Connect with us

Derecho inteligente

Violencia de genero digital: nueva forma de acoso predominante entre los jóvenes



La violencia de género es todo tipo de acto de violencia que se base expresamente en el hecho de pertenecer a sexo femenino pudiendo tener incluso como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer. Pero no solo la consumación de los actos sino también la amenaza de llevarlos a cabo, la coacción o la privación de la libertad.

Esa es la definición básica pero como en todos los sectores del derecho debemos adaptarnos a la nueva realidad social y el desarrollo tecnológico continuo en el que vivimos y, precisamente dentro de esto, ha surgido una nueva forma de violencia contra la mujer: la violencia de género digital.

Estamos ante una violencia que se realiza a través de las nuevas tecnologías, por las redes sociales o por Internet. Este tipo de violencia tiene especial auge en los adolescentes y jóvenes ya que según el estudio realizado por el CIS para la Delegación del Gobierno para la violencia de género, sobre la Percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud, se demuestra claramente un aumento de este tipo de conducta entre los adolescentes con frecuencia creciente y en muchas ocasiones.





Es evidente que los jóvenes son los más familiarizados con internet y con las redes sociales de manera que desarrollan sus relaciones con otras personas en las mismas cómodamente pero hay que tener precaución ya que en las redes existen algunas practicas que son claramente de riesgo como el hecho de compartir imágenes privadas o quedar con un desconocido, son actos que para los jóvenes lo perciben como algo normal y moderno pero que tienen detrás un riesgo que ellos desconocen pero hay que proteger.





Por tanto, hablamos de actuaciones de cibercontrol o ciberacoso que conllevan una limitación de la libertad que genera dominación y relación desigual entre hombres y mujeres que tienen o han tenido una relación personal, de esta manera, estamos ante una clara actuación o estrategia humillante que afectan a la privacidad e intimidad, además del daño que supone a su imagen pública. Es más, la reiteración es la estrategia de invasión a la intimidad más utilizada en estos casos como es el hecho de insistir para conseguir lo que desea.

Pero también puede llegar a ejercerse el sexting que consiste en compartir a través de un dispositivo digital alguna imagen o vídeo que graba uno mismo pero con una clara connotación sexual y se comparte con terceros sin permiso de la persona que lo ha creado. Es más puede que esto sea incluso un instrumento de chantaje por parte del agresor y es realmente peligroso. Pero no sólo eso sino que también ha empezado a surgir dentro del mundo de los videojuegos.

Por eso es importante que identifiquemos cuáles son los actos que pueden considerarse como tal. Entre otros podemos encontrar:

  • Acosar o controlar a la pareja usando el móvil
  • Interferir en relaciones de la pareja en Internet con otras personas
  • Espiar el móvil de la pareja
  • Censurar fotos que publica y comparte la pareja en las redes sociales
  • Controlar lo que hace la pareja en las redes sociales
  • Exigir a la pareja que demuestre dónde está con la geolocalización del móvil
  • Obligar a la pareja a enviar imágenes íntimas
  • Comprometer a la pareja a revelar sus claves personales
  • Obligar a la pareja a mostrar un chat o conversación con otras personas
  • Enfadarse por no obtener una respuesta inmediata online de la pareja

En conclusión, es evidente que el papel de internet, de las redes sociales y de las nuevas tecnologías entre los más jóvenes es vital y es por eso que tenemos que ayudar a integrarlas sin que se conviertan en herramientas peligrosas para sus usuarios y es importante trabajar para erradicar la violencia contra la mujer desde la prevención y desarrollar así la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

Sobre la autora:  Estefanía Harana SuanoAbogada, Asesora Fiscal & MBA Full Time.
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *