Connect with us

Economía

Este verano podrían reducirse a la mitad los trabajadores en ERTE

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


Comentar

  • Actualmente hay unos 470.000 afectados por ERTE.
  • Al menos 170.000 empleos podrían no ser recuperables, la mayoría relacionados con el comercio.


 

El mercado laboral de nuestro país sigue mejorando sus expectativas después de haber dejado atrás la tercera ola del coronavirus, del fin de las limitaciones a la movilidad y los avances en la vacunación. A esto hay que añadir que la prórroga de los Expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE) ayuda a que los afectados por estos expedientes comiencen a salir de situación de suspensión. La previsión del Gobierno pasa por que se reduzcan a la mitad los 470.000 trabajadores que actualmente están afectados por los ERTE. Aunque según los datos facilitados, al menos 170.000 de esos empleos podrían no ser recuperables.



A pesar de las dificultades sobrevenidas por la pandemia, el Gobierno esta contento con los avances en el ámbito laboral. En este sentido, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, declaró que este mes de junio puede ser un mes “extraordinario” para el empleo, pues se espera que crezcan los afiliados en aproximadamente 150.000 personas. Aunque esta estimación se ajusta a la estacionalidad, el ministro opina que al menos unos 50.000 afiliados serán de sectores como la industria o la educación. 

El número de trabajadores afectados por los ERTE ha caído de los 638.283 con que finalizó abril a 470.000. (Foto: Economist & Jurist).

Además, dio a conocer el ritmo de salidas diarias de los ERTE, que ha pasado de las 3.000 por jornada en el mes de mayo a cerca de 10.000 en este mes de junio. Este aumento podría deberse a la entrada en vigor de la nueva prórroga de los ERTE que está vigente desde el 1 de junio y que fue avalada ayer por el Congreso de los Diputados. En esta nueva prórroga, se han incluido medios para fomentar la vuelta de los trabajadores a sus empleos, con bonificaciones a las empresas, aunque desde la patronal pedían que dichas ayudas se destinaran a las empresas que siguen sin poder reactivar sus plantillas.

De hecho, el número de trabajadores afectados por los ERTE ha caído de los 638.283 con que finalizó abril a los 470.000 que se encuentran en esa situación actualmente.

Según los datos del Ministerio, esta mejora se está notando en mayor medida en los ERTE de limitación o impedimento y en aquellos que afectan a los sectores ultraprotegidos. Así, resaltan las buenas actuaciones de las actividades relacionadas al turismo.

El hecho de que el número de trabajadores afectados pueda reducirse a unos 200.000 supone un gran logro si se tiene en cuenta que hasta 3,6 millones de trabajadores se vieron en esta situación en el mes de abril de 2020, en pleno confinamiento, y que en enero de este año eran unos 700.000 los afectados, cifra que aumentó en el mes de febrero con la tercera ola hasta rozar el millón de afectados. Por lo tanto, a día de hoy tan solo un 15% de esos trabajadores continúan en ERTE, como matizó ayer en el Congreso la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Por otro lado, entre 160.000 y 170.000 empleos afectados por los ERTE podrían no ser recuperables, según las estadísticas del Ministerio. Afectaría en mayor medida al ámbito del comercio, uno de los menos favorecidos y en el que la Seguridad Social apenas cubre las cuotas, aunque el Ministerio de Trabajo abona a los afectados parte de la prestación por desempleo correspondiente.

El Gobierno se plantea si será necesaria una nueva prórroga al finalizar el verano y no descarta que exista una cobertura subsidiaria y con una fecha concreta para acabar con los ERTE y comenzar un nuevo modelo relacionado con la formación que quiere poner en marcha a partir de 2022 utilizando los medios del paquete Next Generation.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments