Connect with us
Derecho Penal

Las consecuencias penales a las que se puede enfrentar el hombre que arrastró a un burro por la carretera

La Policía Local y los Mossos d’Esquadra han abierto diligencias contra el denunciado por un delito de maltrato animal

(Foto: E&J)

María González Villasevil

Redacción editorial E&J




Tiempo de lectura: 2 min



Derecho Penal

Las consecuencias penales a las que se puede enfrentar el hombre que arrastró a un burro por la carretera

La Policía Local y los Mossos d’Esquadra han abierto diligencias contra el denunciado por un delito de maltrato animal

(Foto: E&J)



El pasado 28 de octubre, en una carretera a la altura de Corbera de Llobregat (Barcelona), el 112 fue alertado de que un vehículo circulaba con el maletero abierto y un burro atado a la parte posterior del mismo, siendo el animal arrastrado por el coche ya que no podía seguir la velocidad del auto, de manera que se caía constantemente sobre la calzada.

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, el mencionado vehículo había sido detenido gracias a un grupo de personas que visionaron lo ocurrido y decidieron poner fin al sufrimiento del animal. Además, los testigos aportaron a la policía vídeos donde se veía claramente que el hombre llevaba al animal atado al coche. Debido al arrastre por la carretera el burro sufrió heridas y tuvo que recibir tratamiento veterinario.



Los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Cordera han denunciado al conductor del vehículo, un hombre de 63 años, por maltrato animal. Pero, ¿por qué delitos puede ser juzgado? Y, ¿a qué castigo penal se puede enfrentar el denunciado?

Cabe que recordar que tras la reforma legislativa llevada a cabo este año con la Ley Orgánica 3/2023, de 28 de marzo, que modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en materia de maltrato animal, el artículo 430 bis castiga con entre tres y dieciocho meses de prisión (doce a veinticuatro meses si se mata al animal), multa de seis a doce meses e inhabilitación de uno a tres años para cualquier oficio que tenga relación con animales, a aquel que cause cualquier lesión que requiera tratamiento veterinario. Esto en el caso de que se trate de un animal doméstico, domesticado o que viva bajo control humano.





En el resto de los casos de animales vertebrados las penas son inferiores. En estos supuestos, si se causa una lesión que requiera de tratamiento veterinaria, los acusados podrían afrontar una condena de prisión de tres a doce meses (seis a dieciocho si se acaba con la vida del animal), tres a seis meses de multa y uno a tres años de inhabilitación. Entre las agravantes que se contemplan: realizar el hecho con ensañamiento, con ánimo de lucro, utilizando veneno, armas o instrumentos peligrosos, difundirlo a través de redes o hacerlo como medio para coaccionar, acosar o intimidar a alguien ligado por relación afectiva al autor.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita