Connect with us

Economía

En 2021 Pfizer duplicará sus beneficios y AstraZeneca ingresará un 30% más

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

En 2021 Pfizer duplicará sus beneficios y AstraZeneca ingresará un 30% más

  • Pfizer pronostica que el 25% de sus ingresos este año los generará su vacuna contra el coronavirus.
  • AstraZeneca ha vendido más de 3.000 millones de dosis de su vacuna en el mundo.
  • En 2020, Pfizer, registró un beneficio neto un 40,9% menor que en 2019.


Si hace unas semanas conocíamos la reducción de los beneficios de 2020 de la farmacéutica Pfizer, los pronósticos para este 2021 varían mucho de las cifras que plasmaron.

Y es que ni las farmacéuticas han podido escapar de la crisis generada por el Covid-19. En 2020 Pfizer registró un beneficio neto de 9.616 millones de dólares, lo que supone un 40,9% menos con respecto a las mismas fechas de 2019, pues así se expone en una nota para inversores anexo a los resultados económicos del último ejercicio y las previsiones para este 2021.



Sus ventas anuales aumentaron un 1,8%, hasta llegar a los 41.908 millones de dólares. Se incrementó la facturación en áreas como medicina, oncología y las ventas de vacunas, pero mermaron en el área de enfermedades raras. Por su parte, en el cuarto trimestre de 2020, la vacuna generó unas ventas de 154 millones de dólares.

Así, en el último trimestre de 2020, el beneficio neto que consiguió la farmacéutica norteamericana fue de 594 millones de dólares, frente a los 337 millones de dólares en pérdidas del año anterior. Además, las ventas en este último trimestre aumentaron un 11,8%, lo que supone 11.684 millones de dólares.

Pfizer tiene ya vendidas 600 millones de dosis para la Unión Europea (UE) y 300 millones para Estados Unidos, que conforman los dos grandes mercados de la farmacéutica. Mientras que más de 200 millones de dosis irán a parar a China y Japón. Su precio varía dependiendo de la zona, así, es de 17 euros para los norteamericanos y en torno a los 12 euros para los estados de la UE.

Logotipo de Pfizer en la bolsa de Nueva York. (Fuente: El Mundo)



Por su parte, la India ha sido la región por la cual AstraZeneca ha distribuido la mayor parte de sus dosis, además de tener comprometidas más de 1.000 millones de dosis, aunque Estados Unidos, la Unión Europea y Reino Unido son otros de sus focos de producción más relevantes. Es conocido, al menos en Europa (los precios son públicos), que el precio de la dosis no llega a tres euros, superando la producción los 3.000 millones de dosis en el mundo.

El negocio de estas multinacionales va más allá

Si hace unos meses las previsiones de los analistas sugerían un descenso del 3% en los beneficios de Pfizer para 2021 con respecto al año anterior, el cambio de tendencia se debe a la sobrevalorización de los resultados que se pronosticaban para 2020. Pensaban que los beneficios estarían a la par con los del año 2019, pero terminaron siendo un 41% más bajo.  «En general, los resultados de finales de 2020 fueron mixtos, con ventas más altas de lo que esperábamos y los gastos fueron mucho más altos de lo que habíamos pronosticado», aclara uno de los analistas, Mizuho Securities.

Una aclaración a las cuentas de estas multinacionales viene dada por el músculo de cartera del que gozan, cuyo análisis difiere de otras compañías como Moderda o Novamax, para las cuales su evolución empresarial dependerá, en gran medida, de la venta de la vacuna.

La multinacional norteamericana (Pfizer) posee grandes blockbuster en el mercado, junto con otras moléculas con una capacidad de crecer importante. Es por ello que productos como el antitumoral Ibrance supone unos ingresos de 1.436 millones de dólares, o el anticoagulante Eliquis aumentó sus ventas hasta generar 1.262 millones de dólares. Pudiendo extender además la patente del primer fármaco hasta 2027, según comentó la farmacéutica.

La historia de AstraZeneca no dista mucho de la de Pfizer. A pesar de no haber realizado aún el balance anual, el tercer trimestre sirvió para darnos cuenta de que las ventas de sus medicamentos estrella seguían a buen ritmo. Tagrisso, uno de dichos medicamentos, vendió 1.200 millones hasta septiembre, por otro lado con Imfinzi, generó 550 millones aunque la UE no lo aprobó hasta el mismo mes.

Además, la farmacéutica británica tiene medicamentos como Farxiga, que ya está asentado en el mercado, y que generó unos 800 millones.

Los inversores no confían en las vacunas

El precio de las acciones en bolsa de la farmacéutica norteamericana y británica está lejos del interés que suscitan a los inversores el crecimiento de Moderna o Novamax generado por las vacunas, aunque las vacunas de las dos primeras multinacionales estén autorizadas por los reguladores sanitarios en el mercado y ya se estén comercializando por todo el mundo.

La sesión dejo clara esta situación, los títulos de AstraZeneca caían un 1% desde comienzos de año, mientras que para Pfizer la caída anual registraba un 5,5%.

A pesar de todo ello, FactSet recomienda, a través del consejo de analistas de bancos de inversión, comprar acciones de AstraZeneca y no vender las de Pfizer, ya que los títulos de estas compañías se sitúan aún por debajo de los máximos que registraron el año anterior.

Las de AstraZeneca se encuentran un 30% por debajo del precio más alto que firmaron a lo largo de 2020. Por su parte, la compañía norteamericana se sitúa aún un 21% por debajo de sus máximos más recientes. Cabe decir, que ahora la OMS ha dado el visto bueno para que la vacuna británica pueda ser inoculada en todos aquellos adultos que tengan más de 18 años.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments