Connect with us

Noticias Jurídicas

Prueba de acceso al Cuerpo de Aspirantes a Registradores: 6 meses después y previo protocolo COVID-19



En la mañana de ayer daba comienzo el primer examen de oposición al Cuerpo de Registradores, tras seis meses de retraso debido a las circunstancias excepcionales por la alerta sanitaria. En concreto, un total de 688 inscritos están llamados a comparecer ante el Tribunal de oposiciones e intentar superar los cuatro ejercicios eliminatorios que se prolongarán durante ocho meses.

La por todos conocidos y padecida situación de salud pública generada por el COVID-19 exige que, en la atípica celebración de exámenes para el acceso al Cuerpo de Aspirantes a Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles, se extremen las medidas de precaución y la celebración de los ejercicios se lleve a cabo del modo más seguro para la salud. Con tal intención, se ha elaborado un protocolo «COVID-19 Oposiciones a Registros 2020» que incluye todas las medidas de prevención y actuación durante la celebración de los ejercicios, estando en todo caso bajo la supervisión del Tribunal, que tiene plenas competencias al respecto. En concreto:

  1. Los opositores sólo podrán estar acompañados por un máximo de dos personas en el lugar de espera a la entrada al ejercicio (antesala del Salón de Actos del Colegio de Registradores, Calle Alcalá, 540 de Madrid).
  2. En el lugar de espera sólo podrán permanecer un total de 3 opositores con sus acompañantes. Cada grupo deberá mantener la oportuna distancia con los restantes. El resto de opositores convocados deberán esperar en la sala o salas que al efecto señale el Colegio de Registradores, donde serán informados de la marcha de los llamamientos.
  3. Será obligatorio el uso de mascarillas y gel hidroalcohólico en dicha antesala, así como en la sala o salas de espera.
  4. El opositor, cuando tenga lugar su llamamiento, accederá al salón de actos donde se celebrará el ejercicio con la mascarilla puesta y se lavará las manos con gel hidroalcohólico situado en la entrada de la sala. Mostrará el DNI a la Secretaria del Tribunal antes de extraer las bolas de los temas de los bombos preparados al efecto.
  5. El opositor deberá mantener la mascarilla puesta hasta que tome asiento en el lugar señalado para los examinandos y ponérsela de nuevo cuando finalice su ejercicio.
  6. La Secretaria del Tribunal desinfectará las bolas antes de introducirlas de nuevo en los bombos.
  7. Como máximo podrán entrar al examen como público 15 personas, que se sentarán en los sitios determinados al efecto previa limpieza de sus manos con hidrogel. Deberán asistir con mascarilla que deberán mantener puesta en todo momento.
  8. Cada opositor recibirá un sobre cerrado con un programa copia del Boletín Oficial del Estado, folios y un bolígrafo, y se le suministrará una botella de agua y un vaso de un solo uso.
  9. Al terminar el ejercicio, se limpiará la mesa y la silla del opositor, y los asientos que se hayan utilizado por el posible público.
  10. La desinfección periódica de los baños y despachos en que puedan estudiar y permanecer los opositores se realizará de acuerdo a los protocolos de actuación que fije el Colegio de Registradores.

Por su parte, el presidente del Tribunal, Fernando de la Puente, ha destacado que, en esta situación excepcional la voluntad de todos los miembros del Tribunal es que el opositor tenga el mayor grado de seguridad y normalidad en el proceso de oposición y con ello, que el mismo “pueda sentir lo menos posible la tensión ambiental derivada de la pandemia”.





La promoción de 2019, como referencia.

En 2019, de los 45 nuevos registradores que aprobaron su examen de acceso, 27 eran mujeres (60%) y 18, hombres (40%), coincidiendo ambos géneros en la edad media: 29 años. Tal es así, que dos de cada tres opositores en 2019 tenían una edad inferior a 30 años





En aquella promoción, el aspirante con más edad fue un opositor de 38 años, y en lado opuesto, los más jóvenes, eran tres aspirantes con 25 años.

Asimismo, en relación al esfuerzo requerido para obtener la deseada plaza, hombres y mujeres tardaron una media de 5,7 años en prepararse, oscilando dicho periodo entre tres y doce años. Mayoritariamente comenzaron su preparación tras finalizar sus estudios universitarios.

Por último, las estadísticas nos revelan que de medida han superado la oposición en la segunda convocatoria a la que se han presentado, aunque uno de cada tres lo ha conseguido en la primera convocatoria.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *