Connect with us

Estilo de Vida

Cuida tu cuerpo en verano de manera sencilla

Lúcete en la playa tonificando el cuerpo y eliminando la grasa corporal

(Foto: E&J)

Redacción editorial E&J

Tiempo de lectura: 3 min



Estilo de Vida

Cuida tu cuerpo en verano de manera sencilla

Lúcete en la playa tonificando el cuerpo y eliminando la grasa corporal

(Foto: E&J)



Los prejuicios sobre uno mismo es algo que está a la orden del día. La autocrítica con el físico es más común y peligrosa de lo que parece. Es raro que no escuches a alguien decir que no está a gusto con su cuerpo, que no le gusta su nariz, que tiene los labios muy finos, etc. Priorizan poseer un “cuerpo bonito” por encima de tener un cuerpo sano, cuando no debería ser así.

La salud es algo que no debe dejarse de lado, sino que debería ser tratada como lo primero, dando la atención y el cuidado necesario al cuerpo para que esté sano y fuerte. Si esto se respeta entonces tu figura lucirá más bonita y la autoestima crecerá. Cuando tienes un estado de salud favorable es más fácil que se dé al mismo tiempo un mejor estado mental porque te sientes con fuerza.



El verano invita a lucir los cuerpos, principalmente en las zonas de costa donde el calor asfixiante hace que sobre la ropa y falten las sombrillas. Para sentirse cómodo con uno mismo, muchos ya están poniendo en marcha la conocida “Operación Bikini”. Pero es importante hacerla de manera segura y eficaz. No basta con tonificar para definir y embellecer el cuerpo haciendo más visible los músculos, también es necesario reducir lo máximo posible el porcentaje de grasa corporal acumulada.

(Foto: E&J)

Dieta realista

Hay muchas personas que según se aproxima el verano buscan vías para perder peso de manera rápida. Pero no hay que dejarse llevar por la creencia de que si rebajas tu dosis de alimentación diaria o, por aún, dejas de comer adelgazarás rápidamente. Eso es falso, lo único que logras es perjudicar a tu organismo y a tu salud. Las dietas milagrosas no existen por mucho ayuno y limitaciones de comidas que se pongan. Hacer dieta no es dejar de comer, sino, comenzar a alimentarse de manera correcta y saludable.

Lo ideal es hacer una dieta variada y equilibrada compuesta en su mayoría por verduras y frutas. El verano es el momento ideal para consumirlas, principalmente las que son de temporada. Este tipo de alimento es muy nutritivo y aportar vitaminas al organismo. Además, están compuesto en gran parte por agua, lo que significa que ayudará a mantener el cuerpo hidratado y protegerán a la piel de las agresiones provocadas por el sol. Opta por alimentos frescos, platos cocinados al horno o al vapor y poco azúcar.

Mantener el organismo hidratado con agua o con una bebida rica en sales minerales mientras practicas ejercicio es importante, pero también hay que practicar esto aunque no estemos en constante movimiento ni tengamos sed. Los casos de golpes de calor e insolaciones que se dan en verano son muy muchos, tanto en personas como en animales. Protegerse de cualquier incidente desfavorable para la salud debe ser la prioridad, por lo que es recomendable tener a mano siempre una botella de agua fría.

(Foto: E&J)

El ejercicio físico

En el momento de ponerte a practicar ejercicio debes ser consciente de que las temperaturas altas pueden condicionar tu rendimiento y tu salud. Es fácil que una tarde de verano el termómetro alcance los 40 grados por lo que hay que ser responsable con la hora que se elige para realizar cualquier tipo de actividad física.

Hacer deporte cuando la situación térmica no acompaña es muy común en la época de verano pues, muchos prefieren no salir de casa y quedarse cerca del aire acondicionado. Integra el deporte en tu rutina como algo que disfrutas haciendo y no como una obligación ni una obsesión. Prueba con hacer los ejercicios y los deportes que más te gusten e incluso realizar múltiples deportes ya sea en solitario o en grupo.

Establece una rutina de trabajo de intensidad progresiva, aumentando el esfuerzo y el ritmo de los ejercicios conforme vayas logrando coger más resistencia física. No puedes pretender ponerte en forma en menos de un mes, pero sí que es posible alcanzar objetivos realistas. Debes ser constante en tu idea de comenzar a cuidarte y mantener ese nuevo estilo de vida saludable aun cuando haya finalizado la época veraniega.

Elige una zona que este condicionada con una buena ventilación; a una hora en la que las temperaturas sean menos calurosas como al principio de la mañana o al final de la tarde; y usa ropa transpirable, preferiblemente de colores claros. No olvides lo ya mencionado anteriormente: mantén el cuerpo hidratado.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments