Connect with us

Estilo de Vida

Winter is coming: 8 consejos para ahorrar energía en el hogar

El verano está llegando a su fin, la bajada de temperaturas ya empieza a notarse y el aumento en las facturas también

(Foto: E&J)

Redacción editorial E&J

Tiempo de lectura: 3 min



Estilo de Vida

Winter is coming: 8 consejos para ahorrar energía en el hogar

El verano está llegando a su fin, la bajada de temperaturas ya empieza a notarse y el aumento en las facturas también

(Foto: E&J)



Tras meses pidiendo una tregua de las altas temperaturas que han estado azotando al país, el verano está llegando a su fin y eso significa muchas cosas: cambio de armario, las calles llenas de hojas secas y tazas de chocolate caliente, pero también otras no tan agradables, como el aumento del precio en las facturas.

Este año se han dado precios históricos en la luz y el gas, pero eso no significa que ya se haya alcanzado su máximo, sino todo lo contrario, se espera que este invierno se vuelvan a registrar precios tan, o más, elevados. Por eso, es recomendable poner en práctica algunos consejos que te pueden ayudar a ahorrar energía y dinero en casa.



  1. Acaba con el consumo silencioso

Los aparatos eléctricos, aunque no se estén usando, si están apagados o en modo standby pero se mantienen enchufados, continúan consumiendo energía, por eso es importante desconectarlos cuando no los vayamos a usar. Esto puede ayudarnos a ahorrar hasta un 10% en la factura mensual.



«Es importante desconectarlos cuando no los vayamos a usar» (Foto: E&J)

  1. Sustituye los electrodomésticos

Si tenías en mente cambiar algún electrodoméstico del hogar, este es el momento perfecto para hacerlo. Los aparatos con etiqueta energética A reducen la factura de la luz al hacer un uso más eficiente de energía, además de tener menos impacto para el medioambiente.

Del mismo modo, opta por cambiar las bombillas y empezar a usar las de bajo consumo o led. Aunque su precio es más elevado, su vida útil es superior y emplean menos cantidad de electricidad.

  1. Utiliza apps para guiarte

Gracias a las nuevas tecnologías hoy en día existen numerosas aplicaciones informáticas disponibles que te ayudan a controlar lo que estás gastando en luz y en gas y también, ofrecen información útil como las franjas horarias en las que el consumo es más barato.

  1. El termostato regulable, un aliado

Lo recomendable en invierno es mantener el hogar entre 19 y 21 grados, por eso lo ideal es usar un termostato. Este aparato te permite programar la calefacción por zonas y franjas horarias y cuando la vivienda alcance la temperatura programada, la calefacción dejará de funcionar.

  1. No bloquees el calor

Los radiadores son los encargados de desplegar el calor por el hogar, pero un mal uso de ellos supone un obstáculo para que logren que la casa alcance la temperatura deseada. Deben mantenerse limpios, purgarlos antes de comenzar a darles uso y, por supuesto, no poner ningún objeto o elemento alrededor suya, como los cubre-radiadores, la ropa tendida o muebles.

«No poner ningún objeto o elemento alrededor suya, como los cubre-radiadores, la ropa tendida o muebles» (Foto: E&J)

  1. Lavar la ropa con agua fría

La lavadora es uno de los electrodomésticos del hogar que más energía consume, sólo un 11,8% del total que pagamos mensualmente en la factura de la luz corresponde a la actividad de la lavadora. Calentar el agua para lavar la ropa es uno de los motivos por los que su consumo es tan elevado por eso, es aconsejable lavar la ropa con agua fría, sin que ello signifique un problema para quitar la suciedad ya que hoy en día existen detergentes específicos para el tratamiento de las prendas.

  1. El buen aislamiento de la vivienda

Las fugas de aire en las puertas y en las ventanas no pueden existir si lo que se desea es tener un consumo energético eficiente. Un remedio económico es colocar burletes en los bordes de la ventana, sellándola herméticamente y evitando que se den filtraciones de aire frío.

  1. Contrata tu tarifa ideal

Cada hogar tiene unas necesidades y un estilo de consumo eléctrico característico y propio, por lo que existen diferentes tipos de tarifas disponibles para contratar en base a la potencia demandada. Compara que resulta más económico para tu vivienda, si una tarifa fija o una variable pues, dependiendo de cada opción podrás ahorrar en la factura mensual.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments