Connect with us

Noticias Jurídicas

Un informe vaticina graves consecuencias si no se cubren las vacantes del Supremo: habrá 1.000 sentencias menos

Como consecuencia de las graves dificultades para configurar las Salas, el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo prevé un alargamiento de los tiempos de respuesta en las cuestiones de fondo

Carlos Lesmes, rodeado de magistrados en el Tribunal Supremo durante la apertura del Año Judicial. (Foto: Bernardo Díaz)

Tiempo de lectura: 4 min



Noticias Jurídicas

Un informe vaticina graves consecuencias si no se cubren las vacantes del Supremo: habrá 1.000 sentencias menos

Como consecuencia de las graves dificultades para configurar las Salas, el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo prevé un alargamiento de los tiempos de respuesta en las cuestiones de fondo

Carlos Lesmes, rodeado de magistrados en el Tribunal Supremo durante la apertura del Año Judicial. (Foto: Bernardo Díaz)



En un documento de fecha de 18 de octubre de 2021, el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo alerta que si no se pone solución a la situación existente (ahora son once vacantes y en 2022 serán cinco más) resulta sencillo pronosticar las consecuencias desfavorables que de ello pueden derivar, tanto en lo referente a la actividad de admisión de los recursos de casación, como en lo relativo a la fase de enjuiciamiento y decisión de los litigios residenciados ante las diversas Salas.

En un escenario de crisis económica, social y sanitaria que está incrementando la litigiosidad, el informe tacha de “imprescindible” dar cobertura a las vacantes existentes si no se quiere terminar de colapsar el Supremo.

Ponemos en situación



A finales del mes de septiembre, la Sala de Gobierno del TS acordó, por unanimidad, encargar un informe al Gabinete Técnico del TS para que se concretase cuál es el panorama al que se enfrentarían las diversas Salas de nuestro Alto Tribunal en el caso de que se prolongase la actual situación de interinidad del Consejo General del Poder Judicial.

Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. (Foto: EFE)

Por ello, bajo tal intención, Juan Manuel San Cristóbal Villanueva, Magistrado y Director del Gabinete Técnico del TS, ha emitido tal informe peticionado y cuyas principales conclusiones resumiremos a continuación.

De dónde venimos

En diciembre de 2018, el mandato de los miembros del CGPJ expiró.

Desde marzo de 2021, el Consejo en funciones no está habilitado para nombrar y cubrir las vacantes existentes en nuestro Alto Tribunal. En concreto, con la controvertida y ya comentada Ley Orgánica 4/2021, de 29 de marzo, por la que se modificó la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, para el establecimiento del régimen jurídico aplicable al Consejo General del Poder Judicial en funciones, el Consejo en situación de interinidad ya no puede nombrar, entre otros cargos, a nuevos magistrados del TS o a los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia o de la Audiencias Provinciales.

Dónde estamos

En la actualidad, hay un total de 11 vacantes de magistrados del TS que no han podido ser cubiertas. En concreto, el desglose por Salas es el siguiente:

  • Una vacante en la Sala de lo Civil.
  • Seis vacantes en la Sala de lo Contencioso-Administrativo.
  • Tres vacantes en la Sala de lo Social.
  • Una vacante en la Sala de lo Militar.

En opinión del Gabinete Técnico del TS, “es patente que la falta de nombramientos para cubrir las sucesivas vacantes que se van produciendo en el TS está generando una grave perturbación en el funcionamiento de cada una de las Salas”.

De este modo, la nueva regulación impulsada por los Grupos Parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos, a juicio del aludido Gabinete Técnico, “plantea un serio problema para el buen y normal funcionamiento del TS”. Es decir, resulta necesario alertar que, “pese a que el rendimiento de cada una de sus Salas es cada vez mayor, los tiempos de respuesta siguen aumentando”.

El Alto Tribunal se está enfrentando a una realidad incontestable: las bajas de magistrados, por diversas circunstancias (jubilaciones, fallecimientos, dimisiones), están siendo numerosas, y no hay forma de cubrirlas, con el consiguiente perjuicio al propio tribunal y al justiciable, que sufrirá al final esta carencia en forma de respuesta tardía.

A dónde vamos

“El futuro inmediato no es nada halagüeño de perpetuarse esta situación”, advierte el informe de referencia.

En particular, a modo de ejemplo, en octubre del 2022 habrá un total de cinco vacantes más por jubilación (dos en la Sala de lo Contencioso, dos en la Sala de lo Social y una en la Sala de lo Militar), lo que provocará que el TS afronte su función con dieciséis magistrados menos, esto es, con un 20,25% de su plantilla vacante.

Carlos Lesmes entra al Palacio de Justicia, para asistir al acto de apertura del año judicial 2020/2021. (Foto: Europa Press)

No suficiente con lo anterior, el Gabinete Técnico del TS llama la atención y avisa que tal escenario podría empeorar en caso de bajas por enfermedad o vacantes por otras causas: fallecimientos, renuncias, nombramientos para otros tribunales, etc.

Ya en el apartado de las conclusiones del informe, el reiterado Gabinete viene a evidenciar que, si no se pone remedio al actual panorama, es sencillo vaticinar las “consecuencias desfavorables” que de todo lo anterior pueden dimanar, afectando tanto en lo relativo a la actividad de admisión de los recursos de casación, como en lo referente a la fase de enjuiciamiento y decisión de los litigios.

El informe describe que la actual situación, de prolongarse más, será “insostenible”.

Como consecuencia de las graves dificultades para configurar las salas, el Gabinete Técnico vaticina que se dictarán aproximadamente 1.000 sentencias menos al año entre todas aquellas, “con alargamiento de los tiempos de respuesta en las cuestiones de fondo, y se retrasarán enormemente las decisiones de inadmisión que son numerosísimas y se cuentan por varias decenas de miles al año”, recalca el informe.

Auxiliándose del clásico “la justicia tardía no es verdadera justicia”, el documento tilda de “imprescindible” la pronta cobertura de las vacantes existentes en el Alto Tribunal para así evitar que el colapso judicial también se apodere del más alto órgano jurisdiccional de nuestro país.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments