Connect with us

Derecho Civil

Irene Montero es citada en el Juzgado por su acusación a Rafael Marcos, exmarido de María Sevilla

El exmarido de la antigua presidenta de Infancia Libre ha denunciado a la ministra de igualdad y a otras dos mujeres, entre ellas la periodista Ana Pardo de Vera, por un delito de intromisión en su derecho al honor

La ministra de Igualdad, Irene Montero (Foto: EFE)

Redacción editorial E&J

Tiempo de lectura: 4 min



Derecho Civil

Irene Montero es citada en el Juzgado por su acusación a Rafael Marcos, exmarido de María Sevilla

El exmarido de la antigua presidenta de Infancia Libre ha denunciado a la ministra de igualdad y a otras dos mujeres, entre ellas la periodista Ana Pardo de Vera, por un delito de intromisión en su derecho al honor

La ministra de Igualdad, Irene Montero (Foto: EFE)



La ministra de Igualdad, Irene Moreno, ha sido citada el miércoles, 13 de julio, para que acuda al Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid y se retracte, o reafirme, de las declaraciones que hizo el pasado mes de mayo cuando calificó públicamente a Rafael Marcos, ex pareja de María Sevilla -la antigua presidenta de la asociación Infancia Libre-, de maltratador.



Este acto procesal de conciliación con la ministra es requisito necesario para que el afectado interponga a posteriori una demanda civil contra ella por un presunto delito de intromisión ilegítima en el derecho al honor. El objetivo de dicha citación en el Juzgado, del que es titular el magistrado César Tejedor Freijo, ubicado en Plaza Castilla, es saber si la ministra rectifica sus declaraciones y pide públicamente perdón por ello o si, por el contrario, se reafirma en las mismas.

Aunque Montero no es la única con la que Rafael Marcos ha solicitado que se celebre un acto de conciliación pues, la secretaria de Estado de Igualdad y para la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam, y la periodista Ana Pardo de Vera también han sido nombradas por el ex marido de la de Infancia Libre, pidiendo que tenga lugar, de igual modo que con la ministra, acto de conciliación con ellas.

A la dirigente de Podemos le reclama 85.000 euros por presentarle ante los medios de comunicación y la sociedad española “como un maltratador, tanto de su hijo como de su expareja”, además de que haga pública la rectificación de sus declaraciones, a su costa y por el mismo medio. Para la secretaria de Estado de Igualdad y para la Violencia de Género exige que le indemnice con 65.000 euros y que reconozca que la información que dio sobre él en diferentes medios de comunicación es incierta y supone una intromisión ilegítima en su derecho al honor.

Por último, en el caso de la periodista, se desea que esta reconozca que las declaraciones que hizo en RTVE el pasado 26 de mayo eran falsas y supusieron una intromisión por un presunto delito de calumnias. Ana Pardo de Vera salió en el medio afirmando que, Rafael Marcos había sido condenado por abusos sexuales, calificándole de pederasta, cuando esas revelaciones son inciertas. Por ello, pide que le sea indemnizado con 10.000 euros y una rectificación pública.

María Sevilla en una imagen de 2019 (Foto: Europa Press)

Apoyo social para la querella

Con el fin de recaudar dinero suficiente que sufragase los gastos de las acciones judiciales para demandar a la ministra de Igualdad, a la secretaría y a la periodista, Rafael Marcos junto con la Asociación Nacional de Ayuda a las Victimas de Violencia Doméstica (Anavid) pusieron en marcha una campaña de ‘crowdfundign’. La recaudación superó los 100.000 euros en donaciones voluntarias.

Las calumnias difundidas por estas tres mujeres vienen a raíz del caso mediático, y también político, de María Sevilla, la que fue presidenta de la Asociación Infancia Libre. Sevilla fue condenada a dos años y cuatro meses de prisión por sustracción de menores, sin embargo, el pasado 25 de mayo el Consejo de Ministros, le otorgó un indulto, según el Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Rebajaron la pena de prisión en dos años para que evitara entrar en la cárcel por ser su primer delito, aunque la Fiscalía se opuso a que el indulto fuera total. Finalmente, se le concedió un indulto parcial, quedando la pena de prisión en cuatro meses y conmutando la prohibición del ejercicio de la patria potestad por 180 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

(Foto: E&J)

Secuestro y castigo

Todo comenzó en 2012 cuando la mujer denunció que el niño había sufrido abusos por parte del padre. El ministerio público abrió una investigación, aunque los procedimientos por abusos fueron sobreseídos. En 2016 la custodia del hijo le fue adjudicada a Sevilla con un régimen de visitas para el padre en fines de semana alternos, aunque esta no cumplió con dicho régimen. En 2017 la justicia le concedió la custodia al padre después de que la madre se llevase al niño de Madrid a Granada. Ante la idea de tener que entregar al crío a su progenitor, Sevilla secuestró y retuvo a su hijo durante más de un año, sin que permitiese el contacto con el padre.

María Sevilla fue detenida en marzo de 2019 en una finca de Villar de Cañas (Cuenca) tras una larga y difícil operación llevada a cabo por la Policía Nacional. La mujer se había trasladado allí con su actual pareja, con el hijo que tenía en común con Rafael Marcos y con una hija fruto de la otra relación.

Fueron localizados en una casa en ruinas, en condiciones poco habitables y saludables, en plano campo donde tenían encerrados a ambos críos. Aunque se encontraban de salud perfectamente, estaban sin escolarizar y presenciaba signos de pérdida de sociabilidad. Les instruyó en la fe evangélica y, según recogió OKDIARIO, cuando los agentes de Policía entraron en la casa, la mujer repetía a su hijo “Tu padre es el diablo”.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments