Connect with us

Noticias Jurídicas

La presunta violación múltiple de Níjar, visto para sentencia

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

Un mes después, el juicio por la presunta violación en grupo en Campohermoso en abril de 2016 quedó ayer visto para sentencia en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería.  Todos los acusados se enfrentan a peticiones de 23 años de cárcel por presuntos  delitos de lesiones y agresión sexual.

La última jornada se reservó para los informes de los letrados de la defensa Enrique Sánchez, Mónica Moya y José Miguel Ramos y, más aún, la última palabra de los procesados. “Somos inocentes, no somos capaces de hacer nada parecido, ninguno de los tres”, señaló A. M. de 32 años en su intervención.

Los abogados levantaron su defensa sobre dos elementos principales, a saber, las “contradicciones” en las declaraciones de la denunciante y el testimonio de los tres guardias civiles que pararon a los chicos esa madrugada y que no vieron indicios de ninguna agresión sexual.

“Tres guardias civiles desmontan la versión de la denunciante”, resaltó José Miguel Ramos, que pidió también “coraje” al tribunal para dictar una sentencia absolutoria. “Los testigos se dan cuenta de que tenía el botón roto, pero nadie se da cuenta de la sangre que supuestamente tenía en el pantalón”, ironizó. “Tres guardias civiles no ven nada”, insistió Moya. “El móvil de la denuncia es la vergüenza por haberse ido con varios chicos”, señaló la abogada de A. E. de 28 años.
En este sentido, Enrique Sánchez criticó la instrucción policial. “Simplemente con la mera denuncia se activó el protocolo de agresión sexual, pero no interesó ir a buscar los calzoncillos (la víctima afirmó que se tuvo que colocar unos calzoncillos como top) y tampoco las cámaras de seguridad de los pubs”.

Acusación
Por su parte, el Ministerio Fiscal y los letrados de la acusación particular, Gonzalo Rodríguez  y Martín de los Reyes Martínez, que informaron la mañana del martes, sostienen sus imputaciones esencialmente sobre la declaración de la víctima, el informe forense y algunos testigos. “¿Qué le habéis hecho a la chica”, dijo un camarero de un pub de Campohermoso, según la declaración prestada en la sala de vistas.
La joven presentaba lesiones en los genitales y en el  ano, además de hematomas provocados por haber sido agarrada con fuerza. El médico forense habló de “brutalidad” y descartó relaciones sexuales consentidas con dureza.



Formación Economist & Jurist