Connect with us

Estilo de Vida

Siete consejos para tener el coche a punto en invierno

Prepararnos bien para las inclemencias climatológicas nos evitará sustos y permitirá una conducción más segura

(Foto: E&J)

Tiempo de lectura: 3 min



Estilo de Vida

Siete consejos para tener el coche a punto en invierno

Prepararnos bien para las inclemencias climatológicas nos evitará sustos y permitirá una conducción más segura

(Foto: E&J)



Aunque con el calor que hemos pasado este verano parecía que no iba a llegar nunca, el invierno está a la vuelta de la esquina. Uno de los inconvenientes que presenta esta estación es que puede llegar a dificultar mucho la conducción. No podeos evitar que nieve o que haya heladas. No obstante, algunos de los inconvenientes del invierno se pueden evitar tomando una serie de medidas preventivas que pasan por tener el coche preparado para las inclemencias meteorológicas.

El momento ideal para preparar el coche para el invierno es a principios de otoño, es decir, hacia finales de septiembre o primeros de octubre. Te facilitamos siete consejos para que no te pillen las inclemencias invernales con el pie cambiado.



1 Cambiar neumáticos

En la medida de lo posible, es muy conveniente poner neumáticos de invierno, ya que reducen el tiempo de frenado y ofrecen una mayor seguridad en la conducción con condiciones invernales. El perfil especial de las ruedas de invierno ofrece un agarre significativamente mayor en superficies con nieve, hielo o barro que el de los neumáticos de verano o los estándares. Incluso en las carreteras secas, los neumáticos de invierno ofrecen una mayor seguridad de conducción durante la estación fría. Esto se debe a que el compuesto de caucho de esta variedad de neumáticos conserva su consistencia flexible incluso con frío.

Es aconsejable el uso de neumáticos de invierno. (Foto: E&J)

2 Llevar cadenas para nieve

Si vives en una zona montañosa o vas a menudo a esquiar durante tus vacaciones, deberías llevar unas cadenas para nieve en el maletero. En muchas vías de montaña son obligatorias cuando hay nevadas intensas. Las buenas cadenas para nieve no solo mejoran la adherencia en firmes con nieve o hielo, sino que también ofrecen buenas condiciones para la conducción. Además, se pueden colocar y retirar fácilmente. Sin embargo, debes familiarizarte con ellas antes de utilizarlas.

3 Lleva líquido anticongelante en el vehículo

Comprueba si el agua de la refrigeración dispone de líquido anticongelante suficiente. Si se congela, podría dañar el motor en casos extremos. Normalmente, en el taller se asegurarán de que el vehículo tenga suficiente líquido anticongelante en su circuito, pero si has añadido más agua, por ejemplo, debes poner más anticongelante. Es muy importante que el líquido del limpiaparabrisas también lleve anticongelante para evitar que los tubos o las boquillas se congelen.

4 Cambia las escobillas del limpiaparabrisas

Si el limpiaparabrisas deja restos y rayas o ya no se desliza correctamente sobre la superficie del cristal hay que cambiarlo cuanto antes. Contar con una buena visibilidad es especialmente importante durante la estación más oscura. Los focos de los vehículos con los que te cruces pueden resultar especialmente incómodos si tienes rayas en el parabrisas.

5 Evita la humedad en el vehículo

Cuando llega el invierno, al hacer más frío fuera del vehículo la humedad del aire en el interior se condensa y las lunas se empañan. La causa principal de la condensación en el parabrisas y las ventanas es el alto nivel de humedad en el habitáculo. Para evitarlo, se pueden tomar unas medidas preventivas como por ejemplo no dejar que el filtro para polen esté más tiempo del que indica el fabricante, comprueba el sellado de las ventanas y el techo panorámico, o mantén despejados los conductos de desagüe, especialmente en el compartimento del motor debajo del parabrisas y en el maletero.

Evitar la humedad en el interior mejora la visibilidad. (Foto: E&J)

6 Inspecciona y carga la batería

Para evitar que la batería te deje tirado tienes que tener en cuenta una serie de elementos. La batería de coche tiene una vida útil limitada. A los seis años, normalmente, se deben cambiar. Pide en un taller que revisen la batería cuando llegue el otoño. Procura llevar un cargador de batería en el maletero o cables de conexión con pinzas para la batería o arrancador de emergencia.

7 Accesorios útiles

Además del equipamiento estándar como el triángulo de señalización de emergencias, el chaleco de seguridad y el kit de primeros auxilios, hay unos accesorios que te ayudan a preparar el coche para el invierno: cubierta para el parabrisas o cubierta de coche completa, que protegen el coche de la nieve y el hielo, aerosol de deshielo, rascador, escobilla,¡ para retirar la nieve de la superficie del coche, esponja o paño antiempañamiento que te permite recuperar la visibilidad tras limpiar las lunas del coche, linterna, una cincha o cuerda para remolcar, una botella extra de líquido anticongelante.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments