Connect with us

Estilo de Vida

El incendio fantasma que ha sacudido Madrid

Las condiciones meteorológicas son responsables de desplazar cientos de kilómetros el humo y el olor a quemado

Vista de la Plaza de España y la Catedral de la Almudena con humo. (EFE-Mariscal)

Redacción editorial E&J

Tiempo de lectura: 3 min



Estilo de Vida

El incendio fantasma que ha sacudido Madrid

Las condiciones meteorológicas son responsables de desplazar cientos de kilómetros el humo y el olor a quemado

Vista de la Plaza de España y la Catedral de la Almudena con humo. (EFE-Mariscal)



Como cuando la onda expansiva de un terremoto se deja sentir a cientos de kilómetros, esa es la sensación con la que amaneció ayer la ciudad Madrid. Y es que, un olor a quemado y una neblina invadió la capital española, provocando la incertidumbre de sus residentes. Lo curioso de este asunto es la procedencia del fenómeno que viene, ni más ni menos, de otro país.

A las 09.00 horas del martes, el 112 comenzó a recibir numerosas llamadas procedentes de la provincia de Madrid, concretamente de las localidades de Guadarrama y Alpedrete. Los vecinos comenzaron a avistar una neblina de origen desconocido y cierto olor a quemado que hicieron despertar sospechas de que había un incendio activo cerca de la zona. Las llamadas no cesaron en todo el día, llegando a registrarse hasta 380 avisos.



Los meses de verano son caldo de cultivo para que se produzcan incendios en nuestro país. Sin embargo, en esta situación, la procedencia del incendio no correspondía con una ubicación cercana a donde se creía en primer momento.

La neblina y el olor a quemado eran origen de un incendio en Portugal, el cual se originó en el pueblo Lageosa de Raia, ubicado junto a la frontera entre ambos países, al este de Casillas de Flores (Salamanca).

Un bombero lucha por apagar las enormes llamas de un incendio forestal cerca de Boavista (Portugal).Paulo Novais/ EFE

Circunstancias meteorológicas

La razón por la que el resultado de dicho fenómeno logró llegar hasta Madrid fue la dirección y la fuerza del viento que consiguió atravesar la mitad de la Península, llevando hasta el centro del territorio un cóctel de partículas muy finas que enturbian los cielos y que pueden incluso complicar la respiración de algunas personas con un perfil de salud delicado.

Los motivos que llevaron a que esto sucediera son circunstancias meteorológicas. El fuerte viento que soplaba del oeste hizo que el aire caliente se elevase a la atmósfera y eso permitió que el humo avanzase con mucha velocidad. En este caso consiguió recorrer de 325 kilómetros, aproximadamente, la distancia que separa la capital de la zona donde comenzó el incendio el pasado domingo.

No se descarta que los hechos del martes se repitan esta semana ya que, las autoridades aún no han conseguido extinguir el incendio forestal que está arrasando la Serra de Estrela, donde por el momento ya llevan quemadas más de 17.000 hectáreas.

El fuerte viento del oeste hizo que el incendio de Portugal llegase a Madrid no fuese el único que se hizo notar ayer en otras zonas. El humo de otro incendio activo, esta vez en Alicante también dejaron rastro en la isla de Mallorca donde el la neblina y el olor a quemado se hicieron presentes, ya que, pese a que en este caso el viento procedía del sureste, era intenso y giró con velocidad hacia el oeste.

(Foto: Archivo)

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments