Connect with us

Reportajes

La tormenta continúa con FTX: el papel del regulador de Bahamas añade más incertidumbre a esta situación

Dos semanas después del crack de este exchange, miles de inversores aun no saben cómo van a recuperar su dinero invertido

Bahamas (Foto: Fernando Jorge)

Luisja Sánchez

Periodista jurídico




Tiempo de lectura: 8 min



Reportajes

La tormenta continúa con FTX: el papel del regulador de Bahamas añade más incertidumbre a esta situación

Dos semanas después del crack de este exchange, miles de inversores aun no saben cómo van a recuperar su dinero invertido

Bahamas (Foto: Fernando Jorge)



La incertidumbre sigue rodeando el crack del exchange FTX que hace dos semanas presentó concurso ante la fallida fusión con otro gran operador como es Binance, cuestión abordada en Economist & Jurist.

La tormenta continúa, por tanto, ante las últimas noticias que se han dado a conocer, donde parece que no hubo tal hackeo a las cuentas de este operador de criptomonedas. Los exchange más destacados de nuestro país guardan silencio a la espera que escampe este problema.



Joaquim Matinero Tor, abogado especialista en derecho Bancario-Financiero & Blockchain de Roca Junyent, señala que se ha conocido que gran parte de los fondos que se hackearon acabaron en la cuenta del regulador de Bahamas.

Joaquim Matinero Tor:  “Realmente es una situación kafkiana lo que está sucediendo. No sabemos donde están los criptoactivos realmente” (Foto: Roca Junyent)



“En este sentido, ha sido toda una sorpresa en el sector, que un regulador no informara de estar en posesión de los activos y dejara que el mercado se desplomara durante una semana. Entendemos que hubiera sido positivo un comunicado a las horas y evitar la situación de colapso y desinformación producido”, explica el experto.

Otra parte de los fondos “se informa desde otros proveedores como Chainalisys que ha ido a parar a otros exchange y se indica que han sido intercambiado por Bitcoins o Ethers para su posterior salida al mundo Fiat”.

Desde su punto de vista, “realmente es una situación kafkiana lo que está sucediendo. No sabemos dónde están los criptoactivos realmente. Todo se aceleró desde el instante que se declaró el  concurso FTX en EEUU (Chapter 11), con lo cual sus activos deberían estar bloqueaos a la espera de cualquier movimiento”.

Para este jurista, “los criptoactivos se está recuperando en gran medida, sabemos que desde FTX se ha solicitado a otros exchange que si recibieron dinero a partir de la fecha de presentación del concurso, lo devuelvan, bloqueen cualquier envío de fondos provenientes de la venta de los activos o indiquen donde ha ido a parar. Asimismo, estamos ante movimientos extraños, sin lógica y realmente dignos de una serie de televisión”.

Desde su punto de vista, «si el regulador de Bahamas hubiera comunicado que tiene en su posesión gran parte de los criptoactivos y fondos, el mercado posiblemente no hubiera reaccionado con este efecto contagio que hemos visto por las actuaciones erráticas y culminado con el potencial hackeo».

“Desde esta perspectiva no es casualidad que se cuestione la buena fe del regulador y esperamos una comunicación al respecto, sobre todo para los potenciales afectados”, apunta Matinero.

Este abogado nos aclara que la actividad de la SEC, regulador americano va a ser más intensa en los próximos días: “Habrá que ver la coordinador entre este regulador y el de Bahamas, y demás reguladores sobre las 134 empresas que forman parte del holding”.

“A partir de aquí es posible que se identifiquen, a partir de las empresas en territorio americano cada uno de los pasos realizados por los gestores de FTX hasta el instante del concurso. Además, de poder concretar la totalidad de la masa activa y cómo iniciar el proceso de reestructuración y liquidación en su caso de forma ordenada”.

A su juicio, “habrá que ver si los grandes inversores tienen acceso a los criptoactivos o en su defecto que fórmulas de compensación se plantean para todos estos operadores financieros. En dicha fase de concurso es importante identificar la totalidad de activos con los que cuenta actualmente la empresa para poder determinar que es lo que existía en los balances y si  realmente existía el agujero de liquidez que así parece y que no tenían previsto”.

Por el momento, en España no hay movimientos  de importancia: “No hay que desdeñar que haya afectados como inversores de FTX. No podemos olvidar que la gente invierte en la plataforma que mejor considere, siendo FTX uno de los Top 5 Exchanges a nivel global, por lo que el impacto será global. Los próximos meses serán claves. Del mismo modo, se procederá a crear un canal de afectados de FTX. Posiblemente el regulador americano lo establezca”.

En este contexto, “los afectados deben de poder recabar la información que puedan y sobre todo estructurar sus últimas posiciones. Hasta la fecha al no poder acceder a FTX no tienen formula de ver su última posición ni qué clase de activos formaban su cartera o la custodia directa sobre ciertos activos y fondos líquidos”.

Dudas sobre el regulador de Bahamas

Cristina Carrascosa, socia directora de ATH21, tiene serias dudas de que el movimiento de activos que estamos viendo lo esté realizando el regulador de Bahamas.

Cristina Carrascosa: “Salvo que el regulador sea extremadamente diligente y esté intentando aislar riesgos distribuyéndolos en muchos monederos, no tiene sentido que una autoridad pública haga esto” (Foto: Congreso de los Diputados)

“Salvo que el regulador sea extremadamente diligente y esté intentando aislar riesgos distribuyéndolos en muchos monederos, no tiene sentido que una autoridad pública haga esto”, comenta Carrascosa.

Pero más curioso es el tipo de activos en los que está convirtiendo los fondos iniciales. Recordemos que lo primero que hizo fue «dumpear» los Ethers, haciendo caer el precio de forma exagerada, pasándolos a un activo llamado renBTC, que es poco conocido y me imagino que menos aún para el regulador.

“Además, si esta gestión la estuviese realizando una autoridad pública, entiendo que habría emitido un comunicado para tranquilizar a los mercados, pues no es normal lo contrario”, señala nuestra experta.

Esta jurista señala que “lo que sí que es cierto es que el jueves pasado, ese mismo regulador exigió a FTX que transfiriera todos los fondos a una dirección controlada por el Regulador, pero creo que eso sucedió al margen de este «hackeo».

“Hablamos de alrededor de 200 millones de dólares en Ethers de un total de 447 millones que han sido sustraídos o movidos de los wallets de FTX los que se han estado moviendo en los últimos días“, explica Carrascosa.

Y se pregunta: «¿Datos que indican que detrás de este robo no está la autoridad Bahameña?».

Al mismo tiempo, indica que “la cuenta que el 12 de noviembre comenzó a mover fondos, que empieza por 0x59, utilizó una herramienta llamada bridge para evitar que los activos pudieran ser congelados o retenidos. Si fuese el Regulador quien estuviera moviendo fondos de FTX, ninguna plataforma se atrevería a congelar dichas operaciones, por lo que sería innecesario usar bridges para ello”.

También señala que “la cuenta comenzada por 0x59 luego se relaciona con otra que tiene un histórico realmente sospechoso, sobre todo por haber realizado transacciones en plataformas de dudosa legalidad. No creo que ningún Regulador fuese a tener wallets de este tipo”.

Carrascosa señala que “hemos visto cómo hay aparentemente inversores que tenían fondos en FTX que están apelando al hacker, pidiendo que por favor le devuelva los depósitos que tenía en el exchange«.

“Por ejemplo, hay un usuario que después de registrar el ENS (una especie de nombre de dominio) «pleasecheckutf8data.eth» le ha enviado un mensaje encriptado que dice: «Por favor, envíenme 100k~, tengo facturas médicas que pagar y visitar los EE.UU. este próximo diciembre. No puedo caminar bien, y tengo problemas musculares agresivos. Por favor, ayúdenme. He perdido la mayor parte de mi dinero en FTX».

“Si supiéramos claramente que quien está detrás de todos estos movimientos es el regulador, dudo que hubiese gente haciendo estas cosas”, aclara la jurista.

Esta experta señala que “lo que parece estar sucediendo son dos cosas en paralelo: de un lado, movimientos de fondos en transacciones de apariencia normal, que el GC de FTX ya confirmó que eran ellos moviendo fondos a monederos fríos y que son los fondos que después se han tenido que enviar al regulador para su custodia; y de otro, y es lo que creo que analizamos en esta noticia, la sustracción de 447 millones de dólares en criptoactivos de usuarios de FTX, que son los que te describo en este correo”.

Opciones de demandar existentes

Ignacio Ferrer-Bonsoms, presidente de Blockchain Arbitration Society , opina que FTX  de cara a reclamar ofrece estas opciones: Primero, demanda colectiva en EE.UU.  “Inversores han presentado una demanda colectiva en Florida contra el antiguo director general de FTX, Samuel Bankman-Fried, que no se sabe si se ha declarado personalmente en quiebra. Curiosamente, varias terceras partes, incluidas las celebridades que supuestamente ayudaron a promover FTX, también se han unido como demandados en la acción colectiva”.

Ignacio Ferrer-Bonsoms, presidente de Blockchain Arbitration Society , cree que se puede acudir, entre otras opciones al arbitraje internacional en este asunto para recuperar los fondos perdidos” (Foto: Archivo)

También plantea “recurso contra las partes afiliadas. Las circunstancias dan lugar a serios interrogantes en torno a la posible responsabilidad de quienes efectuaron transacciones y acuerdos. Por ejemplo, FTX dirigió aproximadamente 10.000 millones de dólares en fondos de clientes a Alameda para ayudar a reforzar sus inversiones».

«Al menos 1.000 millones de dólares de esos fondos siguen desaparecidos desde el colapso, y en este sentido, los inversores pueden considerar la posibilidad de emprender acciones contra las partes afiliadas cuando existan pruebas de que se han cometido actos ilícitos, en reclamaciones tales como el agravio de la interferencia de los derechos económicos de los inversores, el agravio de la inducción de los incumplimientos del contrato que FTX debía a los inversores, y el agravio de la negligencia», asevera Ferrer-Bonsoms.

Otra opción que plantea este jurista es el arbitraje internacional: “ La cláusula 38.12 de las condiciones de uso de FTX prevé que cualquier disputa se resuelva mediante un arbitraje internacional con sede en Singapur y administrado por el Centro Internacional de Arbitraje de Singapur («SIAC»), mientras que la cláusula 27.8 prevé expresamente que se utilice el mecanismo de arbitraje de emergencia del SIAC, cada vez más popular y reconocido internacionalmente».

Se trata de un proceso privado y confidencial en el que sólo pueden participar las partes de la disputa, «sin el escrutinio de los medios de comunicación y de los que no son parte. Un laudo arbitral internacional es ejecutable internacionalmente en más de 150 países del mundo en virtud de la Convención de Nueva York”.

Esta jurista destaca las consideraciones del Estado inversor, donde no queda claro si las autoridades de Bahamas hicieron lo suficiente para evitar la crisis actual. Desde el colapso, FTX emitió un comunicado en el que afirmaba que sus cuentas habían sido congeladas por las autoridades de las Bahamas, pero que las retiradas de fondos por parte de las cuentas registradas en las Bahamas debían estar permitidas.

Esto creó una laguna jurídica en la que, según se informa, los inversores intentaron buscar la ayuda de los bahameños para retirar fondos, incluso pagando a los propietarios de las cuentas de las Bahamas para que retiraran los fondos, y sobornando a los empleados de FTX para que cambiaran la información KYC de los inversores a las Bahamas.

La Comisión de Valores de Bahamas emitió posteriormente un comunicado para contradecir la declaración de FTX, señalando que las transacciones podrían no estar autorizadas.

El liquidador provisional de las Bahamas nombrado por el Tribunal Supremo de las Bahamas también ha comentado públicamente que FTX no estaba autorizada a declararse en quiebra en los Estados Unidos, adoptando la posición de que los activos de todas las filiales de FTX están bajo el paraguas de FTX Digital Markets Ltd, que es una entidad de las Bahamas y, por consiguiente, debe ser administrada con arreglo a la legislación de las Bahamas.

Las acciones de las autoridades reguladoras de los Estados pueden ser potencialmente impugnadas por los inversores mediante el arbitraje de los tratados de inversión, y con frecuencia asesoramos a los inversores internacionales en asuntos relacionados con las acciones de las autoridades reguladoras.

También este experto habla de la congelación de activos: “Alrededor de 650 millones de dólares de criptoactivos fueron misteriosamente hackeados y disipados del FTX durante el pasado fin de semana. Sin embargo, cree posible con la ayuda de analistas forenses de onchain, rastrear el movimiento de los activos digitales en la blockchain”.

“También es posible obtener órdenes de congelación en todo el mundo contra las carteras de estos piratas informáticos no identificados para tratar de poner fin a cualquier otra disipación”, subraya.

Existen precedentes de los tribunales de Singapur en los que se han concedido órdenes de embargo contra actores desconocidos (véase CLM contra CLN y otros [2022] SGHC 46). Asimismo, los tribunales de Inglaterra han concedido recientemente órdenes de embargo contra piratas informáticos de activos digitales (véase Osbourne contra (1) Persons Unknown y (2) Ozone Networks Inc. [2022] EWHC 1021 (Comm)).

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments