Connect with us

Economía

Preocupación de los notarios ante el aumento de las renuncias a la herencia en 2021

Redactor de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 4 min



Economía

Preocupación de los notarios ante el aumento de las renuncias a la herencia en 2021

  • Debido al aumento de la mortalidad y la recesión se cree que la cifra podría alcanzar su punto más alto.
  • Los rechazos llegarían debido al miedo a las deudas y el pago de tributos.


Tras la aparición del Covid-19, la pandemia ha desatado un aumento de la mortalidad en España, lo que ha reportado un considerable retraso en la tramitación de documentos y ello ha causado una recesión económica a nivel mundial. Este conglomerado de sucesos, según temen los notarios, traerá consigo una gran cantidad de renuncias a herencias a lo largo de 2021, que podrá batir récords, ya que los beneficiarios tienen miedo a recibir más obligaciones tributarias y deudas que beneficios ante el marco que supone la crisis generada por el coronavirus.

Así lo resume el periódico Cinco Días, que destaca que cuando hay crisis económica, aumentan las renuncias de herencias. «Desde 2007 a 2019 han ido aumentando”, ilustra Concepción Barrio, vicedecana del Colegio Notarial de Madrid.



Mientras que la aceptación de herencias se ha situado entre 260.000 y 320.000 al año, el número de rechazos a estas ha llegado a multiplicarse por cuatro en el mismo tiempo. En 2017 se encontraban en 11.000 pero aumentó a 47.421 en 2019, según los datos del Consejo General del Notariado. La cifra aumenta cada año, solo en 2013 llegó a subir un 24%.

El factor decisivo es, lógicamente, el principio de sucesión universal, explica Ignacio Gomá Lanzón, notario de Madrid, por el que “los sucesores de una persona reciben el activo y también el pasivo, es decir, sus deudas”, a las que deben hacer frente con “el patrimonio propio”. “Ello combinado con una crisis económica de la envergadura de la de 2007-2008 ha hecho que, en ocasiones, recibir herencias sea recibir deudas”, relata.

El porcentaje de renuncias a herencias está aumentando significativamente (FUENTE: E&J)

Es aquí donde entran en juego dos variables fundamentales: por una parte las deudas que lega el fallecido, que suelen ser más abultadas en un contexto de crisis económica, y por otra parte, el pago del Impuesto de Sucesiones y, en el caso de que se hereden bienes inmuebles, el de la plusvalía municipal.

Tras el fallecimiento de quien lega, el beneficiario tendrá seis meses para liquidar la factura tributaria, la cual puede resultar imposible de satisfacer para aquellos herederos que no tienen liquidez. “Puede ocurrir que en la herencia haya un piso de mucho valor, pero si no hay dinero líquido no puedes pagar el impuesto”, ilustra la vicedecana de Madrid, que matiza que aunque regiones como la suya aplican fuertes bonificaciones entre familiares directos, esta ventaja fiscal no se da en todos los casos ni en otras regiones.

La pandemia ha causado, además, un exceso de mortalidad de algo más de 80.000 personas entre marzo y diciembre de 2020

En este periodo se registraron 391.400 fallecimientos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aún así, el número de renuncias a herencias se redujo un 6,4% interanual en el ejercicio, su primer descenso desde 2007.

Este descenso se dio en todo tipo de documentos notariales. La firma de testamentos se redujo un 3,8%, a pesar de que debido a la emergencia sanitaria aumentó el interés por esta figura, situándose en 616.561 firmas. Por su parte, las aceptaciones de herencias se redujeron un 7%, situándose en 297.948. La aclaración a esto es que “en los meses de confinamiento domiciliario estricto se priorizaron operaciones urgentes, y las que no lo eran quedaron pospuestas, unido a que las comunidades autónomas adoptaron medidas para ampliar los plazos de liquidación de impuestos, lo que permite suponer que muchos herederos han dejado para más adelante la decisión de aceptar o repudiar la herencia”, relata Teresa Barea, decana de los notarios andaluces y portavoz nacional del ramo.

“En 2021 se va a producir un incremento de renuncias”, expone Barea, aunque deja en el aire que la cifra bata el récord de 2019 ante la posibilidad de que un nuevo confinamiento total vuelva a paralizar las operaciones. “Este año seguramente aflore en los números ese incremento de mortalidad” de la pandemia, así como “todas las operaciones que se han pospuesto en 2020”, por lo que “si parece que en 2021 vamos a tener un importante número” de renuncias a herencias, concuerda Barea.

El gremio de notarios muestra su preocupación por la renuncia de herencias (FUENTE: Economist & Jurist)

Abogados y notarios analizan la situación

José Antonio Ferrer, abogado del despacho Ferrer Asociados de Jávea, da a conocer que la razón fundamental que lleva a repudiar una herencia es que suponga más deudas que beneficio. «El motivo de las deudas es el principal y mayoritario, pero no es el único» analiza este abogado especialista en sucesiones, que declara que «también se renuncia por liberalidad, por ejemplo, dos hermanos donde uno no tiene apenas patrimonio y el otro tiene mucho, éste repudia la herencia y aquél se beneficia de la totalidad”.

Además, para conocer si conviene o no repudiar una herencia existe «el derecho a deliberar, que sirve para examinar el estado de la herencia, antes de decidirse por la aceptación o repudiación de la misma» aclara Ferrer. Tiempo para conocer y valorar si la herencia puede generar deudas en tu patrimonio.

En relación a esto, los notarios apuntan que, sin embargo, hay una vía que no compromete el patrimonio propio en caso de aceptar la herencia: la aceptación a beneficio de inventario. Este camino implica liquidar el pasivo del testamento únicamente con los activos que contenga. A día de hoy, puede tramitarse en la notaría sin mayor coste que una usual, pero hasta 2015 exigía acudir al juzgado con abogado y procurador. Es probable que por el desconocimiento se sellen únicamente 800 de ellas al año, dicen los notarios, pues así es posible aceptar una herencia sin cargar con sus deudas.

Por tanto, más allá de las creencias generalizadas, una herencia no es siempre sinónimo de aumento del patrimonio, ya que al aceptar las propiedades, bienes o el dinero, también se aceptan las cargas y las deudas. Tener conciencia de ello puede ahorrarte malos momentos.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments