Connect with us

Noticias Jurídicas

Tras una sentenica del TSJ de Galicia, la gasolinera de Carrefour podría ser declarada ilegal

AUTOR
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

La gasolinera de Carrefour va camino de declararse ilegal. Como le ocurrió a la de A Coruña, sobre la que pesa una orden de cierre. La sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) le da la razón al juzgado de Lugo. El organismo judicial desmonta los argumentos presentados por la multinacional francesa, a la que solo queda posibilidad de recurrir al Supremo para intentar mantener su actividad.

El TSXG carga contra «la construcción realizada», porque aduce que por cuestiones de licencia no es posible la compatibilidad del uso comercial con el de suministro de combustibles. El texto expone que la instalación «incumple las prescripciones legales de aplicación, al tener jurídicamente la consideración de edificación», aludiendo además a que no se han observado las normas sectoriales ni urbanísticas.

La ubicación de los tanques es otro de los puntos calientes en la apelación y el Superior de Galicia le vuelve a dar la razón al propietario de la gasolinera de As Saamasas que se querelló contra la de Carrefour y al que representó Jorge Pérez, del bufete de abogados Lumieira (que ya llevó el caso coruñés). Al respecto, la sentencia clarifica que «ha resultado acreditado que los tanques de combustible se encuentran en el interior del edificio, lo que implica el incumplimiento de la normativa referida».

Ferreiros explicaba hace unos meses que «los tanques tienen que estar debidamente protegidos, pero al exterior y con un blindaje específico», condiciones que aseguraba no se cumplen en la instalación que tiene el centro comercial ubicada a orillas del río Miño. «Si por cualquier circunstancia se produce un choque, una explosión de un vehículo o lo que sea, imagínate la que se puede liar ahí», argumentaba entonces el empresario.

La gasolinera coruñesa, ubicada en Alfonso Molina, tenía unas características muy parecidas a las de Lugo. Su caso se desarrolló con más celeridad y en aquel momento ya el TSXG ya destacaba el «peligro» que suponía la instalación de los tanques de esa forma: «No resulta difícil imaginar que un incendio pudiera afectar simultáneamente a las diferentes alturas». En Lugo existe el agravante del entorno, porque a pie del río, las consecuencias para la flora y la fauna del río Miño podrían ser catastróficas.

El fallo solo le da a Carrefour en Lugo la razón en lo que refiere a las costas procesales, dejándolas sin efecto. La multinacional tiene ahora la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Supremo, organismo que ya le quitó la razón en el caso coruñés.