Connect with us

La firma

Pilar Menor (DLA Piper): “Los despachos debemos analizar si el talento femenino abandona nuestras organizaciones”

Tiempo de lectura: 4 min

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Publicado




La abogacía no es ajena a las dinámicas sociales. Por ello, y ahora más que nunca, nosotros los letrados y el resto de la sociedad estamos interesados en conocer cuál es la situación actual de la mujer dentro de la abogacía.

Preguntamos a Pilar Menor, global co-chair de Laboral en DLA Piper, socia responsable de Laboral y senior partner en DLA Piper España.



Pilar Menor

P.- ¿Cómo has visto la evolución de la mujer abogada en el sector legal desde que comenzaste tu carrera profesional?

R.- La evolución ha sido positiva. Cuando yo inicié mi carrera en Estudio Legal, uno de los grandes despachos del momento, sólo había una mujer socia, Marta Ortiz Peñalver, quien me sirvió de referente e inspiración. En otros grandes despachos la presencia de socias era inexistente o tan escasa como en el mío.

Actualmente contamos con más socias y mujeres en puestos de responsabilidad dentro del sector legal tanto en despachos como en asesorías jurídicas de empresas y con una buena representación institucional, grandes mujeres que han roto el techo de cristal. No puedo dejar de mencionar a María Luisa Segoviano, como la primera presidenta de sala del Tribunal Supremo; Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española; María Eugenia Gay, decana del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), o María Emilia Adán, decana del Colegio de Registradores de España.

Por otra parte, también he visto un buen avance en condiciones de trabajo: con la laboralización del colectivo del año 2006 hemos avanzado en importantes medidas de flexibilidad y conciliación en los despachos de abogados que benefician a todos los profesionales. Anteriormente, en los años 90, las jornadas flexibles, el disfrute completo de bajas de maternidad y paternidad, las reducciones de jornada, etc. no se aceptaban pacíficamente por todos los despachos en los años 90.

También destacaría positivamente que cada vez más se cuenta con mujeres expertas en diferentes áreas en eventos jurídicos porque los organizadores son más conscientes de la importancia de tener una representación equilibrada.

Por supuesto que todavía queda camino por correr, el porcentaje de socias y de mujeres en la alta dirección de los despachos es todavía mejorable a pesar de la existencia de mucho talento femenino.

“Cada vez más se cuenta con mujeres expertas en diferentes áreas en eventos jurídicos”

P.- ¿Qué factores crees que han hecho que mejore el papel de la mujer en el sector legal?

R.- En el sector legal han ayudado mucho la mejora de las condiciones de trabajo contando los profesionales con mayor flexibilidad y más medidas de conciliación y, sobre todo, la incorporación de políticas de diversidad e inclusión a la estrategia de los grandes despachos y de los clientes. Creo que casi todos somos muy conscientes de los beneficios que aporta la diversidad al negocio y queremos avanzar en igualdad. Los clientes, cada vez más, apuestan por políticas de diversidad e inclusión, y creo que en esta materia el poder de compra del cliente es muy importante: si los clientes exigen diversidad a los despachos de abogados con los que trabajan y les piden presentar sus indicadores de igualdad, el cambio sin duda se acelerará.

En DLA Piper apostamos por la meritocracia y los profesionales pueden y deben desarrollar al máximo sus capacidades al margen de su género. Pero también somos conscientes de la necesidad de alcanzar un mayor equilibrio de género, la diversidad, en sentido amplio. Son parte de nuestra cultura corporativa y por ello tomamos medidas para avanzar en igualdad en los distintos momentos del ciclo de vida del empleado (contratación, formación, promoción, etc.) El análisis de los datos también es muy importante: los despachos debemos analizar si el talento femenino abandona nuestras organizaciones y cuáles son los motivos, porque detectar barreras ayuda a avanzar.

Además, apoyamos el desarrollo del liderazgo femenino con iniciativas como nuestro programa LAW “Leadership Alliance for Women” que es nuestra red de equilibrio de género abierta a todos nuestros empleados y que actúa sobre tres pilares: oportunidades de conexión con los clientes, claridad de carrera y cambio de las percepciones.

También ayuda el cambio cultural que ha experimentado la sociedad española: la mujer se ha incorporado de forma masiva al mercado de trabajo y se ha avanzado en corresponsabilidad, aunque no lo suficiente. Es importante en momentos de crisis como el actual que los datos no retrocedan.

“El poder de compra del cliente es muy importante”

P.- ¿Cómo ves a la nueva generación de mujeres abogadas?

R.- Las nuevas generaciones tienen muy buen nivel. Veo a las jóvenes abogadas bien preparadas y más conscientes de la importancia de tomar el control de sus carreras y de construir redes de contactos que les pueden ayudar a impulsar sus carreras.  Tradicionalmente las mujeres hemos estado muy centradas en trabajar bien y hemos creído que el reconocimiento llegaría simplemente por el trabajo bien hecho. Pero hay otros muchos factores que inciden en el desarrollo de una carrera profesional y creo que las nuevas generaciones son mucho más conscientes de estas cuestiones.

“Tradicionalmente las mujeres hemos estado muy centradas en trabajar bien”

Comentarios