Connect with us

Noticias Jurídicas

Un tribunal español falla en contra del gigante Amazon por vulnerar normas de competencia



El concepto de competencia se refiere concretamente a la situación que existe entre dos o más empresarios que operan dentro de un mismo sector del mercado y que ofrecen bienes y servicios que tratan de satisfacer una misma necesidad del cliente pudiendo encontrar la situación del conflicto de intereses. Por ello, surgió la Ley de Defensa de la Competencia del año 2007 que trata de favorecer que la competencia se lleve a cabo correctamente y prohibiendo determinadas prácticas que consideran prohibidas, entre las que nos encontramos:

  • Acuerdos celebrados entre diferentes agentes económicos como son los de fijación de precios, de reparto de mercados, etc.
  • Decisiones Colectivas o recomendaciones de algún tipo de unión, asociación o agrupación de empresas que por ejemplo recomiendan fijar un precio único a sus asociados, a pesar de que ningún asociado la haya llevado a cabo.
  • Prácticas Concertadas o conductas que se derivan de condiciones no explicables de modo natural por el mercado por lo que cabe pensar que existen prácticas paralelas sin mediar acuerdo explícito.

Pero también, gran aspecto a tratar es el abuso de posición dominante. Según el art. 82 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea: “Será incompatible con el mercado común y quedará prohibida, en la medida en que pueda afectar al comercio entre los Estados miembros, la explotación abusiva, por parte de una o más empresas, de una posición dominante en el mercado común o en una parte sustancial del mismo›”.

Es decir, prohíbe los abusos que puedan cometer una o varias empresas, por lo que trata de impedir prácticas de explotación abusiva que supongan un detrimento del funcionamiento concurrencial del mercado. Y es aquí donde nos centramos en este caso en cuestión.





En primer lugar, es importante destacar que Amazon se sitúa como el distribuidor de e-books más potente en Europa, ya que es quien más influencia ejerce en el mercado.





Recientemente, Amazon lanzó una campaña a la que llamaba “NOS UNEN MILLONES DE LIBROS” y la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado al gigante tecnológico a que la finalice porque, según la misma, vulnera claramente las normas de la competencia.

Dicha campaña consistía en que se le entregaba al cliente un cheque regalo de 5€ por compras superiores a 20€ en libros que podían ser canjeados por la compra de cualquier otro producto, que podían ser también libros u otros artículos existentes en la web. De esta manera, entiende la Audiencia que estamos ante una práctica que perjudica gravemente a los pequeños comerciantes y posibles competidores dentro del sector, constituyendo un acto de competencia desleal por vulnerar concretamente la Ley del Libro. Considera la sentencia que Amazon se ha beneficiado de una significativa ventaja competitiva que tiene en el mercado con una violación clara del sistema de precio fijo y de la limitación del descuento.

Es importante resaltar que la Ley de Competencia Desleal protege la igualdad de los competidores debiendo actuar en igualdad de condiciones sin poder disponer de posiciones concurrenciales aventajadas que se hayan obtenido como consecuencia de la vulneración de las normas que regulen el mercado en cuestión. El caso que nos ocupa es un claro reflejo de ello, ya que las normas que se enfocan en el precio fijo y los límites de los descuentos, así como la prohibición del uso de libros como reclamo comercial, tienen por objeto regular la actividad concurrencial.

El hecho de que se entreguen cheques regalos que luego puedan ser canjeados para adquirir otros libros es un descuento que supera el máximo autorizado por la ley del libro y por tanto una infracción del artículo 9.3 de dicha ley.

Aun así, cabe puntualizar que la sentencia no condena el hecho de que se entregue un cheque para la venta de productos de otra naturaleza diferente sino únicamente a la venta de libros.

Esta es una de las sentencias que nos encontramos que falla contra el gigante Amazon pero, debemos traer a colación, que con lo que respecta a la competencia desleal, hace unos años la Comisión Europea abrió una investigación sobre la distribución de e-books en Amazon porque consideraba que posiblemente se habían vulnerado ciertas restricciones relacionadas con el abuso de su posición dominante en el mercado, por lo que no es la primera vez que se enfrenta a este tipo de acusaciones concretas en el sector de los libros electrónicos.

Sobre la autora:  Estefanía Harana SuanoAbogada, Asesora Fiscal & MBA Full Time.