retribución que sus compañeros cuando, según defendía ella, sus funciones eran las mismas. En la demanda interpuesta solicitaba cobrar lo mismo y, además, una indemnización económica superior a 50.000 euros por los daños y perjuicios sufridos tras haber estado trabajando ahí más de once años en trato desigual.



La trabajadora, licenciada en sociología, prestaba servicios como secretaria desde 2005, en horario de lunes a viernes, en el Consejo regulador de la denominación de origen Valdeorras. La mujer había solicitado a la empresa una subida salarial en dos ocasiones-en 2011 y 2017.

El Juzgado de lo Social falló desestimando la demanda interpuesta por la actora y absolviendo a la empresa de los pedimentos deducidos en su contra. Frente a dicha sentencia se formalizó un recurso de suplicación admitido a trámite por el Tribunal Superior gallego.

«El hecho de cobrar menos no denota discriminación por razón de género ni desigualdad»(Foto: E&J)

El recurso no prosperó

la Sala de lo Social, de la que ha sido ponente la magistrada Pilar Yebra-Pimentel Vilar, ha confirmado la sentencia de instancia contra la que se interpuso el recurso al estimar que no existía ningún indicio de discriminación salarial por razón de sexo, sino que, la diferencia en el sueldo entre los trabajadores se debe a razones valorativas del trabajo desempeñado por cada empleado.

El recurso formulado fue sustentado en base a dos motivos. El primero de ellos amparados en los apartados b) y c) del artículo 193 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS), pretendiendo las revisiones fácticas y denunciando infracciones jurídicas. Sin embargo, ninguna de ellos prosperó al tratarse de documentos que ya fueron valorados por la juzgadora de instancia de manera objetiva e imparcial.

El hecho de que en el manual la empleada figurase como secretaria-gerente, no implica que realice funciones de gerente, dirección ni promoción”, recoge la sentencia del TSJG respecto a la desestimación de petición de modificación del hecho declarado probado 2.

En cuanto a la infracción jurídica, la actora invocó la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (3 de junio de 2021, asunto C-624/19) sobre igualdad de retribución entre hombres y mujeres, no pudiendo prosperar tampoco esta denuncia jurídica en base a que la sentencia reconoce el efecto directo del principio de igualdad de retribución entre trabajadores para un mismo trabajo o un trabajo de igual valor.

«Las diferencias salariales no corresponden a discriminación por ser mujer, sino al valor del trabajo desempeñado por cada empleado» (Foto: Archivo)

Trabajos con distinto valor

Sin embargo, en la situación laboral que recoge dicho caso, la actora, ejerciendo el servicio de secretaria en horario de lunes a viernes, sostenía que cobraba menos que los técnicos y que el director técnico por razones de sexo, cuando en realidad la comparación entre el salario de alguno de esos trabajadores con el de la actora reside en el criterio de proporcionalidad y la diferencia salarial estaría justificada.

Según recoge el fallo de la Sala de lo Social las diferencias salariales no corresponden a discriminación por ser mujer, sino al valor del trabajo desempeñado por cada empleado.

En el caso para quienes ocupan el puesto de técnicos, se requiere que dispongan de una formación y conocimientos específicos (ingenieros o enólogos), mientras que la demandante se licenció en sociología. Además, los técnicos realizan trabajo de campo que exige continuos desplazamientos a bodega y viñedos.

Por otro lado, al comparar el trabajo de la secretaria con el del director técnico, quien es ingeniero y enólogo, tampoco se denota discriminación por razón de género ya que el empleado desempeña dos trabajos, uno el propio de director técnico y otro como bodeguero de la bodega experimental, contando con plena disponibilidad horaria, incluidos los fines de semana.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments