Connect with us

Marketing & Technology

El sector legal afronta un futuro digital

Cofundadora y CEO Europa de Meeting Lawyers.

Tiempo de lectura: 5 min



Marketing & Technology

El sector legal afronta un futuro digital



 El sector legal ha experimentado una importante transformación en los últimos años, impulsada principalmente por las exigencias económicas, tecnológicas y competitivas del mercado. Sin embargo, los acontecimientos vinculados a la pandemia han puesto realmente a prueba a una gran parte de los profesionales del sector, que se ha visto obligada a adaptarse a grandes cambios, asumir nuevos retos e introducir herramientas tecnológicas innovadoras para no quedarse atrás en un contexto marcado por las pantallas y la no presencialidad.

«El 71% de los encuestados utiliza su propio teléfono móvil como herramienta de trabajo»

En definitiva, se trata de un proceso de transición que se ha visto acelerado por la pandemia y que define, de manera inequívoca, el camino de digitalización emprendido por el sector legal. En el último año, marcado por las situaciones de confinamiento y limitaciones de movilidad, numerosas consultas legales han llegado a los letrados a través de aplicaciones de mensajería instantánea, al tiempo que se han firmado y descargado numerosos contratos jurídicos online.



Esta circunstancia ha puesto de manifiesto que muchas de las dudas legales que preocupan a los ciudadanos y empresas pueden resolverse de manera online y casi al instante, mediante mensajes de chat o videollamadas, sin necesidad de que el cliente invierta su tiempo en acudir a un despacho de abogados o agendar reuniones presenciales que, en muchas ocasiones, solo dilatan los procesos.

«Numerosas consultas legales han llegado a los letrados a través de aplicaciones de mensajería instantánea». (Foto: Getty Images)

Los smartphones, las videollamadas, la mensajería instantánea, las firmas digitales y, en general, las gestiones online han demostrado que la tecnología es un aliado fundamental para agilizar y optimizar tiempos y procesos en el sector legal, una demanda que comienzan a realizar los propios usuarios. De acuerdo con los datos ofrecidos por el estudio How consumers are choosing legal services, publicado por Legal Services Consumer Panel (UK) en agosto del año 2020, una parte importante de los clientes de servicios legales preferiría resolver algunas de sus dudas jurídicas de manera online.

Según este informe, un 50% de las personas con problemas legales respecto a servicios y bienes de consumo querrían realizar sus consultas a través de un servicio en línea que les permitiera acceder en cualquier momento y hacer un seguimiento de la evolución de su consulta. En esta misma línea se manifestaron un 44% de las personas con dudas legales sobre vivienda, reclamaciones por accidente (42%), asuntos de migración (41%) y comisiones (41%).

En un contexto como este, el legaltech es más necesario que nunca. Los despachos de abogados y las grandes, medianas y pequeñas compañías del sector deben aplicar la transformación digital con éxito para obtener mayor competitividad y, sobre todo, ofrecer una experiencia de usuario mucho más satisfactoria y adaptada a las nuevas necesidades. Las empresas que rechacen los procesos de digitalización o se muestren reticentes al cambio perderán la oportunidad de avanzar y crecer.

Nuevas fórmulas

Las compañías que ya están operando en el entorno legaltech –la mayoría de ellas nativas digitales– están volcadas en el desarrollo de plataformas tecnológicas y aplicaciones móviles para ofrecer a los consumidores soluciones jurídicas digitales que contribuyan a optimizar procesos y operaciones estándares del sector, localizar letrados de forma rápida y sencilla y resolver dudas jurídicas de manera online y en tiempo real.

Muchos proyectos innovadores han irrumpido en el panorama legaltech en los últimos años. No obstante, hasta hace poco los nichos de mercado de las legaltech en España eran apenas cinco:

  1. Software de gestión para despachos de abogados
  2. Plataformas para adquirir o generar contratos
  3. Servicios para recopilar y generar con seguridad evidencias digitales
  4. Servicios para plantear reclamaciones a través de internet
  5. Plataformas de intermediación para que los ciudadanos encuentren un abogado (los denominados marketplaces jurídicos)

Sin embargo, los acelerados avances en materia de digitalización nos permiten añadir a la lista un nuevo nicho de mercado, especialmente orientado al usuario de los servicios jurídicos: las aplicaciones tecnológicas que facilitan el contacto directo entre clientes y abogados para resolver dudas o realizar consultas de manera directa a través de chat o videollamada.

La lista de compañías de ámbito legaltech que han irrumpido en el mercado en los últimos años es extensa. Todas ellas se ajustan al planteamiento de estos nichos, pero algunas iniciativas destacan por su disrupción. Se trata de proyectos como Rocketlawyer y Bigle legal (plataformas para adquirir y/o generar contratos online), Reclamador (plataforma de reclamaciones online), elAbogado, TuAppbogado, LexGoapp (marketplaces jurídicos), Signaturit y Docusign (soluciones legales de firma electrónica), Lextools y Quolaw (softwares de gestión), Redpoints (plataforma especializada en eliminar infracciones de propiedad intelectual), Pridatect (plataforma de gestión de protección de datos), Legalpigeon (plataforma para encontrar abogados sustitutos para juicios) o Meeting Lawyers (plataforma de chat y videollamada 24/7 para la resolución de dudas legales por parte de abogados especializados).

Expansión digital

Este amplio portfolio de compañías y proyectos orientados a automatizar ciertas tareas jurídicas y dar un mejor asesoramiento legal a los ciudadanos supone un gran avance para el sector, lo que marcará un antes y un después para el futuro de la profesión. Sin embargo, el impulso de estos avances no implica necesariamente que las soluciones digitales vayan a remplazar de manera definitiva las funciones desempeñadas tradicionalmente por los letrados. Al contrario, los nuevos ritmos y procesos introducidos a través de estas herramientas tecnológicas van a permitir a los letrados ofrecer un mejor servicio jurídico y una experiencia de usuario mucho más satisfactoria.

Precisamente, grandes firmas de abogados de todo el mundo están invirtiendo cada vez más y de forma masiva en soluciones de tecnología legal para conseguir una mayor ventaja competitiva que les permita diferenciarse de otros despachos. En este sentido, no solo es fundamental desarrollar nuevas tecnologías que mejoren los procesos internos, sino prestar especial atención a las tendencias en el uso de la tecnología por parte de los ciudadanos.

Los smartphones y aplicaciones móviles forman parte del día a día de millones de personas en el mundo, por lo que necesariamente el futuro de la comunicación entre abogados y clientes pasa por este modelo. El informe sobre la Sociedad Digital en España publicado por Telefónica evidenció ya en el año 2019 que los ciudadanos españoles hablaban cada vez menos a través del teléfono convencional y recurrían con mucha frecuencia a las aplicaciones de mensajería instantánea para comunicarse.

«Un 53% respondió que utiliza mensajería instantánea durante su jornada laboral». (Foto: ABC)

Otra encuesta realizada por la compañía Obelisk Support entre más de 2.000 profesionales vinculados al sector legal, entre ellos abogados, reveló que el 71% de los encuestados utiliza su propio teléfono móvil como herramienta de trabajo. Asimismo, un 53% respondió que utiliza mensajería instantánea durante su jornada laboral.

«En unos años resultará impensable imaginar el sector sin la alianza digital»

Por lo tanto, resulta evidente que tanto los letrados como los ciudadanos utilizan cada vez más este tipo de soluciones digitales, lo que hace posible y muy oportuno integrar este tipo de plataformas en los servicios de atención y resolución de dudas jurídicas, no solo con la intención de atraer a potenciales nuevos clientes, sino de complementar los servicios tradicionales y ofrecer una mejor experiencia de usuario.

El futuro es digital, es innegable, y el sector legal está dando pasos en la dirección correcta. Todas las herramientas tecnológicas e innovaciones que faciliten ese camino y permitan adaptar los servicios jurídicos a la nueva realidad no son solo una oportunidad, sino una obligación. En unos años resultará impensable imaginar el sector sin la alianza digital.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments