Connect with us

Noticias Jurídicas

Ser escuchado en los procesos judiciales es un derecho del menor y no un medio de prueba

“La discreción e intimidad, la ausencia de presión, las entrevistas en lugar adecuado, o que el niño esté sin sus padres ni abogados, entre otros aspectos”

(Foto: ISDE)

Tiempo de lectura: 2 min



Noticias Jurídicas

Ser escuchado en los procesos judiciales es un derecho del menor y no un medio de prueba

“La discreción e intimidad, la ausencia de presión, las entrevistas en lugar adecuado, o que el niño esté sin sus padres ni abogados, entre otros aspectos”

(Foto: ISDE)



La institución de la familia ha cambiado mucho los últimos años en occidente. Ya no es seguro que un matrimonio esté unido hasta el fin de sus días, ni que variables externas y circunstancias no fluctúen tanto como para provocar situaciones de crisis económica y de convivencia.

Ante estos escenarios de angustia, hay maneras de “escuchar al menor”, y los jueces que se ocupan de asuntos de familia tienen el futuro del niño entre sus manos.

Éste, entre otros motivos que atañen a la seguridad del menor, han sido el motor para que El ISDE, en colaboración con Vestalia Abogados de Familia y la Asociación Madrileña de Abogacía de Familia e Infancia (AMAFI), celebrara en su sede madrileña la conferencia: El derecho de los menores a ser escuchados. Nuevas reformas legales en la que se destacó, que el menor y su bienestar es el principal bien jurídico a proteger en cualquier proceso, y que entender su testimonio como un medio de prueba y no como un derecho es perder de vista este enfoque fundamental.



Durante el acto, la vicepresidenta de AMAFI, Paloma Zabalgo, recordó que “uno de los objetivos de la asociación es la defensa de la infancia en los procesos judiciales”, ya que si algo quedo claro entre los ponentes es que el menor es la principal víctima a proteger en situaciones comunes como son los divorcios.

(Foto: ISDE)

Hablar con el juez es un derecho del menor

La necesidad de asegurar el derecho de participación de los niños, niñas y adolescentes en cualquier toma de decisión que les afecte es básico, según indicó Escarlata Gutiérrez, haciendo referencia a la Ley. También explicó el papel del fiscal como protector del menor en estas situaciones.

Los ponentes destacaron la importancia de varios puntos en cuanto a la protección de derechos del menor, resumidos por Natalia Velilla Antolín: “Está regulado, pero en ningún momento se explica su naturaleza ni cómo se ha de practicar”. A esto, añadió que “la discreción e intimidad, la ausencia de presión, las entrevistas en lugar adecuado, o que el niño esté sin sus padres ni abogados, entre otros aspectos”, son las claves para que se den las condiciones adecuadas para la exploración del menor por parte del juez, afirmó la magistrada.

Durante el acto se presentó la III edición del Máster en Derecho de Familia e Infancia de ISDE, dirigido por la abogada de familia, Delia Rodríguez, socia fundadora y CEO de Vestalia Abogados de Familia, con la colaboración de Asociación Madrileña de Abogacía de Familia e Infancia (AMAFI).

En esta formación los alumnos podrán hacer de su vocación su forma de vida, obteniendo las habilidades profesionales necesarias para para poder ejercer como juristas en esta materia, por su combinación de teoría y práctica de la mano de los Despachos de Familia más prestigiosos de España.

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
8 meses atrás

Temo decir que no estoy de acuerdo. Yo misma he presenciado la mayor injusticia que conozco cuando hacr un par de meses, dos niñas de 10 y 11 años completamente manipuladas por su padre (amenazadas por él, diciéndoles que él iría a la cárcel si no decían lo que el padre quería y se quedarían solas en el mundo) mentían al juez que sale en la fotografía. El juez no solo no dudó de su testimonio sino que ni siquiera se planteó ningún tipo de manipulación ni dejó defenderse a la otra parte. Así que no, lo siento, pero no es un derecho…ningún menor debería ir a un juzgado a declarar en un asunto de adultos, primero por la carga emocional que ello supone y segundo porque si alguien que quieren les piden que mientan, ellos van a mentir.

Nombre
PC