Connect with us

Noticias Jurídicas

Se condena a un profesor por cuatro delitos de abusos sexuales

AUTOR
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

La Sala de lo penal de la Audiencia Provincial de Barcelona ha dictado sentencia condenando a un hombre por cuatro delitos de abuso sexual ocurrido en un centro escolar cuando él era profesor de educación física

La Audiencia de Barcelona condena a 21 años y 9 meses un hombre acusado de 4 delitos de abusos sexuales, dos de ellos de forma continuada (penas que van de los 2 años a los 9 años y 3 meses según la víctima). También le impone una indemnización total para las cuatro víctimas de 120.000 euros (las indemnizaciones se reparten entre 10.000 y 60.000 euros). Además de la condena de prisión la Audiencia impone una inhabilitación para ejercicio de la profesión docente de 13 años y 8 meses y orden de alejamiento y prohibición de comunicación respecto de las víctimas.

La sección 21 de la Audiencia de Barcelona da por probado que el acusado aprovechó su condición de profesor de educación física de un centro escolar religioso de Barcelona donde trabajó entre los años 1999 y 2011, por abusar de cuatro alumnos en varias ocasiones. Según recoge la sentencia, el acusado dispone de un despacho propio con una camilla en la que llevaba a los alumnos para realizarles masajes que aliviaran posibles lesiones.

Era en estas situaciones cuando se daban situaciones de abuso sobre las víctimas sin consentimiento de los menores “Aprovechando su ascendencia y jerarquía como profesor de educación física, y de la confianza que los alumnos tenían por ello depositada en él”.

El tribunal, en su resolución afirma que “… los hechos que sufrieron los denunciantes constituyeron una experiencia vital negativa en un momento en que todavía no tenían desarrollada su personalidad, y que como tal ha condicionado el cómo son de adultos. De manera que hoy son los hombres que son, en parte, por haber padecido la conducta del acusado. Y ello no tiene precio ni reparación posible”.

“El daño infligido, como hemos venido diciendo, nada tiene que ver con lesiones físicas o las secuelas asociadas a la recuperación, hospitalización, etc. En este caso se ha condicionado el desarrollo de la personalidad de cuatro menores de edad por la comisión de un hecho perverso y odioso que supuso su primera experiencia sexual y que ha incidido, en consecuencia, de forma permanente en su vida”.

El juicio tuvo lugar en la Audiencia de Barcelona entre los días 25 y 27 de marzo, y la sesión de declaración de las víctimas se celebró a puerta cerrada.

Fuente: Consejo General del Poder Judicial