Connect with us
Actualidad

Pascual Sala, Premio Pelayo 2023: “Sólo pueden defender la Democracia los que creen en la Constitución y sus instituciones”

Más de 600 juristas asistieron ayer a la entrega de este galardón, el más preciado de la comunidad jurídica

Entrega del Premio Pelayo, Vicente Guilarte presidente del CGPJ en funciones entrega el premio a Pascual Sala (Imagen: Pelayo)

Luisja Sánchez

Periodista jurídico




Tiempo de lectura: 6 min

Publicado




Actualidad

Pascual Sala, Premio Pelayo 2023: “Sólo pueden defender la Democracia los que creen en la Constitución y sus instituciones”

Más de 600 juristas asistieron ayer a la entrega de este galardón, el más preciado de la comunidad jurídica

Entrega del Premio Pelayo, Vicente Guilarte presidente del CGPJ en funciones entrega el premio a Pascual Sala (Imagen: Pelayo)



En el mismo día que Pedro Sánchez fue proclamado nuevo presidente del Gobierno tras la investidura celebrada en el Congreso de los Diputados estos dos días, el Casino de Madrid se volvió a convertir en el centro de reunión de la comunidad jurídica con la entrega del XXIX Premio Pelayo para reconocidos juristas.

En esta edición, el galardón fue a parar a Pascual Sala, expresidente del Supremo, del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional, que lo recogió de manos de Vicente Guilarte, presidente del CGPJ en funciones.



Sala, en su discurso de agradecimiento, hizo una encendida defensa de la Constitución de 1978 de la que leyó algunos de sus artículos: “El reconocimiento de los derechos económicos y sociales de nuestra Carta Mana la convierten en una de las Constituciones más progresivas y progresistas del mundo democrático por el extenso elenco de derechos fundamentales y libertades públicas que reconoce y, sobre todo por el contenido social que les asigna”.

En esa lectura del texto constitucional se centró en el Preámbulo del que destacó que busca “garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo. Al mismo tiempo consolida un Estado de Derecho que convierte al imperio de la ley como expresión de la voluntad popular, y en los artículos 1, y 9 y 10 de la Carta Magna que inciden en que los ciudadanos y poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto de ordenamiento jurídico”.



En su opinión, “sólo pueden defender la Democracia quienes creen en la Constitución y sus instituciones, y el reconocimiento constitucional de estos derechos económicos y sociales de nuestra Carta Magna es ajena a cualquier posición ideológica de izquierdas o de derechas. Es un claro conjunto de mandatos establecidos por la Constitución directamente que configuran nuestro Estado Social y Democrático de Derecho que proclama su artículo 1”.



La semblanza del galardonado fue efectuada por Juan Luis Cebrián, Académico de Número de la Real Academia Española, ex director general de PRISA, fundador del Diario El País y amigo personal de Sala, quien resumió la trayectoria de este jurista, precisamente uno de los magistrados de aquella sentencia del Tribunal Constitucional del Estatut, fallo judicial que fue contestado por separatismo catalán.

Eu su intervención hizo un encendido elogio de los jueces y fiscales españoles que “independientemente de su ideología, la mayoría de ellos siempre tuvieron una actitud inquebrantable en defensa de la independencia del Poder Judicial frente a los intentos de manipulación y extorsión de los poderes. Y es que el Poder Judicial en tiempos de crisis ha sido el único asidero del Estado que ha defendido los valores y principios de nuestra democracia”.

Desde su punto de vista Sala “siempre fue un juez de ideas y comportamientos progresistas, de lo que nunca ha presumido, porque nunca ha pretendido retorcer o manipular las leyes en beneficios de sus particulares posiciones. Y es que es un defensor a ultranza del Estado de Derecho, sin el que es imposible la democracia”.

Cebrián concluyó su laudatorio señalando que Pascual Sala “ha sido un juez cordial, comprensivo y dialogante. En esta hora de España necesitamos jueces, como él, coherentes consigo mismos, con los principios que representan como guardianes de la ley, inmunes a cualquier obediencia que no sea la que dicta la ley misma, magistrados que sean como dice Cicerón, la ley de habla. Digámoslo claramente, magistrados como Pascual Sala”.

Mesa presidencial del evento en el centro Vicente Guilarte presidente del CGPJ en funciones; a su derecha Francisco Marín, presidente Supremo en funciones y a su izquierda Tomás Bolaños, Ministro de la Presidencia (Imagen: Pelayo)

El mundo jurídico con Pascual Sala

La mesa presidencial del XXIX Premio Pelayo estuvo conformada por  el citado  Presidente del Consejo General del Poder Judicial (p.s.); el Presidente del Tribunal Supremo (e.f.), Francisco Marín; el Ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; la Presidenta del Consejo de Estado, Magdalena Valerio; la Presidenta del Tribunal de Cuentas,  Enriqueta Chicano; el Fiscal General del Estado, Álvaro Ortiz; el Defensor del Pueblo,  Ángel Gabilondo; y Francisco Lara, Presidente del Jurado y el Presidente de Pelayo.

Sala que fue arropado por gran parte de su despacho de abogados, Roca Junyent, al que se incorporo en julio del 2015, de los que se debe citar a su fundador Miquel Roca; el presidente ejecutivo Joan Roca y algunos socios de la firma, como Marlen Estévez y Alberto Novoa, entre otros integrantes de este despacho.

Para el propio Miquel Roca, uno de los padres de la Constitución, la defensa que hizo Sala de nuestra Carta Magna en su discurso de agradecimiento de este Premio Pelayo “hay que destacarla y ponerla en valor”. Y recordó que su incorporación ha aportado al despacho mucho talento y experiencia.

De nuevo el Casino de Madrid se quedó pequeño para albergar a los de 600 asistentes, juristas, políticos y empresarios, que acudieron a este evento, considerado por muchos como el Oscar de la comunidad jurídica.

Entre ellos mencionar la presencia de varios vocales del CGPJ, como Álvaro Cuesta; magistrados del Tribunal Constitucional, como Inmaculada Montalbán y Maria Luisa Segoviano, ex expresidentes del Constitucional, como Juan José González Rivas, Pedro González Trevijano y Maria Emilia Casas, o ex magistrados del Tribunal de Garantías, como Juan Antonio XIol y Encarnación Roca, esta vicepresidenta.

Además de la mesa presidencial y miembros del jurado también estuvieron presentes Mariano Fernández Bermejo, ex Ministro de Justicia; Rodolfo Martín Villa, ex Ministro de Interior; Javier Moscoso del Prado Muñoz, ex Ministro de la Presidencia; Pablo Lucas Murillo, Presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo (e.f.);  Esther Giménez-Salinas, Rectora de la Universidad Ramón Llul y Defensora del Pueblo de Cataluña; y  Carlos Andradas Herranz, Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo; entre otros ilustres juristas.

Otras personalidades que acudieron a esta celebración fueron Álvaro Ortiz, Fiscal General del Estado; que evitó a los medios informativos y sigue guardado silencio sobre si se pronunciará sobre la futura ley de amnistía; la presidenta del CGAE, Victoria Ortega, en un viaje relámpago desde Castellón donde su entidad organiza unas jornadas de extranjería, quien obre la huelga del Turno de Oficio fijada para el próximo 21 de noviembre tampoco quiso comentar nada por el momento.

Miquel Roca y Pascual Sala posan para ‘Economist & Jurist’ en este día de celebración (Imagen: E&J)

¿Quién será Ministro/a de Justicia?

En los corrillos, tras la entrega del premio, los temas de conversación confluían, de un lado, la elección de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno, los rumores sobre posibles ministrables y la incertidumbre por saber quién asumirá la cartera de Justicia, sabiendo que Pilar Llop, ausente de este evento, no seguirá en San Bernardo.

Los rumores sitúan a Félix Bolaños cerca de este Ministerio por su vinculación a la ley de amnistía, pero no lo confirmo.

También se habló mucho del amparo judicial al juez Garcia-Castellón y de la futura ley de amnistía de la que parece que se va a judicializar de forma irremediable. “Es inadmisible que el secretario de Estado de Justicia haga esos comentarios”, comentó a Economist & Jurist uno de los asistentes.

El mundo de la abogacía estuvo representado por el decano del Colegio de Abogados de Madrid, Eugenio Ribón, acompañado por el secretario de la Junta de Gobierno, Jose Ignacio Monedero, que acaban de llegar de la Cumbre de la Unión Europea que organiza el colegio madrileño. A su juicio el perfil del nuevo Ministro de Justicia debe ser “técnico y que conozca bien los problemas de la justicia. Debe abordar una reforma profunda de la justicia y dotarla de los medios materiales y humanos que necesita”.

Junto a ellos el presidente honorario Antonio Garrigues, a quien no le ha sorprendido la nueva elección de Sánchez como nuevo presidente del Gobierno tras la votación de este jueves. Desde su punto de vista “la futura ley de amnistía no romperá el Estado de Derecho”.

También se vio en la celebración a Almudena de la Mata, abogada y socia directora del Blockchain Intelligence, un referente de esta materia junto a otro letrado como es Mariano Herrador, que ya está ultimando el VII Congreso Internacional sobre Derecho de Daños e impulsa la Asociación Justicia y Opinión que aglutina a jueces, fiscales, abogados y procuradores en el debate que organiza en el Ateneo de Madrid.

Otros letrados presentes en este acto fueron Antonio Pedrajas, socio director de Abdón Pedrajas Littler y su equipo. En otro lado de la sala, Pedro Rodero, presidente ejecutivo de Ontier conversaba con Pedro Pérez-Llorca, socio director de Pérez-Llorca y Joan Roca, presidente de Roca Junyent, a los que luego se unió José Carlos Fernández, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Complutense de Madrid Jose Carlos Fernández, quienes mantuvieron una animada conversación.

Tres abogados de prestigio, Pedro Rodero, presidente ejecutivo de ONTIER; Joan Roca, presidente de Roca Junyent y Pedro Pérez-Llorca , socio director de Pérez-Llorca (Imagen: E&J)

El Premio Pelayo, que alcanza su Vigésimo Novena Edición, está dotado con 30.000 € (que goza de exención fiscal) y una estatuilla conmemorativa. Entre sus premiados cuenta con una relevante representación del mundo jurídico como fueron el caso de Maria Luisa Segoviano el pasado año; Araceli Mangas, Catedrática de Derecho Publico en el 2021; Tomas de la Cuadra, Catedrático de Derecho Administrativo en el 2020; Antonio Garrigues, en el 2019; o Encarnación Roca en el 2018, por citar a algunos de los galardonados.

1 Comentario
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
3 meses atrás

O sea, sólo los creyentes (¿fanáticos?)son verdaderos demócratas.
Así vamos, de disparate en disparate

Nombre
jorge

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita