Connect with us
Artículos

Despedida una repartidora que se negó a entregar una pizza al considerar a sus clientes «moros de mierda»

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha desestimado el recurso de una trabajadora que fue despedida por faltar al respeto de "manera grave" al público

(Imagen: E&)

Sara Zarzoso

Redacción E&J




Tiempo de lectura: 2 min



Artículos

Despedida una repartidora que se negó a entregar una pizza al considerar a sus clientes «moros de mierda»

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha desestimado el recurso de una trabajadora que fue despedida por faltar al respeto de "manera grave" al público

(Imagen: E&)



El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha desestimado el recurso de una trabajadora que fue despedida disciplinariamente como repartidora de pizzas al negarse, en mayo de 2021 y según declaraciones de la empresa alimentaria, a entregar un encargo a unos clientes porque ella no llevaba pedidos «a moros de mierda».

Según la trabajadora, la compañía Pizzas Extremeñas S.L. -al amparo del Estatuto de los Trabajadores- estaba vulnerando su derecho a «la transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo», previsto en el artículo 54.2 d) del mismo reglamento. Una infracción que, tal y como consideraba la mujer, convertía en improcedente su rescisión de contrato laboral.



Bajo este argumento, la repartidora presentó una demanda contra la empresa en cuestión. El Juzgado de lo Social número 2 de Cáceres, en el procedimiento de la demanda en materia de despido, decidió desestimar la petición. Esta decisión se tomó al considerar que la sanción disciplinaria era encuadrable con las circunstancias existentes, donde la empleada había llamado «moros de mierda» a unos de sus clientes.

La trabajadora, mostrando su disconformidad, presentó un recurso de suplicación amparándose en su derecho a examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia, recogido en el artículo 193 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social. El recurso acabó llegando a la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, con sede en Cáceres.



Tras estudiar el caso concreto y compararlo con sentencias previas, el 15 de septiembre de este mismo año el organismo judicial dictó que «una negativa a cumplir el deber laboral basada en consideraciones de raza de forma indiscriminada, posee la suficiente entidad para entender que se ha faltado el respeto de manera grave al público, al empresario y al resto de trabajadores, por lo que procede desestimar el recurso y confirmar la sentencia recurrida», concluyendo así el litigio.



2 Comentarios
2 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
3 meses atrás

Pues muy bien que hizo. Ya está bien de tanta moderación y tanta puta gilipollez con los putos moros de mierda.

Nombre
JM
Anonymous
3 meses atrás

Que se valla a su país

Nombre
Tuvmadre

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita