Connect with us

Noticias Jurídicas

Las horas extras de una abogada que trabajó en Ontier terminan en los tribunales

En su demanda reclamó 68 horas extras. Luego, en el recurso, la letrada subió a 235 horas extras

(Foto: E&J)


Noticias Jurídicas

Las horas extras de una abogada que trabajó en Ontier terminan en los tribunales

En su demanda reclamó 68 horas extras. Luego, en el recurso, la letrada subió a 235 horas extras

(Foto: E&J)



La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha rechazado darle la razón a la abogada que fue despedida de forma improcedente de Ontier y que, en el recurso de suplicación, incrementó considerablemente el número de horas extras reclamadas.

La sentencia, de 28 de julio de 2022, llama la atención que, en el recurso planteado, la letrada “expone por primera vez el cálculo de las horas extras que considera realizadas y su valor económico”.



El caso

La abogada comenzó a prestar sus servicios para Ontier en octubre de 2019 en virtud de un contrato de trabajo temporal por obra o servicio determinado, en concreto, para el “proyecto de reclamaciones a bancos y demandas masivas”.



En junio de 2021, el despacho comunicó a la jurista que, en virtud de lo previsto en el art. 52 c) del Estatuto de los Trabajadores, se había tomado la decisión de proceder a la extinción de su contrato de trabajo, por causas objetivas de índole organizativo.

En concreto, según la firma, tal decisión se fundamentó en la reducción de clientes y en la disminución de actividad y volumen de asuntos del departamento (litigación bancaria) del que formaba parte la jurista. Además, Ontier alegó que el cese formaba parte del plan de reorganización y reestructuración interna que se venía acometiendo en los últimos meses y en deferentes áreas.

En noviembre de 2021, el Juzgado de lo Social n.º 6 de Oviedo estimó la demanda formulada por la letrada, declaró la improcedencia de su despido y reconoció una deuda salarial de 1.729,04 euros.

Recurso de suplicación

No suficiente con lo anterior, la abogada recurrió en suplicación discrepando, entre otros extremos, sobre la cuantía de la deuda salarial concedida a razón de las horas extraordinarias realizadas, pero no compensadas.

Entrada principal de los juzgados de lo Social en Oviedo. (Foto: Mario Rojas/El Comerio)

En concreto, tras criticar la exigencia empresarial de su realización e invocar los arts. 34 y 35 del Estatuto de los Trabajadores, el art. 8 del Convenio Colectivo de Oficinas y Despachos, y el art. 47 del Real Decreto 2001/1983, de 28 de julio, sobre la regulación de la jornada de trabajo, la empleada reclamaba:

  • 2.262,90 euros por las 225 horas extras;
  • 176 euros por 10 horas extras en fin de semana.

En suplicación no cabe variar los términos en que quedó delimitado el debate en el juicio

Turno del TSJ de Asturias, su Sala de lo Social anuncia que la recurrente reclamaba en su escrito de demanda 69 horas extras, sin distinciones entre ellas, y afirmaba que su número podía aumentar una vez conocido el registro horario cuya aportación por la empresa solicitaba como prueba. Sin embargo, en el juicio oral, en posesión del citado registro horario presentado por la firma, la letrada no incrementó el número de horas extras reclamadas, ni señaló cifra alguna.

Consciente de lo arriba descrito, el Magistrado-Juez de instancia limitó expresamente la deuda salarial, en el fundamento de derecho segundo de su sentencia, a las 69 horas reclamadas.

“En la demanda, la trabajadora reclamaba 69 horas extras, sin distinciones entre ellas”

Por lo expuesto, el Tribunal avisa que la abogada expuso “por primera vez” en el escrito de recurso “el cálculo de las horas extras que considera realizadas y su valor económico”. Sin embargo, como es seguramente sabido, “la posibilidad de hacerlo precluyó una vez finalizado el trámite de conclusiones del juicio oral”. Es decir, conforme a lo previsto en el art. 87.4 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social, “en este trámite las partes han de determinar de manera líquida y sin alterar los puntos fundamentales y los motivos de pedir invocados en la demanda o en la reconvención, si la hubiere, las cantidades que, por cualquier concepto, sean objeto de petición de condena; o bien, han de formular la solicitud concreta y precisa de las medidas con que puede ser satisfecha la pretensión ejercitada”, agrega el reciente fallo.

Pues bien, como en la exposición de las conclusiones la actora “no aumentó el número de horas extras reclamadas”, el TSJ aprueba la decisión adoptada por el Juzgador de instancia y declara que, en fase de recurso de suplicación, “no tiene cabida variar los términos en que quedó delimitado el debate en el juicio”.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments