Connect with us

Noticias Jurídicas

Falso dentista de Avilés: el fiscal ha elevado la acusación

AUTOR
E&J
Tiempo de lectura: 4 min

Publicado

Antecedentes: “Falso dentista se sentará mañana en los Tribunales tras causar lesiones a un paciente“.

El 27 julio de 2015 el fiscal, en la legitimación que le es propia, presenta denuncia contra el Acusado en base a las siguientes consideraciones:

La victima fue atendida en marzo de dicho año como paciente odontológico, el acusado le realizó varios implantes sin estar dado de alta en el colegio de odontólogos y estomatólogos de Asturias. Tales hechos revisten carácter de delito de Intrusismo (articulo 403 del código penal)

Presidente del ilustre colegio oficial de odontólogos y estomatólogos de Asturias, presenta escrito, poniendo en conocimiento de la denuncia de la víctima en referencia a la intervención que le realizó el acusado sin tener la titulación de Médico odontólogo-estomatólogo





El 16 de enero de 2015 tiene entrada en este colegio la denuncia formulada por el paciente afectado en base a los siguientes hechos:

  • En marzo de 2014 un comercial de material odontológico, comenta al afectado que conoce a una implantólogo que podría colocarle implantes a un precio económico. El comercial además añadió que ya se los había colocado a su mujer y que estaba muy contenta con ellos.
  • El paciente concierta cita con el falso implantólogo, la colocación de implantes, tiene lugar en la clínica de un tercero. Los dos participaron en la intervención, el primero poniendo 10 implantes y el segundo aplicando la anestesia y suturando la encía al finalizar la intervención. El cliente pagó 600 euros por cada implante, pero a los cuatro días se comenzaron a caer.
  • En mayo de 2014 concierta una nueva cita con el falso dentista, en otra clínica, que presta sus instalaciones para una nueva intervención, esta vez para regenerarle el hueso y ponerle cuatro implantes, pagando previamente la cantidad de 2500€ en la intervención también participan la doctora propietaria de la clínica y su enfermera, aplicando la anestesia al paciente y sajándole la encía y el falso odontólogo poniéndole los implantes. La doctora, le cierra la encía y queda pendiente pedir cita para otra intervención en la que acabarían de ponerle los implantes.
  • El paciente fue citado en una cafetería en la el falso odontólogo le pidió más dinero para pagar los implantes que le faltaban. A partir de ahí, se sucedieron las llamadas para solicitar una nueva cita, pero poco antes de las horas convenidas, estas eran anuladas con la excusa de que debía atender a otros pacientes. Ante la gravedad de los hechos el colegio de odontólogos cita al paciente afectado para que pueda exponer con más detalle los hechos de su denuncia, compareciendo el 23 de enero de 2015 en la sede colegial, para confirmar los hechos y añadir, que además el acusado, se jactó cuando le colocó los primeros implantes, de viajar por toda España, para atender a otros pacientes.
  • El Colegio, además, se pone en contacto con la empresa en la que trabaja el denunciado y descubre que le han echado y además le han denunciado por estafa, al quedarse con pedidos de material odontológico para implantes, que supuestamente él comercializaba para dentistas, que nunca los recibieron y que además al devolver su móvil de trabajo a la empresa, recibieron en estas numerosas llamadas de pacientes afectados por sus intervenciones. Y que facilitará dichos nombres ante la policía, juzgado u organismo oficial que le requiera al respecto.
  • El 27 de enero de 2015 se recibe en el Colegio de odontólogos de Asturias un documento del responsable de dicha empresa, ratificando los hechos e informando de que hay más pacientes afectados.




Además, se aporta información encontrada en internet, en la que el acusado impartía cursos patrocinados por la empresa de implantología, talleres prácticos con cirugía guiada, en diversas ciudades españolas, algo fuera de todo lugar, ya que sólo era delegado comercial de la empresa y no médico titulado.

Dado que los hechos denunciados podrían ser constitutivos de un delito de intrusismo profesional, ya que el acusado se hizo pasar por dentista, atendiendo a pacientes por todo el territorio español, sin título de médico especialista en Estomatología o licenciado en odontología, lo que además entrañaría un riesgo grave de salud para la población. Por lo que se da traslado de dicha denuncia a las autoridades competentes, al haber actuado el acusado en todo el territorio Nacional, se ponen los hechos en conocimiento no sólo de la Consejería de salud del Principado de Asturias sino también de la Fiscalía y Policía Nacional.

Tras dos días de intenso juicio y la presentación de pruebas periciales y testificales, en las que ha aparecido otro paciente, como testigo al que casi le realiza el acusado una intervención para colocarle unos implantes, pero que desistió al percibir que “notaba algo raro” y que no se fiaba de su profesionalidad. Durante el juicio se han acreditado todas las lesiones producidas a la víctima y aunque se trataba de un caso médico complejo, ha quedado claro, que perdió los implantes e incluso piezas dentales debido a la mala praxis aplicada por el supuesto dentista, ya que los implantes se habían colocado mal, lo que le ha provocado lesiones posteriores en la boca, e incluso daño en el hueso.

El fiscal ha elevado la acusación pidiendo que la condena por lesiones e imprudencia grave se haga extensiva al doctor, que colaboró en la intervención en la que se le colocaron los implantes a la víctima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *