Connect with us

Noticias Jurídicas

El caso de Borja Escalona: consecuencias judiciales de sus actos

"La lista de delitos que ha cometido es larga y la situación procesal en la que se encuentra es más que delicada"

Foto: YouTube

María González Villasevil

Redacción editorial E&J




Tiempo de lectura: 4 min



Noticias Jurídicas

El caso de Borja Escalona: consecuencias judiciales de sus actos

"La lista de delitos que ha cometido es larga y la situación procesal en la que se encuentra es más que delicada"

Foto: YouTube



El nombre de Borja Escalona se ha viralizado en los medios de comunicación y en las redes sociales durante los últimos días. Se trata de un youtuber que se dedica a crear vídeos y compartirlos, cuyo contenido es más que de dudoso gusto: molesta a la gente con el fin de hacerse viral.

Se trata de un creador de contenido ciertamente peculiar y polémico, especialmente con el último vídeo que ha compartido en su canal de YouTube, el cual ya le han cancelado dos veces.



El último vídeo que ha grabado para la red social es el motivo por el que Escalona está acaparando la atención de los medios de nuestro país. El joven acude a un bar de empanadillas de Vigo donde se le ve a él comiéndose una empanadilla y felicitando a la empleada del local por lo bueno que está el producto.

Sin embargo, el problema viene cuando la empleada del local le pide que abone el precio del producto que ha pedido, pero Borja pretende irse del bar sin pagar, excusándose en que él está publicitando gratis ese negocio y a cambio tiene derecho a “comer gratis”.



Cabe destacar que, en ningún momento previo a que esto ocurriera se había producido un trato o un contrato entre el youtuber y la dueña del local para que este fuese allí y publicitase el sitio pese a que a él se le escuche decir lo contrario en el vídeo: “¿Qué quieres que te pague esto? Yo no pago, yo como gratis, te lo he dicho antes de meterme la empanadilla en la boca, si te pago lo que os va a llegar es una factura de 2.500 euros por la promoción que os acabo de hacer”.

Durante esos segundos de discusión entre el protagonista y la empleada, quien solamente hacía su trabajo y le estaba pidiendo que abonase la cantidad que debía, el youtuber comenzó a decir a sus seguidores en el vídeo: “No vayáis a poner reseñas negativas a este local”, con el fin de intimidar a la camarera, y finalmente lo consigue.

El youtuber Borja Escalona deberá enfrentarse a las consecuencias legales que tienen sus acciones (Foto: YouTube)

¿Qué delitos ha cometido?

Este sujeto ha estado jugando en la fina línea que separa lo legal de lo ilegal durante el tiempo que ha estado creando contenido y compartiéndolo en las redes sociales. Nuevamente se tendrá que sentar en la sala judicial para responder ante la ley por sus actos. La cuestión es a qué se enfrenta.

La lista de delitos que ha cometido es larga y la situación procesal en la que se encuentra es más que delicada. Borja ha sido denunciado en varias ocasiones y condenado por diferentes delitos leves.

Hace tan solo dos meses Escalona fue condenado por amenazar en redes sociales a Dani Alpe, un tiktoker. Alpe se ofreció en un primer momento para ayudar al youtuber a que creciese el número de seguidores en su canal, pero cuando vio el tipo de contenido que Borja subía decidió dejar de hacerlo, algo que no gusto a este y comenzó a acosarle y enviarle mensajes con frases violentas como que le iba a “pegar dos bofetones” o a “romper la cara”. Tras la denuncia y el juicio, Borja fue condenado como autor de un delito leve de amenazas.

También ha sido condenado por delitos de lesiones leves a raíz de otro vídeo que grabó y en el cual arrojó una maquinilla de afeitar a una señora mayor, quien tuvo que recibir asistencia médica por el golpe.

Borja Escalona presumía en los vídeos de su canal de colarse en campos de futbol sin pagar (Foto: YouTube)

No es amenaza, sí coacción

Lo cierto es que como en el vídeo no se escucha que Escalona conminase a la empleada del local no podría ser juzgado por un delito de amenaza porque no está usando la violencia, pero sí que se produce cierta intimidación hacia la camarera, quien se ve presionada por miedo a recibir malas criticas y poder perder su trabajo, posiblemente no se consideraría intimidación grave, por lo que sí que podría ser juzgado por un delito leve de coacciones, pero no de amenaza.

El motivo es que Borja juega con la palabra. En ningún momento dice que vaya a pedir a sus seguidores que pongan reseñas negativas, sino todo lo contrario “No le vayáis a poner comentarios negativos en Google”, por lo que da a entender que va a hacerles mala publicidad si le hacían pagar la cuenta.

Por lo que sí que podría ser juzgado por el artículo 197.7 del Código Penal, el cual regula el delito de revelación de secretos y la difusión de la imagen cuando esa imagen se ha usado en un medio público en el que se te puede identificar y, además, está siendo utilizada para menoscabar la intimidad de esa persona y vulnerar su intimidad.

A raíz de este altercado ha habido afectados de otros vídeos que han decidido tomar acciones judiciales contra él por sus grabaciones, como es el caso de diversos clubes de fútbol a cuyos estadios se colaba Escalona sin pagar entrada, en concreto la Real Sociedad y el Valencia CF quienes han anunciado que ya han interpuesto las denuncias, aunque serían más los campos a los que supuestamente accedió de manera gratuita según se jactaba él mismo en sus vídeos.

3 Comentarios
3 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
5 meses atrás

Borja Escalona o el uso de las redes sociales para hacer daño

Nombre
Vix 37
Last edited 5 meses atrás by Redacción
Admin
Redacción(@pcapel)
5 meses atrás

Este tío es un impresentable y merece sentarse en el banquillo.

Nombre
Raúl
Anonymous
4 meses atrás

Si de verdad hay justicia en este país, el trullo ha de ser su destino.

Nombre
Yurena