Connect with us

Economía

El G7 da el visto bueno al impuesto de Sociedades global

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


Comentar

  • Las grandes tecnológicas tributarán un 20% de su beneficio.
  • El acuerdo del G7 establece un gravamen mínimo del 15%.


 

Las reuniones del G7 este fin de semana han culminado con un pacto histórico a través del cual se sentarán las bases para la aplicación de un impuesto de Sociedades global y evitar así las actuaciones en los paraísos fiscales. Los siete países aceptaron simultáneamente, después de diez años, la imposición de un gravamen mínimo del 15% para las grandes empresas. Aunque dicho porcentaje podría elevarse al 20% para aquellas empresas cuyos beneficios sean superiores a un margen de ganancia mínimo de un 10%.



Los primeros nombres en aparecer en la lista como posibles compañías afectadas por este impuesto han sido los de las grandes tecnológicas, como Facebook, Google y Amazon, aunque aún no está claro cuáles formarán parte de la misma. 

Las grandes compañías como Apple, Amazon, Google, Netflix y Microsoft emplean esta estrategia para ahorrarse millones de euros en impuestos. (Fuente: alamy.es).

Un dato relevante es que este nuevo impuesto global afectará a los beneficios globales en los territorios donde operan y no únicamente en el país dónde tiene su sede, como pasaba hasta ahora. En el acuerdo, destacan: ”Nos comprometemos a llegar a una solución equitativa sobre el reparto de los derechos de imposición, concediendo a los países del mercado derechos de imposición sobre al menos el 20% de los beneficios que superen un margen del 10% para las empresas multinacionales más grandes y rentables”.

En este sentido, Pedro Sánchez ha declarado a través de Twitter que: “avanzamos hacia un nuevo sistema fiscal para la era digital global. El #G7 llega hoy a un acuerdo histórico que permitirá una mayor contribución de grandes compañías mundiales. El objetivo: una mejor distribución de la riqueza para alcanzar mayores cotas de justicia social”.

La finalidad de este gravamen es prevenir que las grandes compañías trasladen su sede a otro territorio donde el trato fiscal sea más favorable, para hacerles pagar también en los países donde actúan. La idea de aplicar de manera general un 15% se sitúa por debajo del nivel más bajo del G7, aunque dicho porcentaje está por encima del impuesto de Sociedades que se aplica a día de hoy en países como Irlanda. Así, se trata de una primera medida para involucrar más a los actores internacionales.

Aunque hasta dentro de unas semanas no se conocerán las compañías afectadas por esta medida, si nos atenemos a los datos que facilita la OCDE anualmente, podemos observar que las grandes empresas como Apple, Amazon, Google, Netflix y Microsoft emplean esta estrategia para ahorrarse millones de euros en impuestos. Desde Fair Tax, el grupo activista, alegan que gracias a estas actuaciones, las grandes tecnológicas pueden haber ahorrado más de 100.000 millones de euros en impuestos entre los años 2010 y 2019. 

Tras salir a la luz la noticia acerca del acuerdo, algunas compañías tecnológicas han querido dar a conocer su opinión de manera pública. En este sentido, el jefe de asuntos globales de Facebook, Nock Clegg, ha celebrado la consecución del acuerdo declarando en su cuenta de Twitter: “Damos la bienvenida al importante progreso realizado en el G7”.

Aún faltan algunos pasos por dar, como cuándo comenzará a aplicarse la medida y de qué manera se adaptará a las distintas normativas locales. Pero además, la propuesta deberá ser discutida en el encuentro del G20 que tendrá lugar en Venecia en el mes de julio. Así, la intención es reforzar más si cabe la decisión para imponer el nuevo gravamen y evitar que los países con una tributación más baja puedan poner trabas para que se ponga en marcha el acuerdo.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments