Connect with us

Noticias Jurídicas

La destitución de Raúl Ochoa marca el inicio de la campaña electoral en el ICAM

Raúl Ochoa, en conversaciones mantenidas en exclusiva para Economist & Jurist, está convencido de que su destitución está directamente relacionada con el anuncio de su candidatura

Jose María Alonso, a la dcha, y Raúl Ochoa, a su izquierda, en la toma de posesión de la actual Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Madrid (Foto: ICAM)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 5 min



Noticias Jurídicas

La destitución de Raúl Ochoa marca el inicio de la campaña electoral en el ICAM

Raúl Ochoa, en conversaciones mantenidas en exclusiva para Economist & Jurist, está convencido de que su destitución está directamente relacionada con el anuncio de su candidatura

Jose María Alonso, a la dcha, y Raúl Ochoa, a su izquierda, en la toma de posesión de la actual Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Madrid (Foto: ICAM)



El Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) celebra el próximo mes de diciembre elecciones para elegir al nuevo decano o decana y a la Junta de Gobierno. A pesar de que aún quedan seis meses para la celebración de los comicios, ya se han producido los primeros movimientos y, con ellos, la primera polémica.



El abogado Raúl Ochoa ya ha confirmado que va a presentar su candidatura para dirigir la institución colegial y algunas fuentes consultadas apuntan a que Juan Gonzalo Ospina, también miembro de la actual Junta, podría oficializar su candidatura en los próximos meses. Pero hasta ahora, Ochoa es la única persona que ha formalizado, al menos ante la opinión pública, su candidatura. Ochoa forma parte de la actual Junta de Gobierno como diputado octavo de la misma. Hasta el pasado jueves 21 de abril era el responsable de Formación, momento en el que fue cesado por la Junta de Gobierno del ICAM.

Esta decisión fue adoptada después de que Ochoa mantuviera una conversación con el decano del ICAM, José María Alonso, en la que le manifestó al decano la intención de presentar una candidatura -previsiblemente alternativa a la suya- en los próximos comicios.

El aún miembro de la Junta del ICAM y ex responsable de Formación, Raúl Ochoa Marco (Foto: ICAM)

Desde la sede colegial se circunscriben a una cuestión meramente organizativa. En síntesis, vienen a decir que este cese se habría producido por problemas en el Máster de acceso a la abogacía que organiza el ICAM y que este año celebra su primera edición.

Según el relato de Ochoa, el decano le pidió que dimitiera

Raúl Ochoa, sin embargo, en conversaciones mantenidas en exclusiva para Economist & Jurist, está convencido de que su destitución, que le ha producido “perplejidad y sorpresa”, está directamente relacionada con el anuncio de su candidatura. En ese sentido, explica que en la conversación telefónica mantenida con Alonso hace un par de semanas en la que le anunció su intención de presentarse a las elecciones, el actuar decano, que le aseguró que se iba a presentar a la reelección, le dijo que esperaba que hubiera fair play.

Según el relato de Ochoa, el decano le pidió que dimitiera. “Le respondí que por qué tenía que hacerlo y que si él lo iba a hacer cuando presentara su candidatura”. “Me ha dejado sin funciones porque le anuncié que iba a presentarme a las elecciones”, resalta el abogado.

Desde el ICAM niegan el anterior supuesto. A preguntas de Economist & Jurist señalan que “a lo largo del tiempo se han venido haciendo cambios funcionales en las responsabilidades atribuidas a los diputados y diputadas por razones de operatividad, disponibilidad y eficacia, dentro de la dinámica de la gestión del día a día del Colegio por parte de los miembros de la Junta de Gobierno”. “Por tanto”, subrayan, “cualquier cambio que se pueda tomar de esta naturaleza entra dentro de la normalidad administrativa en una corporación que presta servicio a cerca de 75.000 abogados y abogadas”.

En este contexto, fuentes oficiales del ICAM explican que “con la ampliación del catálogo formativo, y en particular con la puesta en marcha de un título propio de Curso de Acceso a la Abogacía, el Centro de Estudios del Colegio está entrando en una nueva etapa que debe ir acompañada de un impulso renovado, todo ello con el objetivo de seguir ofreciendo, como se ha venido haciendo hasta ahora sin excepción, una formación jurídica de la máxima calidad”.

Por otra parte, en lo que a la posible candidatura de José María Alonso a la reelección, estas fuentes subrayan que Alonso “tomará su decisión en uno u otro sentido cuando se abra el proceso electoral”.

«Según el relato de Ochoa, el decano le pidió que dimitiera» (Foto: ICAM)

Curso de Acceso a la Abogacía

Precisamente uno de los proyectos estrella de la actual Junta de Gobierno del colegio madrileño es el Curso de Acceso a la Abogacía, proyecto que ha requerido de un arduo trabajo. En este sentido, Raúl Ochoa denuncia que «en el proceso de gestación del curso ha habido problemas que habrían podido estar provocados por la actuación de Alonso». A tenor del relato del diputado del ICAM, había que buscar una universidad a la que estuviera ligado, y propuso la Universidad Complutense de Madrid y su Facultad de Derecho. Cuando esta propuesta fue aceptada, se puso en contacto con el decano de Derecho y prácticamente se llegó a un acuerdo.

“En las navidades de 2020, me llamó el decano para pedirme que retomara el contacto con la Complutense porque él no llegaba a ningún acuerdo. Yo lo hice y gracias a mi buena relación con Ricardo logré que el convenio se firmara”, relata Raúl Ochoa

Sin embargo, “José María Alonso envía una comunicación al rector de la Complutense saltándose al decano de Derecho”, explica Ochoa. Cuando se enteró el decano de la facultad remitió una carta a Alonso al parecer en términos duros. El contenido de la misiva fue puesto en conocimiento de la Junta de Gobierno por el propio Alonso y ésta decidió buscar otro socio para el desarrollo del curso. Alonso se encargaría entonces de buscar otra universidad.

Ante las acusaciones vertidas por Ochoa, fuentes oficiales del ICAM señalan que “las relaciones del ICAM con la Universidad Complutense de Madrid son excelentes, en desarrollo de los convenios firmados con la UCM y la propia Facultad de Derecho”.

“En las navidades de 2020, me llamó el decano para pedirme que retomara el contacto con la Complutense porque él no llegaba a ningún acuerdo. Yo lo hice y gracias a mi buena relación con Ricardo [Ricardo Alonso García, decano de Derecho de la UCM] logré que el convenio se firmara”, relata Raúl Ochoa.

Ricardo Alonso García, decano de la Facultad de Derecho de la UCM (Foto: Estrella Digital)

Otro problema con el Máster tuvo lugar con su director. En un primer momento fue seleccionado Ignacio Díez-Picazo, pero, según explica Ochoa, terminó dejando el puesto porque no estaba de acuerdo con un nombramiento realizado en el equipo directivo del curso.

Y contrapone estos datos a los de otros departamentos “que pierden dinero a mansalva”. Pone como ejemplo Coworking, que según su estimación pierde 300.000 euros a año

Finalmente, la Junta de Gobierno nombró directora a Coloma Armero en su reunión del 23 de noviembre de 2021. “Como vio que con Coloma y la persona que había metido Alonso en el equipo directivo del curso la cosa no avanzaba, el decano me llamó hace dos meses para que retomase el curso y me ocupara del asunto”, explica Ochoa, que afirma que se reunió hasta cinco veces con la directora para ayudarla a que saliera adelante el curso.

Candidatura a las elecciones

En lo que se refiere a su candidatura a las elecciones, Raúl Ochoa explica que se ha presentado a las elecciones después de que muchos abogados y abogadas le hayan pedido que «dé el paso». Como carta de presentación de su candidatura expone sus años ocupando diferentes responsabilidades en el ICAM y en especial sus más de cuatro años al frente de Formación.

En este sentido, señala que “jamás antes el Centro de Estudios del Colegio ha tenido los resultados que hemos conseguido, bajo mi dirección. Tanto en alumnos, como en ingresos, como en cursos, como en transparencia” y contrapone estos datos a los de otros departamentos “que pierden dinero a mansalva”. Pone como ejemplo Coworking, que según su estimación pierde 300.000 euros a año.

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
3 meses atrás

La mejor forma de acabar con estos telúricos acontecimientos es suprimir los colegios oficiales de cualquier profesión – incluidos los de abogados -. En realidad, dichas organizaciones están tomadas por una «elite» impenetrable que las utilizan para su promoción personal, a costa del esfuerzo y sacrificio de los colegiados, que son expoliados con las cuotas que se les exige para mantener a dicha castuza.

Nombre
Liberal Hispano