Connect with us
Entrevistas

Francisco Trujillo: “la normativa española sobre desconexión digital en el trabajo tiene muchas carencias”

Hablamos con Francisco Trujillo, director de la obra colectiva ‘Más allá de la oficina: desafíos laborales emergentes en un mundo hiperconectado’

Foto: Francisco Trujillo

Marta Arranz

Redacción editorial E&J




Tiempo de lectura: 4 min

Publicado




Entrevistas

Francisco Trujillo: “la normativa española sobre desconexión digital en el trabajo tiene muchas carencias”

Hablamos con Francisco Trujillo, director de la obra colectiva ‘Más allá de la oficina: desafíos laborales emergentes en un mundo hiperconectado’

Foto: Francisco Trujillo



La desconexión digital es un tema que se está abordando cada vez más en el mundo jurídico ante los problemas que surgen entre trabajadores y empresarios por la incursión de las nuevas tecnologías en el mundo laboral. Estar permanentemente conectado puede ocasionar burnout y todo tipo de problemas de salud mental, al no acabar de desconectar del trabajo en ningún momento, ni siquiera durante el periodo vacacional. 

A ello se unen cuestiones como la incorporación de la inteligencia artificial en los lugares de trabajo que puede amenazar la privacidad de los trabajadores. Todo esto son cuestiones que expone Francisco Trujillo, Profesor Ayudante Doctor de la Universitat Jaume I, en su libro ‘Más allá de la oficina: desafíos laborales emergentes en un mundo hiperconectado’



Es una obra colectiva que ha realizado a partir de una serie de investigaciones sobre estos temas, con un conjunto de expertos, la mayoría ponentes del II Congreso Internacional ‘Límites a la conectividad permanente en el trabajo: salud y competitividad empresarial’, que se celebró el pasado mes de noviembre en la Universidad Jaume I. Ambas jornadas se pueden ver en youtube como complemento a la lectura de la investigación. 

Por todo ello, Economist & Jurist ha hablado con él, para que nos cuente todos estos asuntos de primera mano. 





¿Qué temas abordas en el libro?

Es una obra colectiva realizada con diversos expertos de varias áreas de la ciencia: profesores e investigadores de derecho laboral, profesionales de derechos humanos, del ámbito de la psicología y de la medicina. Es un trabajo bastante multidisciplinar. Se recogen aspectos de los riesgos laborales en el entorno digital como la desconexión digital, que es el eje central. 

A partir de ahí, se habla de otras cuestiones como la inteligencia artificial para lo que hablamos con el Secretario del Sindicato de Comisiones Obreras, que está trabajando para que estos algoritmos respeten la intimidad del trabajador. Se habla también sobre el registro de la jornada con el uso de datos biométricos, ahora que ha sido novedoso. Asimismo, hay aspectos de teletrabajo, recursos humanos, salud mental, entre otras cuestiones digitales. 

Principalmente, nos centramos en estudiar cómo afectan al trabajador más allá de la oficina, sobre todo en lo que se refiere a su conciliación. 

¿Qué impacto está teniendo la tecnología en el ámbito laboral?

La tecnología se está incorporando a áreas que son fundamentales de la persona trabajadora cuando no debería. La tecnología usada de forma abusiva por parte del empresario para controlar y vigilar puede provocar que exista un aspecto disruptor en las relaciones laborales. Puede dar lugar a que se den ilegalidades o incumplimientos como el uso de teléfonos móviles a todas horas, o los correos electrónicos abusivos en tiempos propios de descanso o de vacaciones. 

También el uso del algoritmo para despedir o contratar a efectos discriminatorios, o a efectos de la videovigilancia, como las empresas a través de las cámaras de videovigilancia están abusando del control del trabajador que va más allá del control del trabajador. Es decir, no solo dentro del tiempo de trabajo, sino también fuera. Por ejemplo, la empresa no debería videovigilar a un repartidor que está con su vehículo. 

¿Consideras que la incursión de la inteligencia artificial en el ámbito laboral va a agravar la situación?

Ahora hay una directiva para que la inteligencia artificial siempre esté controlada por una persona. No se ha de dejar en manos de la inteligencia artificial procesos que impactan en las relaciones laborales como la contratación o los despidos. Por ejemplo, a un rider, no seguir una ruta pactada o rechazar un pedido, el algoritmo le perjudica, ya no tiene la posibilidad de volver a tener pedidos o incluso la empresa le puede despedir o sancionar. 

La inteligencia artificial es una cuestión que está muy explotada, que ya está teniendo un impacto en la relación laboral, y que se debe utilizar siempre con un buen sentido y unos buenos cauces por parte de la empresa y la negociación colectiva. Que a la hora de abordar un convenio colectivo de inteligencia artificial se lleguen a acuerdos para respetar los derechos fundamentales del trabajador. 

¿Crees que es necesaria una mejor regulación en lo que se refiere a la utilización de la tecnología en el ámbito laboral?

Existe, previsiblemente, una directiva sobre teletrabajo y sobre desconexión digital, pero no se ha llegado a un acuerdo a nivel comunitario, ya que los empresarios se bajaron de la negociación. 

Pero sí que está pendiente un acuerdo comunitario donde se establezca un marco común y quizá esta directiva pueda ayudar a que la normativa actual española sobre desconexión digital, que tiene muchas carencias, ayude a que se respete este derecho y se garantice porque, desde hace más de cinco años, se está incumpliendo por goleada por la mayor parte de empresas.

Actualmente, ¿cómo puede un trabajador ejercer su derecho a la desconexión digital?

Recordando al empresario que tiene una normativa que le protege y le ampara: el art. 88 de la Ley Orgánica y el art. 18 de la Ley de Trabajo a Distancia, que indican que el trabajador no tiene que trabajar en tiempos de descanso. 

¿Cuáles son los riesgos de no desconectar digitalmente?

Afecta, sobre todo, a la salud mental: estrés, cansancio y agotamiento, que finalmente puede provocar una patología grave, una incapacidad temporal larga. Puede llegar a episodios de burnout, depresión, incluso derrames cerebrales, que es una de las causas de fallecimiento más comunes en el ámbito laboral, o infartos. Y todo por prolongar la jornada más allá de lo pactado. La salud mental debe preservarse y garantizarse y que desaparezcan estas cuestiones. 

¿Consideras que este sistema ha venido para quedarse?

Sí, en el ámbito de la relación laboral toda esa tecnología se está mejorando. La pandemia provocó un atropello y un uso irracional, pero ahora con la experiencia vivida, yo creo que se debe utilizar. La reducción de la jornada está prevista, yo creo que muchas empresas, de hecho, van a optar a que exista un 100% de teletrabajo. 

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
3 meses atrás

How charming! You’ve created an absolutely amazing post here. I sincerely appreciate you sharing these details.

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita