Connect with us

Economía

Alquilar en Madrid y Barcelona es un 80% más caro que en cualquier otra ciudad de España

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

Alquilar en Madrid y Barcelona es un 80% más caro que en cualquier otra ciudad de España



En 2020, el coste de la vida en Madrid y Barcelona fue casi un 20% mayor que la media del resto de las áreas urbanas de España. Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del informe publicado en la mañana de hoy por el Banco de España titulado “Un índice del coste de la vida en las ciudades españolas”.

«Los salarios medios en Madrid y Barcelona se sitúan en un 45% por encima de la media del resto de ciudades españolas»

El estudio, que tiene como autores a Víctor Forte-Campos, Enrique Moral-Benito y Javier Quintana, de la Dirección General de Economía y Estadística del Banco de España, tiene como objetivo paliar la escasez de información disponible sobre las diferencias en niveles de precios entre las distintas áreas geográficas de nuestro país.

Los autores han analizado la evolución de precios entre 2004 y 2020 para la elaboración de su informe.

Madrid y Barcelona, las más caras

“Hay divergencias significativas en el coste de la vida al que hacen frente los habitantes de distintas áreas urbanas españolas”, advierte el estudio.

En concreto, conforme a los resultados del análisis realizado, en el pasado año, el nivel de precios en las áreas urbanas con mayor coste de la vida, es decir, Madrid y Barcelona, superaba en hasta un 20% la media del resto de las ciudades de nuestro país. Así, a modo de ejemplo, el ciudadano medio de Madrid o Barcelona necesitaría 1.200 euros para tener el mismo poder adquisitivo que tendría el ciudadano medio del resto de las ciudades españolas con 1.000 euros. Además, aunque los salarios medios en Madrid y Barcelona se sitúan en un 45% por encima de la media del resto de ciudades españolas, dicha diferencia disminuye hasta el 21% una vez que se ajustan los salarios por su poder de compra.

Un joven sale del Metro de Sol en Madrid. (Foto: Ricardo Rubio/Europa Press)

Al hilo de lo anterior, según el estudio, en 2020 el coste de la vida en las áreas urbanas de Madrid y de Barcelona -las más caras de España- era un 31% mayor que en Elda-Petrer (Alicante), el área urbana con el menor coste de la vida.

Aumenta la diferencia

Según el repetido texto, la brecha entre las principales dos áreas urbanas de nuestro país y el resto de ciudades españoles se ha ido ampliando con el paso del tiempo. En particular, en 2004, la diferencia de precios entre las dos ciudades más caras y la más barata era del 22%, porcentaje que se ha incrementado hasta el 31% en el 2020.

“El tamaño de las áreas urbanas, medido en términos del número de habitantes, presenta una correlación muy elevada con el nivel de precios locales”, apunta el informe. De hecho, a modo de ejemplo, el coste de la vida en 2020 en una determinada área urbana era un 3,1% más elevado que en otra con la mitad de población. En cambio, en el año 2004 ese diferencial en el coste de la vida entre un área urbana y otra con la mitad de población era solamente del 2%.

«El coste de la vida en 2020 en una determinada área urbana era un 3,1% más elevado que en otra con la mitad de población»

El factor que, según el estudio, justifica una mayor proporción de las diferencias en el coste de la vida entre áreas urbanas, es el coste de la vivienda. Hay dos motivos para llegar a tal conclusión: por un lado, el capítulo de gasto con un mayor peso en el total es el correspondiente a alquileres, casi un 25% en el promedio nacional; y, por otro lado, las diferencias en el precio de los alquileres son notablemente mayores que en el caso de otros bienes y servicios. Nuevamente, a modo de ejemplo, el coste del alquiler de vivienda en las áreas urbanas de Madrid y de Barcelona era en 2020 un 82% mayor que en la media del resto de las áreas urbanas. Así las cosas, como consecuencia de ambas consideraciones, el gasto en vivienda explicaba en 2020 más de dos tercios de la diferencia de precios entre Madrid-Barcelona y el resto de las áreas urbanas de nuestro país.

Por último, se observan también diferencias significativas en los precios de algunos servicios, como los de hostelería o los de carácter sanitario. Según el Banco de España, la prestación de estos servicios incluye un factor muy importante de mano de obra y, por tanto, sus gastos están muy influenciados por el coste de la vida al que se enfrentan los trabajadores de esas ramas. De este modo, los niveles de los precios de estos servicios y los salarios del conjunto de las ramas se realimentan entre sí.

En cambio, “las diferencias de precios en otros bienes y servicios de consumo, como alimentación, vestido y calzado o comunicación son menos relevantes”, anuncia el informe. Según el mismo, la anterior conclusión se debe a que, en estos casos, los productos consumidos en un área urbana no tienen por qué haber sido producidos en ese lugar, y, por consiguiente, sus precios en distintas áreas tienden a igualarse.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments