Connect with us

La firma

María Pilar García Guijarro (Watson Farley Williams): “Hoy tenemos expectativas de ver a mujeres en posiciones de liderazgo”



La abogacía no es ajena a las dinámicas sociales. Por ello, y ahora más que nunca, nosotros los letrados y el resto de la sociedad estamos interesados en conocer cuál es la situación actual de la mujer dentro de la abogacía.

Preguntamos a María Pilar García Guijarro, Socia socia directora de Watson Farley Williams en España.





P.- ¿Cómo has visto la evolución de la mujer abogada en el sector legal desde que comenzaste tu carrera profesional?

R.- Desde que comencé a ejercer como abogada la mujer ha vivido una evolución profesional favorable tanto en el sector legal como en otros sectores de la economía. Hoy podemos ver abogadas líderes en su categoría y estoy segura de que esta tendencia es reflejo de una realidad social duradera que disfrutarán futuras generaciones. A lo largo de mi carrera he visto un aumento paulatino del número de abogadas involucradas en las mesas de negociación de grandes operaciones. Aunque nos queda mucho camino por recorrer y seguimos siendo una minoría, la mentalidad en este sentido ha cambiado, hoy tenemos expectativas de ver a mujeres en posiciones de liderazgo y las que ya estamos ahí empujamos para que esta tendencia se consolide a mucha mayor escala.

“Hoy tenemos expectativas de ver a mujeres en posiciones de liderazgo”

P.- ¿Qué factores crees que han hecho que mejore el papel de la mujer en el sector legal?





R.- Sin duda los factores que más han influido en la mejora del papel de la mujer en el mundo de la abogacía es el acceso a la educación y al empleo y la consecuente independencia económica. El acceso a la educación propició que hubiera mujeres formadas que compitieran por los mismos puestos por los que antes solamente competían hombres. El resto lo ha hecho la férrea voluntad de carrera y la sana ambición profesional de varias generaciones de mujeres que llevamos años luchando para construir una sociedad igualitaria y justa basada en la meritocracia. Asimismo, el acceso al empleo de la mujer ha llevado implícita una lucha por un cambio de mentalidad de las familias y en la sociedad sobre la importancia y la necesidad de lograr un equilibrio de las responsabilidades familiares y los trabajos domésticos.

“Llevamos años luchando para construir una sociedad igualitaria y justa basada en la meritocracia”

P.- ¿Cómo ves a la nueva generación de mujeres abogadas?

R.- Veo a una generación de mujeres abogadas con una formación excelente; son independientes y tienen las ideas claras. Han crecido en un entorno social y económico muy distinto al que se vivió al comienzo de la democracia. Esta generación de abogadas preparadas tiene a su disposición ejemplos de mujeres exitosas y herramientas legales con las que antes no se contaba. Hoy en día las cifras de abogados y abogadas jóvenes son muy similares, sin embargo, conforme se avanza en la carrera el número de mujeres desciende con respecto al de hombres. Éste es el gran reto que tanto abogadas como despachos tenemos ahora que afrontar, la retención del talento femenino a largo plazo. Necesitamos más socias y más directivas en todos los ámbitos.

“Esta generación de abogadas preparadas tiene a su disposición ejemplos de mujeres exitosas y herramientas legales con las que antes no se contaba”