Connect with us

Estilo de Vida

Yoga: un medio para mejorar física y mentalmente

Esta disciplina puede ser practicada por cualquier persona

El yoga no es solo hacer posturas (Foto: E&J)

Tiempo de lectura: 4 min



Estilo de Vida

Yoga: un medio para mejorar física y mentalmente

Esta disciplina puede ser practicada por cualquier persona

El yoga no es solo hacer posturas (Foto: E&J)



El yoga es una disciplina hindú, originada hace más de 5000 años, que engloba toda una filosofía de vida. Gracias a la combinación de asanas, respiración y meditación ayuda a equilibrar el cuerpo con la mente.

Existen numerosos tipos de yoga, así como ejercicios, técnicas y posturas que ayudan a conseguir un mayor control físico y mental, con grandes beneficios. El yoga es para todos: principiantes o avanzados, niños o mayores, hombres y mujeres.



Se tiene la falsa creencia de que el yoga es solo hacer posturas. Pero la práctica de asana, así es como se llama a las posturas de yoga, es solo uno de los ocho pasos del yoga. Gracias a las posturas se mantiene el cuerpo fuerte, flexible y equilibrado. Van siempre unidas a la respiración: pranayama. Hay hasta siete asanas: de equilibrio, de pie, de torsión, de extensión, de flexión, de inversión y de meditación.

Personas de cualquier edad pueden practicar yoga. (Foto: E&J)

Asimismo, el yoga no es una disciplina uniforme. Hay muchos tipos de yoga que se amoldan a todos los gustos, públicos y niveles. Algunos de los estilos más populares de yoga son:

  • Ashtanga o yoga de poder. Este tipo de yoga ofrece un ejercicio más exigente. En estas clases, usted se mueve rápidamente de una postura a otra.
  • Bikram o yoga caliente. Usted hace una serie de 26 poses en una habitación con una temperatura entre 35 y 37,8 grados. El objetivo es calentar y estirar los músculos, ligamentos y tendones, y purificar el cuerpo a través del sudor.
  • Hatha yoga. En ocasiones, este se utiliza como un término general para el yoga. Normalmente incluye tanto respiración como posturas.
  • Integral. Un tipo suave de yoga que puede incluir ejercicios de respiración, cánticos y meditación.
  • Iyengar. Un estilo que pone mucha atención a la alineación precisa del cuerpo. También puede mantener las posturas por períodos prolongados de tiempo.
  • Kundalini. Enfatiza los efectos de la respiración sobre las posturas. El objetivo es liberar la energía de la parte inferior del cuerpo de manera que pueda trasladarse hacia arriba.
  • Viniyoga. Este estilo adapta posturas a las necesidades y habilidades de cada persona, y coordina la respiración y las posturas.

EL yoga ayuda a mejorar la flexibilidad. (Foto: E&J)

Los beneficios del yoga

El yoga puede mejorar el nivel general de su estado físico y mejorar su postura y su flexibilidad. Son muchos los beneficios que se le atribuyen. Así, por ejemplo, ayuda a reducir su presión arterial y su frecuencia cardíaca, a relajarse, reducir el estrés, mejorar la coordinación y la concentración, ayuda a dormir mejor y a la digestión.

Adicionalmente, practicar yoga también puede ser un importante apoyo en caso de ansiedad, dolor de espalda y depresión.

Cómo comenzar

Si se plantea comenzar a practicar yoga lo primero que hay que hacer es buscar un gimnasio, centro de salud o estudio de yoga local. Nunca empezar en solitario y sin ayuda lo supervisión. Hay que iniciaerse poco a poco, con clases para principiantes. Al fin y al cabo, es como cualquier otra actividad. Es importante hablar con el profesor o profesora antes de la clase e informarle sobre cualquier lesión o afección que podamos tener.

La respiración es uno de los tres componentes básicos. (Foto: (E&J)

La mayoría de las clases de yoga dura de 45 a 90 minutos. Todos los estilos de yoga incluyen tres componentes básicos:

  • Respiración. Concentrarse en la respiración es una parte importante del yoga. El maestro puede ofrecer instrucciones sobre ejercicios de respiración durante la clase.
  • Posturas. Las posturas, o posiciones, de yoga son una serie de movimientos que ayudan a aumentar la fortaleza, la flexibilidad y el equilibrio. Éstas varían en dificultad desde acostarse boca arriba en el suelo a complicadas posturas de equilibrio.
  • Meditación. Las clases de yoga usualmente terminan con un período breve de meditación. Esto tranquiliza la mente y lo ayuda a relajarse.

Aunque es una disciplina segura, el yoga puede provocar lesiones. (Foto: E&J)

Cómo prevenir lesiones

Si bien el yoga generalmente es seguro, quienes lo practican no están exentos de tener alguna lesión si hace una posición de forma incorrecta o si se exige demasiado.

Si se tiene alguna enfermedad, antes de empezar a practicar yoga es conveniente hablar con el médico para saber si es compatible con su dolencia y, en el caso de tener algún problema traumatológico preguntar si hay alguna postura que se deba evitar.

Se recomienda comenzar lentamente y aprender lo básico antes de esforzarse en exceso. En este sentido, elegir una clase adecuada a nuestro nivel es fundamental. A este respecto, nunca hay que exigirse más allá del nivel de comodidad. Si no se puede realizar una postura, lo mejor es pedir al profesor que la modifique. Como es lógico, si se siente dolor o fatiga hay que parar y descansar.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments