Connect with us

Estilo de Vida

Cinco desayunos saludables y refrescantes para este verano

Con la llegada de las altas temperaturas el organismo reduce la demanda de energía, por eso disminuye la sensación de apetito

(Foto: E&J)

Redacción editorial E&J

Tiempo de lectura: 3 min



Estilo de Vida

Cinco desayunos saludables y refrescantes para este verano

Con la llegada de las altas temperaturas el organismo reduce la demanda de energía, por eso disminuye la sensación de apetito

(Foto: E&J)



El desayuno es la primera y la más importante comida del día, por lo no debes saltártela ni en las jornadas más calurosas. Si bien es cierto que, cuanta más temperatura ambiente hay, el cuerpo pide menor ingesta de alimentos. Por eso es común que en verano consumamos menos comida dada la falta de apetito que experimentamos.



La primera hora de la mañana se puede convertir en un momento para disfrutar comiendo si haces una buena elección de alimentos. Desayunar deprisa y con falta de tiempo no ayuda a saborear lo que estas consumiendo ni tampoco, que la comida te siente bien.

Pero existen recetas sencillas, refrescantes y nutritivas que te aportarán la energía suficiente para afrontar el día que está por venir en una jornada veraniega en la que el calor será tu mayor enemigo.

  1. Gachas de avena con frutos secos y frutas

Desayunar gachas de avena se ha ido popularizando con el paso de los años. Es un plato que suelen consumir los deportistas dada su fácil elaboración, es económico y por la cantidad de beneficios que aporta al organismo.

La receta de gachas se consigue cocinando copos de avena en agua con sal. Luego se acompañará con frutos secos y frutas, la elección de cada uno ya depende del gusto de cada consumir pero el resultado será un desayuno más que completo. Fácil, rápido y delicioso.

(Foto: E&J)

  1. Tostadas con aguacate

El pan es uno de los alimentos más típicos en el desayuno mediterráneo pero el valor nutricional del pan integral destaca por encima del pan blanco ya que, el primero es preparado con harina obtenida a partir del grano íntegro, conteniendo más vitaminas, fibra y minerales.

Tuesta el pan y, a continuación, pela un aguacate, añadiéndolo por encima de la rebanada, ejerciendo un poco de presión con el cuchillo para deshacer la forma del corte y que se asemeje a una mermelada casera. El aguacate es un alimento rico en nutrientes y muy saludable, perfecto de incorporar a tu dieta alimenticia en cualquier momento del día.

  1. Batidos de leche, fruta y avena

Es una manera de consumir de manera líquida variedad de frutas que contienen vitaminas suficientes para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Incluir leche y avena a los batidos es beneficioso, además de un elemento que aporta más sabor. Así, sustituirás los zumos por otra bebida más completa.

El tipo y la marca de la leche ya depende del gusto de cada uno y lo mismo ocurre con las frutas que decidas añadir. Las posibilidades de mezcla son infinitas: kiwi, aguacate, moras, peras, manzanas, frutos rojos, melocotón, sandía, plátano, etc.

  1. Kéfir o yogur con cereales y frutos secos

Puedes usar kéfir, un producto lácteo fermentado con múltiples propiedades beneficiosas que ayuda a regenerar la flora intestinal y regula el tránsito o puedes optar por yogur natural sin azúcar añadido para realizar la primera comida del día.

(Foto: E&J)

Complementa la masa blanca con frutos secos como avellanas, almendras o pasas y también, añade cereales. La combinación de fibra, vitaminas, minerales, grasas saludables y proteínas te mantendrán nutrido toda la mañana. Hay quienes deciden incorporar a esta receta trozos pequeños de chocolate negro para darle más sabor y un toque dulce al comienzo del día.

  1. Ensalada fría de legumbres

La ensalada es uno de los platos más exitosos en la época veraniega por eso, desayunar legumbres frías es una buena opción. Si bien es cierto que por las mañanas no apetece ponerse a cocinar puedes prepararlo el día de antes y dejarlas reposando en la nevera mientras se enfrían para que al día siguiente su consumo sea más apetecible.

Puedes optar por elaborar la ensalada de lentejas, garbanzos o judías blancas, añadiendo un poco de sal y aceite al desayuno y combinar el plato con tomate, que dará más sabor a la vez que aporta mayor energía al cuerpo.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments