Connect with us

Estilo de Vida

Siete películas para ver esta Navidad en familia

Las fiestas son un buen momento para disfrutar con los más pequeños de una tarde de palomitas

Hay pocas cosas tan divertidas como una tarde de cine en familia (Foto:E&J)

Tiempo de lectura: 7 min



Estilo de Vida

Siete películas para ver esta Navidad en familia

Las fiestas son un buen momento para disfrutar con los más pequeños de una tarde de palomitas

Hay pocas cosas tan divertidas como una tarde de cine en familia (Foto:E&J)



Llega la Navidad y las vacaciones de los más pequeños de la casa. Seguro que están deseando disfrutar de sus hijas e hijos y dedicarles más tiempo. ¡Qué bonito es el espíritu navideño! Ahora bien, estos días van a terminar recordando a muchos papás y mamás aquello de que los niños no vienen con manual de instrucciones y que, una cosa es querer pasar el tiempo con los peques y otra muy distinta saber cómo emplear ese tiempo sin que se aburran.

En estos casos, y sabemos que no estamos descubriendo la pólvora, no hay nada como una buena película. Aquí también puede haber un problema porque, se les dejamos elegir, corremos el riesgo de ver la misma película 24 veces seguidas. Para evitar esto es conveniente tener una serie de películas en la recámara que sirvan de entretenimiento a los pequeños y que, además, no terminen aburriéndonos a nosotros.



Proponemos siete películas que cumplen a la perfección las dos condiciones.

Gremlins. (Foto: Google)

Gremlins

Esta película lo tiene todo. Acción, buenos, malos, protagonistas jóvenes y, sobre todo, unos simpáticos personajes, los gremlins, que son francamente monos. Realizada en 1984, está dirigida por Joe Dante y cuenta en la producción ejecutiva con Steven Spielberg.

Rand, un inventor de poca monta que vive en un pequeño y tranquilo pueblo, va al Chinatown de Nueva York para vender sus inventos y comprar un regalo de Navidad para su hijo Billy.

Finalmente, encuentra en una pequeña tienda una criatura llamada Mogwai. El dueño del establecimiento no quiere venderle el animal aun cuando le ofrece una gran cantidad por él, pero su nieto cierra la transacción en secreto porque necesitan el dinero. El joven vendedor advierte a Rand que debe respetar algunas precauciones: no exponer al Mogwai a las luces brillantes porque lo lastiman, y no debe recibir luz del sol, ya que lo mataría; jamás darle de beber agua y mucho menos mojarlo y nunca alimentar al Mogwai después de la medianoche.

Cuando el hijo del inventor recibe el regalo, se queda encantado con su nueva mascota. Todo parece ir bien hasta que una serie de accidentes llevan a que ocurra todo lo que se suponía que no podía pasar. El Mogwai se moja y come después de medianoche. El resultado es catastrófico para la familia y, sobre todo, para el tranquilo pueblo.

Esta película tiene una secuela, Gremlins 2. La nueva generación, que pierde parte de la frescura de la primera, pero que puede resultar repetitiva. Recomendamos la original.

Un padre en apuros. (Foto: Google)

Un padre en apuros

Es una comedia producida en 1996 por Chris Columbus, dirigida por Brian Levant y protagonizada por Arnold Schwarzenegger. Howard Langston (Arnold Schwarzenegger) es un hombre adicto al trabajo que nunca tiene tiempo para estar con su familia. Un día, Howard llega tarde a la clase de kárate de su hijo Jamie y para compensarle le dice que le va a comprar para Navidad, que es en dos días. Jamie le pide un muñeco de Turbo-Man, un superhéroe de moda, y Howard le promete que se lo comprará.

El problema es que este muñeco es el juguete de moda y es muy difícil encontrarlo. Desde ese momento el personaje que encarna Schwarzenegger se mete en una frenética lucha por encontrar un ejemplar de Turbo-Man para regalárselo a su hijo. En pocas películas habremos visto al forzudo actor de origen austriaco pasarlo tan mal, ni cuando se las vio con el depredador en la selva.

Al margen de que es una película entretenida, a muchos padres, que pueden haberse visto en la tesitura de tener que buscar, por ejemplo, muñecos de La patrulla canina cuando ya casi no quedaban, les puede resultar en cierto modo catártica, ya que verán que siempre hay un padre que lo pasa peor.

El mago de Oz. (Foto: Google)

El mago de Oz

Como la cosa va de entretener a los pequeños y aprovechar para estrechar lazos de unión una película como El mago de Oz es perfecta para crear recuerdos compartidos porque, ¿quién no ha visto esta joya del cine? Este musical de tinte fantástico, protagonizado en 1939 por Judy Garland tiene una serie de virtudes (su uso del Technicolor, la narración fantástica, su partitura musical y los personajes inusuales), lo que con los años la ha convertido en un ícono de la cultura popular estadounidense.

Dorothy (Judy Garland, que sueña con viajar «más allá del arco iris», ve su deseo hecho realidad cuando un tornado se la lleva con su perrito al mundo de Oz. Allí, tras ofender a la Malvada Bruja del Oeste la niña se dirige por el Camino Amarillo hacia la Ciudad Esmeralda, donde vive el todopoderoso Mago de Oz, que puede ayudarla a regresar a Kansas. Durante el viaje, se hace amiga del Espantapájaros, el Hombre de Hojalata y el León Cobarde. El Espantapájaros desea un cerebro, el Hombre de Hojalata quiere un corazón, y el León, el coraje que le falta; convencidos de que el Mago también les puede ayudar a ellos, deciden unirse a Dorothy en su viaje hasta la Ciudad Esmeralda, que estará plagado de aventuras.

Mary Poppins. (Foto: Google)

Mary Poppins

¡Qué haríamos sin Wall Disney! En este listado podríamos incluir 20 títulos de esta productora y seguro que acertábamos al menos con 19. Pero es tanto el éxito de estas películas que es recomendable rebuscar un poco para encontrar obras que, aunque ya tengan sus años, no hayan visto los pequeños. Mary Poppins puede ser un buen ejemplo.

Esta película musical de aventuras dirigida por Robert Stevenson en 1964 está considerada como la obra cumbre de la carrera de Walt Disney, al ser la única de sus películas en conseguir una nominación al Oscar a la Mejor Película durante su vida. En total, recibió 13 nominaciones a los Oscar.

Mary Poppins, personaje interpretado por Julie Andrews, es una niñera con cualidades mágicas que llega a casa de un banquero londinense para cuidar del hijo y la hija de éste. Gracias a su buen carácter y su capacidad para hacer cosas imposibles se gana inmediatamente a los niños. Éstos, además, disfrutan de paseos imposibles por las azoteas de Londres acompañados de deshollinadores amigos de la institutriz. La banda sonora de la película contiene algunas canciones que vana a hacer las delicias de los más pequeños.

Seguro que pasan una supercalifragilisticoespialidosa tarde viendo este clásico.

Charlie y la Fábrica de Chocolate. (Foto: Google)

Charlie y la Fábrica de Chocolate

La Navidad está asociada a muchas cosas apetecibles, entre ellas los dulces. De este modo, una película con una cierta carga de misterio, protagonistas infantiles y que se desarrolla en una fábrica de dulces de chocolate es de lo más apropiado para estas fiestas.

Estrenada en el año 2005 y dirigida por Tim Burton, es la segunda adaptación cinematográfica de la novela homónima escrita por Roald Dahl en 1964, y está protagonizada por Johnny Depp como Willy Wonka y Freddie Highmore como Charlie Bucket.

Charlie Bucket, un niño muy bueno de una familia muy pobre, gana un concurso para disfrutar de una visita de un día a la gigantesca fábrica de chocolate del excéntrico Willy Wonka (Johnny Depp) y su equipo de Oompa-Loompas. Cuatro niños más de diferentes partes del mundo lo acompañarán a través de un mundo fantástico y mágico lleno de diferentes sabores. Los niños van recorriendo la fábrica y degustando todo tipo de jugosos dulces, pero su comportamiento hace que tengan problemas.

Solo en casa. (Foto: Google)

Solo en casa

Esta comedia de 1990, dirigida por Chris Columbus y protagonizada por Macaulay Culkin, es una apuesta segura. A los más pequeños, y puede que a los que no lo son tanto, les va a encantar.

La película cuenta la historia de Kevin McAllister (Macaulay Culkin), un niño de ocho años vive en el seno de una familia numerosa que una Navidades decide pasar las fiestas fuera. Cuando la familia tiene que salir precipitadamente al aeropuerto para iniciar sus vacaciones, olvidan al pequeño Kevin está en su habitación. Kevin aprende a valerse por sí mismo e incluso a protegerse de Harry y Marv, dos ladrones que se proponen asaltar todas las casas cerradas de su vecindario.

Esta película tiene un elemento muy atrayente para los pequeños de la casa ya que, en cierto modo, el protagonista tiene la oportunidad de quedarse solo en casa y hacer lo que le da la gana, comer lo que quiera, ver películas de mayores y disponer de su vida como si fuera un adulto. ¿Quién no ha soñado alguna vez con algo así?

Cuento de Navidad. (Foto: Google)

Cuento de Navidad

Hay decenas de versiones y adaptaciones de este magnífico cuento infantil de Charles Dickens. En esta ocasión recomendamos la versión de 2009 dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Jim Carrey, Gary Oldman y Colin Firth.

Ebenezer Scrooge (Jim Carrey) es un personaje malhumorado y gruñón que trata con desprecio y malos modales a su fiel empleado Bob Cratchit (Gary Oldman) y a su alegre sobrino (Colin Firth). Pero, cuando el espíritu de las Navidades pasadas, presentes y futuras lo arrastra a un viaje durante el cual descubre verdades que siempre se ha negado a ver, el corazón del viejo avaro se ilumina y se da cuenta de que debe actuar inmediatamente para contrarrestar tantos años de egoísmo y rencor.

Una película para niños no tiene por qué tener necesariamente una carga educativa ni enseñar por fuerza ciertos valores. Muchas veces vale con que entretenga. Sin embargo, hay que destacar de esta historia que presenta una serie de valores como la solidaridad o la amistad. Además, nunca está de más acercar los clásicos a los niños.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments